La violencia no cede terreno en Colombia

suministradas / EL NUEVO DÍA
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍACali es la ciudad con mayor afectación con 430 homicidios en el 2022, seguida por Bogotá con 282 casos, Medellín con 108, Barranquilla con 160 y Cartagena con 132.
Al parecer, el narcotráfico, la luchas por el control territorial para la venta de estupefacientes y los ajustes de cuentas entre organizaciones criminales, serían algunas de las causas de los asesinatos de los recientes días.
PUBLICIDAD

A pesar de la propuesta de “paz total” del Gobierno Nacional, y los mensajes de buena voluntad de las bandas de crimen organizado, las matanzas no frenaron en Colombia con la llegada de Gustavo Petro al poder.

Desde su posesión, el pasado 7 de agosto, el país ha padecido 11 matanzas: ocho triples homicidios y tres cuádruples homicidios.

Los episodios más recientes ocurrieron el pasado 26 de agosto, con el asesinato de tres indígenas en el sector La Puerta del municipio Cumbal, en Nariño; el 27 de agosto en el barrio Pueblo Nuevo, de Cúcuta, un grupo de sicarios masacró a cuatro hombres; ese mismo día en el barrio Montes, de Barranquilla, mataron a bala a otros tres ciudadanos en las afueras de un establecimiento público.

Otro de los asesinatos más sonados fue el de cuatro personas que fueron abandonadas dentro de una camioneta blindada en una vía de las afueras de Bogotá, el pasado 18 de agosto. Una de las víctimas, con disparos en la cabeza, fue un expolicía vinculado con negocios de narcotráfico.

Esta es justamente la causa principal de esos homicidios, según las investigaciones preliminares, los ajustes de cuentas ligados al tráfico de drogas.

El conteo de masacres sigue siendo un asunto polémico en Colombia. Mientras que para varias ONG se cuentan a partir de tres víctimas, para el Instituto de Medicina Legal, que documenta toda clase de muertes en el país, se registran a partir de cuatro muertos en un mismo hecho.

Aún así, estos asesinatos siguen reflejando que, sin importar los cambios de gobierno, la violencia es una constante en el país. La ONG Indepaz señala que en esas 11 matanzas en total fallecieron 36 personas.

A estos asesinatos, se suma  el de dos periodistas, hechos ocurridos en la madrugada del domingo cuando el periodista Leiner Montero y Dilia Contreras, regresaban de cubrir las fiestas patronales de Santa Rosa de Lima, en Fundación, Magdalena, cuando fueron abordados en su automóvil por dos hombres en motocicleta que los mataron a tiros.

 

Llamado de Petro 

El presidente Gustavo Petro se pronunció sobre este último hecho en su cuenta de Twitter: “Rechazo con vehemencia el asesinato de los periodistas Dilia Contreras y Leiner Montero, en Magdalena. Le pido a la Fiscalía una investigación urgente para encontrar a los responsables de este crimen porque, en Colombia, la prensa debe tener las garantías para hacer su trabajo”.

Y en otro trino manifestó: “también le he pedido al ministro de Defensa garantizar la protección de la vida de los colombianos en todo el territorio. Colombia no puede ser el país de las masacres, esa historia de sangre debe quedar atrás”.

 

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios