Quieren jugar, pero no deben

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Presión del Deportes Tolima para utilizar rápidamente el estadio Manuel Murillo Toro podría entorpecer la remodelación que se lleva a cabo en el escenario, que espera ser entregado en el tiempo establecido en el contrato.

En el recorrido que organizó ayer la Administración local para que los medios de comunicación conocieran de primera mano los avances de la remodelación en el estadio Manuel Murillo Toro, la firma encargada del proyecto, además de explicar los trabajos desarrollados hasta el momento, aseguró que entregarán el escenario en el tiempo establecido en el contrato (31 de octubre).

Sin embargo, esta situación se podría entorpecer, debido a la presión que ejerce el Deportes Tolima, exactamente su presidente, Gabriel Camargo, con el objetivo de competir lo más pronto posible en el ‘Coloso de la 37’.

“Vamos a hablar con el Alcalde, el compromiso es jugar cuando nos entreguen la cancha y sean habilitadas algunas tribunas. Él (Luis H. Rodríguez) me dijo que el 24 de agosto entregará la grama. Espero jugar en septiembre en el Manuel Murillo Toro”, sostuvo el máximo accionista a ‘Los Dueños del Balón’ de RCN el lunes.

Recomiendan esperar

Pero ojo: el nuevo césped de talla internacional quedaría listo para mediados de septiembre, aunque el resto de modificaciones en el estadio continuarían en su finiquitación.

Por tal motivo, Mario Fernando Espitia, representante legal de la Unión Temporal Murillo Toro, indicó a EL NUEVO DÍA que “entiendo que el Deportes Tolima quiera utilizar su sede, porque inicia un nuevo torneo, pero no es fácil usarlo en obra”.

Y agregó: “La grama será sembrada la próxima semana y estará lista en 40 días, los arcos ya se compraron, pero los camerinos no estarán listos. Entonces me preocupa que haya público y se venda boletería cuando las tribunas no sean favorables para los aficionados”.

Pero a pesar de las recomendaciones del experto a cargo del proyecto, el burgomaestre le insistió ayer en “hacer un esfuerzo” para que los ‘Pijaos’ regresen antes de lo debido a su hogar. El ‘problema’ es que a Camargo le cuesta cerca de 13 millones de pesos cada partido en el Metropolitano de Techo en Bogotá, mientras que acá está exonerado de impuestos (de industria y comercio durante 10 años) y tampoco paga arriendo para los entrenamientos y cotejos del rentado nacional.

Los avances

Las noticias que ofreció Mario Fernando Espitia sobre la evolución de los trabajos son positivas, pues aseguró que “vamos en 34 por ciento del proyecto, sobre un programado del 29, lo que significa que estamos por encima de lo estipulado”.

“Además de la siembra de la grama, se avecina a finales de la semana entrante la fundición de placas para las graderías. Ya se aprobaron los colores para la silletería, que serán los de la bandera de Ibagué: ahora lo que queda es escoger el diseño (con el nombre de la Ciudad) y la tribuna donde se ubicará”.

No descartan adición

Cuando preguntaron ayer a Luis H. Rodríguez sobre el embellecimiento de los alrededores del escenario, y las cabinas de prensa, su temperamento cambió e indicó que “quiero, pero la verdad a uno le da miedo, porque ya me anunciaron, me sentenciaron, que si hacía eso era un detrimento patrimonial. Lamentablemente tengo unos enemigos y una oposición que está interesada en el fracaso de los Juegos Nacionales”.

Sin embargo, aclaró que “no descarto la intención (de generar adición al presupuesto de este proyecto). Pero me dicen que ‘no, para qué va a invertir en algo, si es posible que el año próximo consiguen la plata para arreglar esas cabinas, y entonces lo que usted invirtió se perdió’, y entonces me dicen que a la cárcel, o a la Procuraduría, entonces uno se asusta. Tengo las mejores intenciones, pero hay personas a la espera de equivocaciones, o de pasos de buena fe para involucrarme jurídicamente”.

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios