Nairo promete batalla "hasta que acabe la montaña"

AFP - EL NUEVO DÍA
El colombiano Nairo Quintana (Movistar), tercero en la clasificación general del Tour de Francia a 3'09" del líder Chris Froome (Sky), prometió este miércoles, tras la etapa que acabó en Cauterets, luchar por el maillot amarillo "hasta que acabe la montaña".

"Froome tiene ventaja, pero me siento bien y no me voy a entregar hasta que acabe la montaña", señaló tras cruzar la meta en Cauterets en el grupo de los favoritos, que llegó a más de cinco minutos del ganador de la etapa, el polaco Rafal Majka (Tinkoff).

Lo dicho por Quintana no significa más que luchará está el final del Tour, ya que la víspera de la llegada a París (el sábado 25 de julio) se subirá el Alpe d'Huez, el mítico puerto de los Alpes que pondrá fin a cuatro jornadas por territorio alpino.

Preguntado si atacará en los días venideros a Froome, Quintana señaló: "Según cómo vaya viendo a Chris y según las sensaciones que tenga seguramente lo intentaremos".

"Lo que está claro es que tenemos que intentar algo porque vinimos a buscar el sueño amarillo y estamos trabajando para tratar de conseguirlo", añadió.

La etapa de este miércoles, con final en Cauterets tras ascender el legendario Tourmalet, acabó siendo un poco decepcionante, ya que ninguno de los aspirantes atacó al líder y sólo el italiano Vincenzo Nibali se quedó en el ascenso final.

"El puerto final no daba para recortar distancias, era un puerto bastante rápido, aunque toda la etapa fue rápida", explicó el líder de la formación Movistar. 

El escalador colombiano admitió también que la jornada del martes, la primera de montaña, y sobre todo, la demostración de Froome y su equipo Sky "también pasó factura en los cuerpos".

Demasiado rápido para hacer daño

"La carrera se ha tensado bastante en el Tourmalet, pero no se ha podido hacer el daño que se podía esperar y la parte final era demasiado rápida como para hacer nada", agregó.

Quintana, no obstante, insistió en que la carrera no está sentenciada. "Van pasando los días, los esfuerzos se van acumulando, con un calor tremendo, y veremos mañana a ver qué contentos salimos de los Pirineos", tras la llegada al temido Plateau de Beille.

"Esperamos encontrarnos bien para poder aprovecharnos en la parte final", añadió.

Quintana, tras esta 11ª etapa, se mantiene tercero en la general, a sólo 17 segundos del estadounidense Tejay van Garderen (BMC), que ocupa provisionalmente el segundo escalon del podio.

El colombiano, como mal menor, es también el líder de la clasificación de los jóvenes, con lo que tiene muchas posibilidades de vestir el maillot blanco en París, como ya hiciera hace dos años, en su hasta ahora única participación en el Tour de Francia.

AFP

Comentarios