00000

Sicarios mataron a querido comerciante y su hijita de 10 años, cuando la recogía del colegio

Crédito: El Universal Cartagena / El Nuevo Día.
El hombre llegó a la escuela a recoger a sus hijas, pero los acribillaron a bala. Otra hermanita está herida.
PUBLICIDAD

Los padres de familia, directivas y estudiantes del Colegio Biffi, ubicado en el barrio La Providencia, Cartagena, están consternados y tienen una sensación de dolor, repudio e indignación que nunca antes habían sentido. Para mañana, las directivas habían organizado una agenda festiva que incluía presentaciones folclóricas y un mini bando, pero todo quedó cancelado por un hecho de sangre que ahora los enluta.

Tres hermanas, de 11, 10 y 9 años, tuvieron este jueves 3 de noviembre una jornada académica normal. A las 6:30 a. m., entraron a clases, compartieron con sus compañeros y disfrutaron de su merienda. A las 2: 30 p. m. terminó su día en la institución, pero esta familia comenzó una tragedia.

 

¡Crueldad!

Jaime Antonio Llorente Arcia, su padre, fue a recogerlas en su camioneta blanca y de placas JHU 754, como era costumbre, y cuando se acercaban al semáforo que divide el flujo vehicular con destino a la Bomba del Gallo o al barrio Ternera, sicarios se le acercaron y le dispararon en varias oportunidades.

El comerciante, natural de Sahagún, Córdoba, fue baleado en dos oportunidades y murió en el acto. Alejandra, la niña de 10 años, también resultó herida, al igual que su hermanita de 9 años. Las tres fueron llevabas a la clínica por transeúntes.

Alejandra llegó con mayores complicaciones y fue sometida a un procedimiento quirúrgico. Testigos contaron con dolor que la menor estaba en el asiento de copiloto y fue impactada en el abdomen.

Su frágil cuerpo, cubierto por su uniforme estudiantil estaban ensangrentados y todos comenzaron a orar para que no contara con la misma suerte de su padre, pero lastimosamente, a las 4:40 de la tarde reportaron que había muerto.

Otros testigos aseguraban que mañana iba a ser su último día de clases ya que la institución saldría de vacaciones de fin de año.

El general Nicolás Zapata, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, afirmó que están recopilando grabaciones de cámaras de seguridad para saber cómo ocurrió este hecho de sangre y junto con la Policía Judicial, de Inteligencia y el Gaula tratan de establecer los móviles.

“Reportamos que la víctima no tenía amenazas, según sus familiares, y tampoco tenía antecedentes judiciales, por el contrario, era una persona que se dedicaba a actividades comerciales”, dice el comandante de la Mecar.

d

Indignación

Este lamentable hecho es repudiado en las redes sociales. La comunidad académica pide que los violentos saquen de esta guerra a los niños que nada tienen qué ver en este lamentable flagelo.

El Colegio Biffi, de carácter religioso, ofrecerá mañana, a las 10 a. m., una Eucaristía con los estudiantes y demás personas que deseen participar, esto como rechazo al acto violento que afectó a sus tres estudiantes.

Colprensa /Redacción web.

Comentarios