Mamá del presidente Duque apoyó a Ibagué en importante nominación internacional

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA.
Contenido Exclusivo
La ibaguereña Juliana Márquez, quien guarda un gran amor por el Tolima, se mostró contenta y satisfecha ante la decisión de la Unesco de nombrar a Ibagué “Ciudad Creativa de la Música”, un logro en el que trabajó arduamente.
PUBLICIDAD

En los últimos días, Andrés Fabián Hurtado, alcalde de Ibagué, confirmó a través de sus redes sociales el reconocimiento que realizó la Unesco a la capital musical, al seleccionarla como una de las ciudades que conforman la Red de Ciudades Creativas. En medio de su alegría, agradeció a los entes involucrados y a todas aquellas personas que apoyaron el proceso, entre las cuales destacó a Juliana Márquez, mamá del actual presidente de Colombia, Iván Duque Márquez. 

Esta redacción tuvo la posibilidad de conversar con Juliana, quien mencionó que “es un sueño cumplido” haber logrado dicho reconocimiento y advirtió que se trata solamente de una meta alcanzada, pero que en realidad “es el comienzo de una nueva etapa y de una nueva luz para el desarrollo del Tolima”.

 

Ibagué “Ciudad Creativa de la Música”

 

Juliana recuerda que, en un principio, conversó con Felipe Buitrago, ex ministro de Cultura de Colombia, en el teatro Colón de Bogotá, en donde se enteró que Valledupar había sido nombrada ciudad creativa y decidió proponer el nombre de Ibagué como postulada. 

“(...) yo llamé a Felipe muy molesta porque Ibagué no estaba preseleccionada, entonces me explicó que la Unesco tiene varias ciudades creativas y yo le dije ¿Qué tengo que hacer para que Ibagué sea una ciudad creativa? Felipe me comentó todo lo que debía hacer y yo lo hice, hice toda la labor de gestión para lograrlo”, afirma Márquez. 

Cabe destacar el apoyo que recibió de entidades y organizaciones culturales y creativas de la ciudad, las cuales trabajaron en pro de lograr el objetivo: reconocer a Ibagué como Ciudad Creativa de la Música. Entre las personas que formaron parte del grupo de trabajo, destacan los nombres de Greis Steffany Cifuentes Tarquino, secretaria de cultura, Maria Claudia Parias, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Nacional Batuta, Doris Morera de Castro, fundadora del Festival Nacional de Música Colombiana y Julia Salvi, directora de la Fundación Salvi. 

“Tocaba llenar unos formularios que pide la Unesco y se hicieron lo mejor posible. Se socializaron los temas en Ibagué, presentamos datos, encuestas (...) Fue un empeño de toda la ciudad, en donde se articularon todos los esfuerzos, con la suerte de que teníamos un muy buen apoyo de la Cancillería, el Ministerio de Cultura, etc. Fue algo interdisciplinario, diplomático y cultural”, afirma Juliana. 

Con este logro, la capital musical abre sus puertas a nivel nacional e internacional y se posiciona de mejor manera frente a otros países, promoviendo el desarrollo social y económico de la región.

 

Nuevos retos a futuro de Ibagué

 

Sin embargo, la invitación es a que se participe activamente como ciudad en cada una de las actividades culturales y artísticas que se desarrollan: formación musical, actividades creativas, las Áreas de Desarrollo Naranja (ADN), conciertos, entre otras. A su vez, la mamá del presidente invita a apropiarnos de nuestro patrimonio local: 

“(...) tenemos que salir adelante con la remodelación del Teatro Tolima y el Panóptico, que son sitios de cultura para la ciudad, a los cuales pueden llegar turistas de otras ciudades. Es una unión de esfuerzos y de ayudas para que Ibagué sea  visibilizada a nivel internacional, lo cual  atrae turismo, inversión y cultura”, puntualiza.

 

La importancia del Conservatorio del Tolima

 

Al Conservatorio del Tolima, lugar en donde se han formado grandes músicos, lo considera “una joya”, y advierte que debe ser aprovechado al máximo por los ciudadanos. Por otro lado, menciona que el Tolima cuenta con grandes riquezas naturales, variedad de especies, cultura cinematográfica y que es nuestra responsabilidad aprovechar esas joyas para potenciar la región.

“El intercambio de culturas es bueno, pero queremos que sea más que eso, que vengan mujeres directoras de orquesta, profesores invitados, que se abran las puertas del conservatorio para la cultura y la educación musical, académica y profesional. A eso es a lo que yo aspiro”, afirma. 

 

Algunos “puntos negros”

 

El trabajo en equipo es clave en esta iniciativa, pero se han presentado algunas dificultades que han puesto en tela de juicio la unión que se requiere. Ibagué había logrado un vínculo importante con otra ciudad, a pesar de esto, no se pudo contar con la visita de representantes de la capital tolimense:

“Habíamos buscado una relación con Morelia y la logramos, pero tristemente a la hora de firmar el vínculo, la Administración Municipal no asistió y eso es algo que me entristece. Dicen que no sabían que tenían que pedir permiso para salir del país, pero pienso que los protocolos deben conocerse a fondo y debemos estar sincronizados como una orquesta, no podemos hacer cosas sueltas”, reafirma Márquez. 

 

Ayudas sociales y La Chamba

 

Juliana Márquez también ha trabajado en proyectos de gestión cultural y humanitaria, por medio de mercados y ayudas para las personas vulnerables en pandemia. Además, desea continuar con su proyecto de intervención en el sector de La Chamba:

“Continuó trabajando en La Chamba, a pesar de no tener mucho apoyo, pero ahí sigo y quiero lograr algo para esa zona, ya sea escuelas, arreglar elefantes blancos, el proyecto del agua y que sea un destino turístico del departamento. No creo que sea tan difícil”. 

Por último, espera visitar Tolima muy pronto, sin embargo, aún no tiene una fecha estipulada. 

 

Henry Alejandro Carvajal Lozada

Comentarios