Miguel Rodríguez le da el décimo oro a Colombia en Toronto

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
El bogotano Miguel Ángel Rodríguez confirmó este lunes que es el mejor del continente americano en squash, al conquistar la medalla de oro en los XVII Juegos Panamericanos Toronto 2015 y revalidar así el título alcanzado hace cuatro años en Guadalajara.

Enfrentando al campeón mundial juvenil, el peruano Diego Elías, Miguel Ángel tuvo que sacar sus mejores armas, esas que hoy lo tienen como el cuarto mejor del mundo y el primer y único suramericano en ser Top-5 mundial, para vencer a un gran rival, que lo exigió al máximo. 

“Este partido contra Diego sabía que iba a ser muy difícil, porque es un 'pelao' de 19 años que viene subiendo y puede ser el segundo Miguel Ángel Rodríguez en corto tiempo, pero estoy jugando mejor que hace cuatro años, ese era el objetivo, ser doble campeón panamericano y lo logré”, aseguró Miguel Ángel.

Y por eso la final fue digna de unos Panamericanos, con una gran exigencia física para los dos deportistas, jugadas de lujo y acciones que hicieron que el público asistente aplaudiera y ovacionara a los dos finalistas de un partido que terminó con parciales de 11-9, 3-11, 12-10 y 11-8, a favor del bogotano.

El primer ‘game’ de entrada mostró lo parejo del compromiso, con un apretado 11-9 a favor del abanderado colombiano de los Juegos con una duración de 27 minutos, que luego perdió ritmo y cedió el segundo con un sorpresivo 11-3 para Elías.

“En el set que perdí bajé un poco en mi energía y este deporte demanda mucha preparación física, por eso es muy difícil estar al ciento por ciento durante cuatro games por 80 minutos, y yo venía de una lesión que puso en duda mi presencia, así que logré sacar todo adelante y por eso estoy muy contento”, agregó el colombiano.

Sin embargo, en el tercero Miguel Ángel retomó el juego y ganó 12-10, para cerrar el juego con un 11-8 en el cuarto set y festejar con autoridad su segunda medalla de oro panamericana luego de la alcanzada hace cuatro años en Guadalajara que defendió con autoridad y demostrando su evolución deportiva que lo tiene como el referente de América.

“Lo que quería era cumplirle al país, porque fui el abanderado, tenía cierta presión, pero yo quería ratificar esta segunda medalla y no quería irme de esta temporada sin un oro, porque ha sido muy buena, creo que lo tenía visualizado y estoy muy contento por lograrlo”, concluyó el colombiano. 

FILIBERTO ROJAS FERRO, ENVIADO ESPECIAL COLPRENSA

Comentarios