Nairo Quintana dio el salto al liderato de la Vuelta a España

AFP - EL NUEVO DÍA
El pedalista colombiano del Team Movistar terminó ayer segundo en la novena etapa, y le arrebató la camiseta roja de puntero a su coterráneo Miguel Ángel López, quien sufrió una caida.

El joven esloveno Tadej Pogacar (UAE) ganó ayer en solitario la novena etapa de la Vuelta a España entre Andorra la Vella y Cortals d’Encamps, tras la que el boyacense Nairo Quintana (Movistar) se colocó líder de la prueba.

Pogacar se impuso en la meta del alto de El Cortals d’Encamps, por delante del colombiano, que entró segundo, y del esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma), que con su tercer puesto se acomodó segundo en la general.

El joven Pogacar, de 20 años, se impuso en una dura etapa en las montañas andorranas, marcada por una intensa lluvia y granizada en el final de carrera, que mandó al suelo al ‘cafetero’ Miguel Ángel López, quien perdió la punta.

El ciclista colombiano, que había pasado al ataque a 20 km de meta, se cayó cuando marchaba en segunda posición de la carrera, habiendo abierto hueco con los favoritos, que lo alcanzaron tras su percance.

‘Superman’ López, que se fue quedando hasta entrar a un minuto del vencedor, se ubicó tercero de la general a 17 segundos de Quintana.

“Hemos dicho siempre que, según cómo vaya uno, mejor”, reflexionó Quintana sobre el rol de Alejandro Valverde.

“El equipo nos ha estado protegiendo a ambos, hemos estado trabajando juntos. También queda mucho de Vuelta, lo importante es aventajar a Roglic porque aún tiene ventaja sabiendo la ‘crono’ que se viene”, sostuvo el nacido en Boyacá.

“Fue un día muy duro, en el que hemos intentado siempre correr al ataque para aventajar a Roglic. Estoy muy agradecido con Marc Soler, por los metros que me ha hecho en ese tramo final, así como con el resto de los compañeros”, manifestó Quintana.

Cabe resaltar que hoy llegará el primer día de descanso de la Vuelta, antes de correr mañana una importante contrarreloj individual de 36,2 km entre las ciudades francesas de Jurançon y Pau, donde se presume que Primož Roglic podría ganar y quedarse con la punta de la carrera.

AFP

Comentarios