“Estamos buscando mejorar la mentalidad del futbolista tolimense”: Iván Velásquez

RONAL RENGIFO - EL NUEVO DÍA
‘La Champeta’ dialogó con EL NUEVO DÍA en Mariquita, donde junto con el DT Carlos Reyes llevaron a la Selección Tolima Juvenil de fútbol masculino a los Juegos Nacionales Bolívar-2019.

Aprender. Ese término es clave actualmente para el ex delantero Iván Velásquez, quien oficia como asistente del director técnico Carlos Reyes en la Selección Tolima Juvenil, la cual de la mano de ellos, y el respaldo de los preparadores Andrés Manchola (físico) y Elkin Granados (arqueros), clasificaron a la Vinotinto y Oro a los Juegos Nacionales Bolívar-2019, y a la fase final del torneo de la categoría organizado por la Difútbol.

Con Reyes se conoció en la Universidad de Ibagué, cuando el Licenciado en Educación Física de la Universidad del Tolima ofreció una cátedra de entrenamiento deportivo enfocado en el balompié, disciplina que los apasiona a ambos.

‘La Champeta’, como se le conoce de cariño al ex jugador del Deportes Tolima, no lo pensó dos veces para pedirle a su maestro en la ‘U’ que le permitiera acompañarlo durante sus jornadas de entrenamiento. Fue así como el cartagenero terminó vinculado a la Liga de Fútbol Departamental.

Desde su retiro en 2013, luego de defender los intereses del club Los Caimanes de Perú, Velásquez tomó la decisión de seguir vigente en el ‘Deporte Rey’, pero con un club deportivo de formación, llamado Atlético Ibagué, donde es socio del también ex deportista de alta competencia, Antonio Saams.

Allí, además de ser uno de los directivos, trabaja como entrenador, ya que a futuro se ve aportando conocimientos en el cuerpo técnico de un club profesional, o por que no, en una Selección Colombia.

 

A paso lento, pero seguro

“A partir de 2014 comencé una etapa maravillosa, en el fútbol aficionado. Como entrenador, gracias a Dios ya he conseguido buenos resultados. Pero lo más importante que he ganado es aprendizaje”, sostuvo Iván.

Y agregó: “Día a día se van adquiriendo nuevos conocimientos, con los torneos, con el compartir con los chicos. Eso sí, me falta mucho, esto apenas inicia para mí. La verdad, no quiero correr. Voy paso a paso. No me trasnocha que me contraten ya para dirigir un equipo profesional. Es un objetivo, pero todo lo dejo en los tiempos y las manos de Dios”.

‘La Champeta’, de 42 años, aseguró que “mientras comencé a capacitarme, entendí que, para llegar a lo más alto, primero se deben conocer las bases de nuestro fútbol. El entorno de las divisiones menores le abre a uno la mente, y se va formando uno la idea de cómo es el ciclo de ascenso de lo amateur al profesionalismo. Yo lo experimenté como jugador, pero es necesario verlo desde un cuerpo técnico. Ahora soy asistente en una Selección Tolima, me gusta y la idea es ir subiendo peldaños”.

El ex atacante que vistió 13 camisetas, en cinco países de Sudamérica, aseguró que “yo no deseo ganarme nada por mi nombre o pasado. Empecé de cero y no tengo afanes, porque primero que todo me enfoco en los jóvenes que están a mi cargo. No pienso en mí, sino en ellos, en formar no solo grandes atletas, sino hombres de bien, con disciplina, educación y una mejor visión del fútbol”.

 

Cambio de mentalidad

Para Iván Velásquez, quien tiene un enorme cariño por la ‘Tierra Firme’, debido a que aquí construyó su hogar y por lo tanto decidió radicarse en Ibagué, y no en su natal Cartagena, el futbolista tolimense tiene un problema serio de mentalidad.

“En este tiempo que he venido trabajando con el fútbol aficionado, he percibido acá en el Tolima que muchos jóvenes quieren todo fácil, sin esfuerzo. Por ejemplo, algunos llegan a un club, les va bien al comienzo, y creen que ya se aseguraron el futuro. Eso no es así, en todos los campos de la vida se debe entregar cada día el máximo, hay que tener disciplina y, sobre todo, crear hábitos que te lleven a ser mejor que los demás”, opinó.

‘La Champeta’ manifestó que “nosotros como formadores debemos entregar las herramientas para que los muchachos, que los vemos como proyectos de vida, tengan un complemento en su preparación.

Afortunadamente tengo el placer de trabajar con el profesor Carlos Reyes, quien maneja una metodología especial. Estamos buscando mejorar la mentalidad del futbolista tolimense. Con la autosugestión se pretende crear conciencia, responsabilidades, trabajo en equipo, amor y respeto por la familia, todo esto de la mano de Dios como el principal guía”, agregó.

Finalmente, sostuvo que “todo esto no será efectivo, si no se genera también un cambio en la mentalidad del padre de familia, porque muchos se estresan demasiado, le transmiten eso al hijo y por ende los resultados no serán los mejores.

Algunos quieren que su niño sea titular siempre, que sea el capitán, y si no se les da gusto, cambian al chico de escuela. Eso es quererlo llevar en coche, y las cosas en la vida se deben ganar. Es una reflexión que hago, no es por criticar. Si el papá o la mamá dejan que su hijo disfrute del fútbol, verán frutos. En el Tolima existe mucho talento, pero se desperdicia por este aspecto negativo que estoy mencionando. Si la cambiamos, si la reformulamos, si la mejoramos, si nos lo permiten, vamos a conseguir cosas importantes. Esperamos con esta Selección Tolima Juvenil masculina hacerlo en la final de la Difútbol y en los Juegos Nacionales. Dios permita que así sea”, puntualizó.

 

Dato

Tolima, Antioquia, Atlántico y Risaralda quedaron definidos ayer en Mariquita como los cuatro clasificados a la gran final del Torneo Nacional Juvenil Difútbol y para los Juegos Nacionales 2019.

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ ENVIADO ESPECIAL – MARIQUITA

Comentarios