Gallese se redime y lleva a Perú a las semifinales

TOMADA DE AGENCIA - EL NUEVO DÍA
Perú eliminó al quince veces campeón Uruguay en serie de penales 5-4, tras empate 0-0, en los cuartos de final de la Copa América de Brasil-2019 en el Arena Fonte Nova, en Salvador.

Perú se clasificó a las semifinales de la Copa América derrotando a Uruguay en los lanzamientos de penalti tras el 0-0 en el partido, una tanda en la que el portero Pedro Gallese se redimió del 0-5 contra Brasil deteniendo el primero a Luis Suárez para encauzar la clasificación.

Gallese, goleado hace una semana por la ‘Canarinha’ y señalado tras el segundo tanto brasileño en el que un error suyo en el envío fue aprovechado por Roberto Firmino, se redimió deteniendo el primer penalti, el más psicológico, a todo un goleador como Suárez y haciendo bueno el ejercicio de resistencia peruano.

La ‘Blanquirroja’ disputará así su tercera semifinal en las cuatro últimas ediciones de la Copa América (ya lo hizo en Argentina 2011 y Chile 2015) a costa de un Uruguay que se presentaba como favorito, pero al que su asedio en 60 de los 90 minutos del encuentro no le otorgó premio.

Hasta en tres ocasiones llegó a marcar Uruguay sin ver el gol subir al marcador, las tres anuladas por fuera de juego a Nahitan Nández en la primera parte, y Edinson Cavani y Luis Suárez en la segunda. Ninguna de ellas le permitió evitar la lotería de los penaltis en la que acabó eliminado de la Copa América.

Avanzó Perú, que se presentó sin Jefferson Farfán por la lesión que sufrió ante Brasil, y cuajó unos buenos 20 minutos en los que el mediapunta Christian Cueva y los extremos André Carrillo y Edison Flores hicieron daño a la ‘Celeste’, pero tras ellos se dedicó a achicar agua ante el avance uruguayo.

El conjunto andino salió bien plantado sobre el césped, con un excelente trabajo de sus dos medios de contención, Renato Tapia y Yoshimar Yotún, que barrían absolutamente todo lo que pasaba por su lado. Y no solo presionaban, también encontraban a Cueva cuando caía hacia la izquierda, al lateral Luis Advíncula con un pase de taco de Carrillo o a Guerrero, que iba y venía buscando generar peligro.

Uruguay aguardaba, cerrando los intentos peruanos a la espera de un contragolpe que le permitiera ponerse en ventaja. Dio el primer aviso Cavani en el 24, cuando con todo a favor disparó alto.

A partir de entonces se sucedieron los contragolpes celestes.

Casi agradeció Perú el descanso, pese a un par de acciones de Guerrero.

Tras el intermedio la lluvia amainó, pero no el ataque uruguayo. La avalancha celeste seguía, pero no fue suficiente para abrir el marcador en los 90’.

TOMADA DE AGENCIA

Comentarios