‘Encarcelados’ bajo la humedad

‘Encarcelados’ bajo la humedad
La Liga de Wushu Kung Fu del Tolima tiene ahora un escenario más amplio que el utilizado por sus deportistas antes de Juegos Nacionales, pero con difíciles condiciones para entrenar.
JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
El Wushu Kung Fu es un arte marcial que se originó en China.
Foto: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
17 Mayo 2017 - 3:01am

Llegar a la sede actual de la Liga Departamental de Wushu Kung Fu no es una experiencia agradable. Aunque está localizada en la Unidad Deportiva de la 42 con Quinta, se podría pensar que es un pabellón de alguna cárcel.

Tras caminar por lo que quedó del maderamen del coliseo cubierto Enrique Triana Castilla, ubicado sobre el terreno agreste previo al túnel de ingreso para el escenario, se debe atravesar un pasillo que sería digno de una película de terror de Hollywood, de esas que son taquilleras.

Es largo, sombrío, deteriorado y con rejas en sus costados. No tiene nada que envidiar a alguna de las zonas de paso de Picaleña, las cuales incluso son más iluminadas y limpias, para quienes han tenido la mala fortuna de conocerlas.

Una puerta con barrotes da paso al amplio cuarto donde día a día se preparan los practicantes de este arte marcial. Allí, antes quedaban los camerinos del Coliseo, y los baños, que permanecen y, de paso, fueron arreglados.

Dichas baterías sanitarias son utilizadas de manera compartida tanto por hombres y mujeres que integran las ligas de Karate Do, Taekwondo, Gimnasia (rítmica y artística) y Wushu Kung Fu, que está cercada por vallas de seguridad.

“El tema de los escenarios deportivos en Ibagué es muy complicado. Lo peor de todo es que antes al menos había algo, pero ahora no contamos con nada”, sostuvo Yenny Fernanda González, de 25 años de edad, y quien es una de las más ‘veteranas’ de la Liga protagonista de esta décima entrega del especial ‘Así Entrenan Nuestros Deportistas’.

Ambiente ‘pesado’

El escenario no es apto para los claustrofóbicos. Y aunque no se sufra de este trastorno, es bastante incómodo estar allí por el calor, el encierro y la humedad, que genera un ambiente ‘pesado’ en el sitio, y el deterioro de la implementación deportiva y la infraestructura.

“Acá en la Unidad Deportiva hicieron un hueco que se está llenando de mucha agua por culpa del fuerte invierno, y eso está generando una afectación mayor a la que existe”, explicó González, cuya especialidad es el combate.

Y agregó: “Para todos ha sido un inconveniente entrenar en óptimas condiciones, después de esos famosos Juegos Nacionales, que pasaron a la historia por ser una vergüenza para nuestra región”.

Pero a pesar de que no están en un sitio idóneo, el que les prometieron que tendrían después de las justas de 2015, Yenny Fernanda aseguró sentirse afortunada frente a otros colegas.

“De una u otra manera debemos mostrarnos agradecidos, ya que al menos tenemos un techo para poder entrenar. Otras Ligas no lo tienen, y nosotros sí. Puede que no sea la maravilla, pero lo importante es que no hemos tenido que parar”, puntualizó la joven.

Indumentaria deteriorada

La Liga de Wushu Kung Fu, así como la mayoría del Departamento, sufre por la implementación deportiva. Los elementos con los que entrenan están en pésimas condiciones, y esto entorpece el correcto entrenamiento de los deportistas.

“La humedad está llenando de moho nuestras herramientas de trabajo, que lucen bastante desgastadas. Creo que acumulamos cerca de cinco años con ellas”, aseguró Nicolás Gamboa.

Y agregó: “Los petos, guantes y cascos de entrenamiento necesitan de manera urgente un cambio. También sería genial contar con nueva indumentaria para las competencias, ya que varios compañeros se han quedado por fuera de una Selección Colombia al no tener lo que se necesita, en óptimas condiciones”.

