El mural de ‘Falcao’ que le ha dado la vuelta al mundo es obra de May Rojas

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Para este artista, que comenzó su carrera en Ibagué y dejó una importante huella en el Tolima, es hoy un reconocido gestor cultural que tiene en los buenos ojos del mundo a ‘Bogotá Colors’ y Ciudad Bolívar.
PUBLICIDAD

Desde las montañas de Ciudad Bolívar en la capital de la República, un joven que inició su vida artística en Ibagué, es hoy reconocido por su proyecto ‘Bogotá Colors’, que tiene a su localidad transformada como territorio de paz a través del arte.

Y es que para May Rojas no hay nada más importante que hacer de este lugar un museo urbano, en el que ya existen 20 murales que destacan no solo los valores e idiosincrasia de la localidad, sino a los íconos del país en materia del arte y el deporte.

De ahí que fuera el mural del ‘Tigre’ Radamel Falcao García, la obra que lo hiciera reconocer fuera del país, dado que el mismo futbolista, a través de sus redes sociales, reposteó la fotografía donde aparecía el mural.

“No lo podía creer. Fue algo que nos hizo muy felices y que cobró sentido en el barrio Mirador del Paraíso, donde se ubica el mural. Todo fue gracias al señor Célico Medina y su familia, de quien en el momento en que se estaba realizando, dejó este plano y resultó un sentido homenaje”, explicó Rojas.

Esta obra fue hecha hace casi un año, pero fue hasta hace unas pocas semanas que se conoció en varios rincones del planeta, gracias al interés de Falcao, quien destacó el talento de May y puso sobre la lupa el trabajo del colectivo.

 

Impacto desde el arte urbano

Estos murales hablarían de la misma gente que habita la localidad, y los íconos de la cultura y el deporte en Colombia. Ese fue el primer propósito del colectivo que desde el talento de May, el realismo cobra mayor importancia.

Este continuo trabajo es ahora uno de los más destacados ejemplos entre las nuevas y antiguas generaciones que conviven en Ciudad Bolívar, que ha generado interés en los más jóvenes por aprender, y los más grandes por incluirse en los espacios para transformar el territorio.

Así las cosas, se conoce “La Calle del Color” e incluso una marca de ropa, que bajo la misma marca de ‘Bogotá Colors’, le pone el toque de magia a prendas como chaquetas, camisas y gorras.

Esto ha generado sin duda un sentido de pertenencia entre los habitantes de esta localidad, que han visto entonces otras oportunidades desde el arte, la cultura, el deporte, el medio ambiente y el emprendimiento.

Por esa razón han realizado campeonatos de Parkour, así como un proyecto que impulsaría una feria donde los emprendimientos tendrían posibilidad de crecer y darse a conocer entre la misma ciudadanía.

Para May Rojas, un tolimense de corazón, le sigue siendo importante trabajar, proponer incluir en medio de las dificultades, espacios para el disfrute y el conocimiento, que desde su talento ha conseguido con éxito.

“Me siento muy contento, muy orgulloso por todo lo que hemos logrado y continuamos haciendo proyectos que hemos aprendido a escribir para presentar en convocatorias, así como otras gestiones que nos permitan cambiar por completo este territorio, donde lleguen más oportunidades para todos”, finalizó.

 

Sobre ‘Bogotá Colors’

Este colectivo surge luego de que May se hiciera como artista, es decir, conociera esta técnica en Ibagué, justamente en el sur en barrios como Ricaurte, Galán, Kennedy, Boquerón, donde estudió su bachillerato y conoció todo el universo Hip-Hop, puntualmente el graffitti.

“Comencé a tener apoyo luego de parte de entidades de Ibagué y el Tolima, y así pude recorrer prácticamente todo el Departamento. Del sur al norte. Fueron muchos municipios donde gesté mi vida artística, fui creciendo y (...) luego nos vinimos a Bogotá donde surgió este colectivo así como mi vida universitaria”, contó el artista.

Pese a que no logró entrar a la Universidad Nacional, comenzó a acrecentar su arte urbano, incluso vendiéndolo en las calles. “Pagué luego mi universidad de donde me gradué como técnico en Diseño digital en la Universidad Pedagógica”. También es tecnólogo en Guianza Turística del Sena.

Se conoció con Luisa Sabogal, quien es su novia y también profesional en Diseño Gráfico, y dieron bases a este colectivo, que ha venido forjando una agenda desde el 2015, pintando murales, construyendo esta especie de museo urbano.

“Cuando llegué de Ibagué, vi que no había ninguna pieza artística en este territorio, que es donde se ubica la última estación de Transmicable. No había nada de murales y dije, tengo que hacer algo, darle color, vida.

Venía de un proceso importante, de casi todo el sur del Tolima e Ibagué con murales, y quise convertir este espacio en un corredor de arte urbano y una excusa para generar una transformación de Ciudad Bolívar y se hable de ella diferente.

También junto a mis padres que han sido mi gran apoyo. Luego comencé a pedir permisos en los murales y a hablar con líderes y lideresas para iniciar con este proceso incluso en los barrios circundantes”, afirmó May Rojas.

Desde entonces, varias personas se han integrado al equipo de trabajo, que tiene en su base además a dos colaboradores.

Redacción Cultura.

Comentarios