Gobierno comienza a escuchar a las regiones

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
Cerca de 3.000 personas se dieron cita el pasado viernes en un colegio de Turbaco, Bolívar, para plantear sus necesidades más urgentes en el primer diálogo regional vinculante, una estrategia del presidente Gustavo Petro, para avanzar hacia la “paz total”.
PUBLICIDAD

Este ejercicio de escucha, que tiene la participación directa del alto Gobierno y que se realizará en 50 regiones del país, comenzó ambientado con canciones interpretadas con guitarra por el alcalde de Turbaco, Guillermo Torres, exguerrillero de las Farc y uno de los pocos desmovilizados que ha ganado un cargo de elección popular.

Las conclusiones de estos diálogos serán incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), “la hoja de ruta que guiará la acción del Estado” en los próximos cuatro años, cuyo “objetivo final será la construcción de un entorno de paz total”, dijo Petro.

La conversación en Turbaco fue liderada por el ministro de Transporte, Guillermo Reyes, y el centro de la charla fue el Canal del Dique, la obra de infraestructura que esa región reclama para mitigar los embates de las lluvias que cada año inundan miles de hectáreas.

Reyes indicó que el jefe de Estado ha subrayado a su gabinete que los consensos que se logren en esta iniciativa deben “ser una orden para nosotros los ministros”.

 

Expectativas superadas

El alto consejero para las regiones, Luis Fernando Velasco, dijo que este primer diálogo fue una “explosión de democracia”, y reconoció que “desbordó sus expectativas” porque llegaron más de 3.000 personas.

Velasco destacó que al sitio llegaron alcaldes, presidentes de Juntas de Acción Comunal, representantes políticos del oficialista Pacto Histórico, líderes de partidos tradicionales, campesinos, representantes étnicos y sociales.

Valoró que lo interesante es que la gente está en un sitio “convocada por funcionarios del Gobierno que no vienen a dar línea (sobre qué hacer) sino que vienen a escuchar”.

Velasco explicó que en los diálogos regionales el Gobierno Petro “tiene que ser muy honesto” con la gente y decirle qué se puede cumplir y qué no. “No podemos salir a creer que porque ganó una opción política distinta se tiene una varita mágica con la que se van a arreglar todos los problemas”.

Por su parte, la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, explicó que se dialoga “para acordar, acordamos para cumplir y cumplimos para transformar”.

 

Dato

El Alto Consejero para las Regiones, Luis Fernando Velasco, dijo que si se distribuyen bien los recursos económicos se pueden solucionar problemas que aquejan a las comunidades en las diferentes zonas del país. El de Turbaco, Bolívar, fue el primer diálogo regional vinculante.

 

EFE

Comentarios