00000

¿Qué aportarían los militares al proceso de paz con el ELN? Gobierno no ha dado la última palabra

Crédito: Archivo/ COLPRENSA
Mientras el gobierno toma una decisión sobre quiénes son los militares que harán parte de este proceso y en qué etapas estarán, no se descarta la posibilidad de que puedan ser exmilitares que hayan participado de otros procesos de paz.

PUBLICIDAD

La reanudación de los diálogos de paz entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional, Eln, está cada vez más cerca. Mientras este grupo armado ya tiene definido su equipo negociador, el presidente Gustavo Petro dijo que el del Gobierno también está listo, aunque al cierre de esta edición no se conocen aún los nombres de unos y otros.

Definir si debe haber o no, militares en estas negociaciones y cuál va a ser exactamente su papel, ha sido uno de los principales debates que se han planteado en los últimos días. En especial, la conveniencia o no de su participación, cuáles pueden ser sus posibles contribuciones y si deben ser activos o retirados.

La última palabra la dio el pasado 9 de noviembre el ministro de Defensa, Iván Velásquez, quien confirmó que los militares sí harán parte de estos diálogos, pero con algunas condiciones específicas.

“Hemos planteado, por lo menos de manera inicial, que van a estar con seguridad en las mesas técnicas. En la primera etapa de negociación seguramente no habrá presencia de militares. Esta es una definición que toma el presidente de la República, que es quien designa además las comisiones negociadoras que se tengan que crear”, dijo el ministro de Defensa.

En este sentido no se descarta que en la medida que vayan evolucionando las negociaciones los militares se podrán integrar a estas.


 

Garantizar libertad de expresión

Expertos consultados por Colprensa, consideran que la presencia de militares es apropiado pues le da legitimidad y favorecerá los diálogos de Paz.

Así lo explica, por ejemplo, el presidente de la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares de Colombia, Acore, el coronel (R) Jhon Marulanda, al decir que los militares cuentan con un amplio conocimiento de los grupos armados, lo que favorece al proceso.

“Los militares tienen un conocimiento de lo que es el dispositivo, posición y fuerza no solamente del Eln sino de las disidencias. Saben, a través de la inteligencia quién es quién dentro de esas organizaciones; qué capacidad, radio de acción e influencia tienen; qué están haciendo y cómo; qué metodología utilizan, y cómo están distribuidos en el país”.

En este mismo sentido opina el general (R) Guillermo León, vicepresidente del Cuerpo de Generales y Almirantes de la Reserva Activa de las Fuerzas Militares.

“Tienen que haber militares en el proceso en dos ámbitos diferentes. En la mesa de negociación, y en la comisión técnica que debe haber, porque si el proceso llega a la desmovilización, desarme y reinserción, va a ser importante la intervención de los militares”, explica el general.

Para la mesa de negociación, el general León argumenta que debe haber militares en retiro y no activos para garantizar la libertad de expresión, “porque cuando se está en el servicio activo hay una dependencia directa del mando del presidente de la República y ese tema de la subordinación al estar en el servicio activo puede generar novedades y no sentirse con la libertad de expresarse y eso creo que no le serviría a la mesa de negociaciones”.



 

COLPRENSA BOGOTÁ

Comentarios