¡Sacerdote le evitó la muerte! A este hombre lo iban a linchar por la masacre en Landázuri

Crédito: Colprensa/Vanguardía/El Nuevo Día
William Alfonso Trejos de 36 años, de nacionalidad venezolana, es el quinto presunto homicida que fue detenido por la comunidad y entregado a las autoridades.
PUBLICIDAD

Un hombre que es señalado de participar en el asesinato de cuatro integrantes de una misma familia en la vereda Buenos Aires del municipio de Landázuri, divagaba por la vía conocida como San Ignacio, a la altura de la vereda Santa Sofía el lunes en la tarde, a unos 15 kilómetros del lugar donde ocurrió el crimen.

Iba embarrado, se le veía ojeroso y cansado. Esto fue lo que llamó la atención de varios campesinos que se fueron tras de él. Las alertas que había emitido la misma comunidad con fotografías del presunto agresor, permitieron que lo reconocieran y procedieran a retenerlo, pese a que los rumores que corrían en el pueblo era que el hombre también había sido ajusticiado.

Ante el hecho, y para evitar que la comunidad tomara justicia por sus manos, el párroco de la zona y una comisión de la Junta de Acción Comunal del corregimiento de Miralindo, llegaron hasta el sitio.

“Yo estaba en casa, cuando me llamaron y me dijeron que habían retenido a un supuesto asesino de la masacre acá en Landázuri y junto con el presidente de la Junta de Acción Comunal nos fuimos para evitar que de pronto hubiese algún acto de violencia porque la gente está muy dolida, llegamos y lo tenía un grupo de personas de la misma vereda”, relató el párroco José Antonio Rodríguez.

Posteriormente, el señalado fue trasladado hasta el colegio de Miralindo, y allí fue custodiado durante casi cinco horas, mientras llegaron las autoridades, “logramos evitar que turbas de otros corregimientos lo atacaran, porque querían cobrar venganza, lo llevamos hasta el colegio de Miralindo y finalmente llegó la fuerza pública y así se pudo evacuar hasta el casco urbano y poner a disposición de la Fiscalía para que legalicen su captura”, dijo Israel Fontecha Rodríguez, líder campesino.

El gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, confirmó que la persona detenida es de nacionalidad venezolana, “William Alfonso Trejos de 36 años, de nacionalidad venezolana, es el quinto presunto homicida que fue encontrado por las autoridades después de refugiarse en el colegio del corregimiento de Miralindo, donde sobre la medianoche fue trasladado a la estación de policía fuertemente custodiado, gracias a la intervención de párroco y algunas comunidades que evitaron que fuera linchado”, dijo.

En el atroz crimen fueron asesinados e incinerados, el profesor Álvaro Díaz Pineda; su esposa Loiden Acuña Pérez; y sus hijos, Sebastián y una menor de 13 años. La empleada, a pesar de haber sido agredida con arma blanca, pudo escapar y fue ella quien reportó la situación, por lo que se encuentra bajo protección de las autoridades.

El hecho desató la ira de la comunidad, que ajustició a cuatro presuntos asesinos, al parecer, de nacionalidad extranjera.

Vanguardia/EL NUEVO DÍA

Comentarios