Cae el ‘estafador de Tinder paisa’: enamoraba gays y los dejaba ‘entusados’ y sin plata

Crédito: Archivo / Suministrado / El Nuevo Día.
Creaba identidades falsas para engañar a sus víctimas, asegurando que era un prestigioso ingeniero.
PUBLICIDAD

Si viste el documental de Netflix y fuiste espectador de las mentiras de Simon Leviev, esta historia se te hará muy parecida, pero con el nombre de Juan Esteban, el estafador de Tinder paisa.

Un hombre del barrio Belén se dedicaba a engañar a sus parejas para estafarlas. Los hacía a través de plataformas de citas como Tinder, Badoo, Grindry, Scruff. Como es usual en las personas que cometen estas prácticas, utilizaba identidades falsas; se ganaba la confianza de las mujeres utilizando una sarta de mentiras. Les decía que era un prestigioso ingeniero de sistemas.

El trabajo del hombre era paciente y tardaba un par de meses. Durante ese tiempo iba enredando a sus víctimas, la mayoría de ellas miembros de la comunidad Lgbti o migrantes. Al parecer, el sujeto, de nombre Juan Esteban, se aprovechaba de personas vulnerables. Cometía un juego de manipulación.

Una vez se sentía firme y con la víctima ya convencida, pactaba una cita.

Supuestamente, el hombre se encontraba con ellas y les suministraba escopolamina. Después de dejarlas privadas, les robaba sus pertenencias.

El hombre, que ya fue bautizado popularmente como el “estafador de Tinder paisa”, fue capturado en Belén, en su residencia. En su poder, según el Ejército, tenía celulares robados, llaves de carros y un arma de fuego. Tanto los elementos incautados como el capturado fueron dejados a disposición de las autoridades competentes.

El brigadier Juan Carlos González, comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, comentó que sobre el capturada recaían unas 50 denuncias de parte de sus víctimas. La captura la lograron tropas del Ejército junto con la Fiscalía. El brigadier agregó que el hombre cometía su robo en hoteles, hasta donde llevaba a las víctimas. “Hacemos un llamado a los antioqueños para que denuncien cualquier caso de estafa en nuestra línea 147”, dijo González.

Algunos cibenautas de Twitter han contado experiencias o situaciones en las que han recibido mensajes de personas que operan con esta modalidad de estafa.

El Universal Cartagena / El Nuevo Día.

Comentarios