“Él siempre quiso ser policía”: papá del único policía que sobrevivió a masacre, ¡doloroso!

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Pese a que se creyó que habían sido ocho los muertos en el ataque, uno de ellos, el auxiliar Gustavo Esquivel, sobrevivió.
PUBLICIDAD

Aunque la magnitud del ataque contra la Policía en Neiva (Huila) hizo creer que habían sido ocho los uniformados muertos, hubo un sobreviviente: el auxiliar Gustavo Esquivel resistió a la detonación de la camioneta en la que se desplazaba con sus compañeros y a las ráfagas de fusil que, presuntamente, ultimaron el funesto episodio el viernes.

Este “milagro”, como lo han catalogado sus familiares, causó gran impacto en el padre, Jesús María Esquivel, quien le contó a medios que su hijo le dijo en varias ocasiones que tenía miedo de trabajar en la zona, dado que “era peligrosa y no sabía qué podía pasar”.

Así mismo, el hombre relató que Gustavo se refirió en días pasados a un suceso en el que “habían tenido un altercado con los civiles y los habían amenazado”, pero no le dio muchos detalles del hecho.

Jesús María tiene cuatro hijos y Gustavo es el segundo, un hombre “muy educado” y “muy sencillo”. “Mi hijo es un milagro de Dios y no me gustaría que siguiera en la institución”, aseguró tras el atentado en el que murieron dos intendentes, dos patrulleros y tres auxiliares de la Policía. “Él siempre quiso ser un policía, me decía que estaba bien, que le tocaba muy duro estar en los entrenamientos”, relató el padre, agradeciendo a Dios que volverá a ver su hijo.

A estas palabras se sumó el hermano de Gustavo, Edwin Esquivel, quien le dijo a Semana que ya vio al uniformado y no tiene heridas de gravedad, permanece estable y está en shock. Gustavo está siendo atendido en la clínica de la Policía en Neiva, donde “está recuperándose y no ha dicho nada”, le dijo Edwin al medio nacional, señalando que tampoco le mencionó el suceso “para no traumatizarlo más”.

El padre señaló que “él sentía mucho temor porque allá era muy difícil la situación, decía que era una zona peligrosa y no se sabía que iba a pasar”, para la Bu Radio.

Para hacer frente al atentado, ocurrido en la tarde del viernes, el presidente Gustavo Petro viajó en la noche del mismo día hacia Huila para liderar un Puesto de Mando Unificado (PMU) en compañía del director de la Policía Nacional, mayor general Henry Sanabria, y de los ministros de Defensa y del Interior.

Al municipio también se dirigió un grupo especializado de la Fiscalía. Se trata de un equipo técnico-científico conformado, según anunció el ente investigador, por tres fiscales especializados, un líder investigador, seis investigadores de apoyo, dos expertos antiexplosivos, un balístico, un topógrafo, un arquitecto, dos fotógrafos, un líder técnico, un criminalístico y cuatro analistas.

Redacción web.

Comentarios