Respecto a esta situación, el artista marcial Mauricio Fernando Ocampo Rojas dijo que “es difícil que a uno no se le baje la moral. Sería fantástico entrenar con implementación que esté mucho mejor. Pero bueno, es lo que tenemos y debemos amoldarnos”.

Afectaciones de salud

Sin lugar a dudas, la mayor problemática de la Liga de Wushu Kung Fu del Tolima es la humedad, que es evidente tanto en el techo, como en las paredes y el piso. ¡Por todos lados!

Principalmente, este aspecto afecta la salud de los deportistas, toda vez que tanto en invierno como verano, se registran enfermedades de tipo respiratorio.

“El aire acá, cuando no está cargado de polvo, se convierte en humedad. A los muchachos les da cada rato gripa por esta situación. Pero bueno, debemos buscarle la ‘comba al palo’ y no echarnos a llorar, porque así todo se pone más difícil”, manifestó la atleta Yenny Fernanda González.

En épocas de calor, cuando se secan la arena y la tierra que quedaron de las obras sin terminar en la Unidad Deportiva, el polvo es insoportable para los niños, jóvenes y adultos que se dan cita a diario en el escenario.

Y cuando llueve torrencialmente, como en los más recientes días, todo empeora, pues la humedad se hace mucho más palpable, y los zancudos empiezan a hacer de las suyas, debido al estancamiento del agua donde debería estar construido el edificio de artes marciales.

“Acá las goteras van llenando de moho todo lo que tocan. Estamos felices porque tenemos un hogar propio, pero es muy duro pensar que nos pueden sacar a cualquier momento, por la manera como dejaron todo a medias”, indicó bastante preocupado el artista marcial Nicolás Gamboa, de 22 años.

“Acá en el tolima hay talento”

Vladimir Carvajal, entrenador de la Liga de Wushu Kung Fu del Tolima, le indicó a EL NUEVO DÍA que “como en toda parte, siempre existe una problemática deportiva, y suele ser por falta de recursos. Ibagué no es la excepción, sobre todo después de los pasados Juegos Nacionales.

“A pesar de que estamos en unas instalaciones que presentan fallas como, por ejemplo, humedad, y ser muy abiertas al público, es un avance, porque hasta hace poco se entrenaba literalmente en la calle”, sostuvo el antioqueño.

Respecto a la indumentaria, dijo que “lo ideal sería tener una dotación especial, pero muchos de los muchachos no poseen los uniformes y elementos para poder competir en el ámbito nacional”.

Finalmente, sostuvo que “desde antes de llegar a Ibagué conocía el proceso del Wushu Kung Fu tolimense, y me parecía interesante. Acá en el Tolima hay talento, y queremos aprovechar ese aspecto para mejorar”.

Sueñan con los Juegos Nacionales

El Wushu Kung Fu tiene institucionalizada en Colombia su Federación, con el aval de Coldeportes, pero todavía no ha recibido la oportunidad de hacer parte de los Juegos Nacionales.

Por tal motivo, tanto en la ‘Tierra Firme’ así como en otras regiones, sus practicantes no reciben el mismo respaldo que tienen atletas de otras disciplinas más populares y reconocidas.

“A nosotros nos dio muy duro el desarrollo de las justas de 2015 en Ibagué, ya que no hacíamos parte del certamen, y pues cuando terminó nos quedamos sin los escenarios que prometieron, y acabaron lo poco que había”, comentó Nicolás Gamboa.No obstante, afirmó que “estamos en la búsqueda de ser incluidos en los Juegos Nacionales, porque tenemos mucho para ofrecer”.

Cabe recordar que para las justas de Bolívar 2019, Coldeportes agregó el rugby siete, surf y hapkido. Además, se sumarán las modalidades de gimnasia trampolín y fútbol sala femenino, junto con dos deportes de exhibición: sambo y coleo.

Publicada por
EL NUEVO DÍA