Se quedaron con la miel en los labios

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Un vibrante encuentro, de principio a fin, brindaron Tolima Syscafé y Caciques del Quindío en el coliseo cubierto de la séptima etapa del barrio Jordán, por la quinta fecha de la Copa Postobón de Microfútbol, un duelo que finalizó igualado 3 - 3.

Los goles locales fueron obra de Giancarlo Santoro (2) y Julio ‘Chichón’ Leal, mientras que por los visitantes se reportaron en el tanteador Rubén Cardona, Jhon Venté y Víctor Salinas.

Las cerca de 500 personas que presenciaron el compromiso, así como los jugadores y cuerpo técnico del local, quedaron tristes por el resultado, pues estuvieron muy cerca de derrotar a un quinteto llamado a pelear el título.

“Fue un buen partido, pero lastimosamente no pudimos quedarnos con la victoria porque demostramos que vamos en crecimiento en la parte física, táctica y colectiva después del empate ante Bello Innovar”, dijo el entrenador Fredy Moyano.

Syscafé mostró dos caras distintas, en el primer tiempo estuvieron erráticos e imprecisos en la salida del balón, pero en la parte complementaria, cuando perdían 1 - 3, lograron arrinconar a Caciques y casi le terminan de dar vuelta al resultado.

“En el mediotiempo les dije que tuviéramos el balón, que fueran más colectivos y gracias a Dios llegamos al empate, aunque quedamos con un sinsabor porque creo que merecimos algo más”, señaló Moyano.

En esta misma línea se mostró Julio Leal, el gran líder que tiene Tolima, aunque valoró el apoyo de la afición que nunca los dejó de alentar pese al resultado adverso.

“Estamos un poco amargados porque Syscafé demostró que tiene plantel para jugar de igual a igual ante cualquier rival, el equipo viene de menos a más y aunque no se ganó, es importante sumar ante esta clase de rivales”.

Pijaos conserva la punta

En la Copa Profesional de Microfútbol Femenina también hubo jornada el sábado y Pijaos Tolima se sostuvo como líder del grupo B, a pesar de haber empatado 1 - 1 con Paisas Girardota, en cotejo que se efectuó en Chaparral.

Durante los 40 minutos de acción, el quinteto local hizo buenas jugadas en ataque, pero la falta de efectividad en el último toque hizo que al final no lograra alcanzar su tercer triunfo en la misma cantidad de jornadas y se tuvo que conformar con un punto. El tanto tolimense fue de Katherine Benavides.

Óscar Villamizar, entrenador de Pijaos, salió satisfecho por el rendimiento de sus pupilas, puesto que “he visto el progreso de las jugadoras, los entrenamientos están dando sus frutos; indudablemnte queríamos ganar, tuvimos opciones para hacerlo, pero no contamos con suerte porque nos pegaron cuatro remates en los postes, pero aún así seguimos de líderes”, puntualizó.

JUAN CARLOS BLANCO CARDOZO

Comentarios