Atlético y Barcelona viven un mal momento

TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
El Atlético de Madrid y el Barcelona no acaban de arrancar en la Liga y viven en un particular bache después de empatar 0-0 ante el Celta en el estadio Wanda Metropolitano y de perder 2-0 ante el actual líder momentáneo, el Granada, que superó al equipo de Ernesto Valverde.

Si todos los focos apuntaban a la crisis del Real Madrid después de su errático inicio de Liga y de su derrota estrepitosa ante el París Saint-Germain esta semana, el conjunto blanco, si gana hoy al Sevilla, podrá respirar más tranquilo por los pinchazos de sus dos máximos rivales.

El primero en dejar escapar puntos fue el Atlético, que no pasó del empate sin goles en su estadio ante el Celta. Después de perder 2-0 ante la Real Sociedad en Anoeta la pasada jornada, el equipo de Diego Simeone necesitaba recuperar la senda de la victoria para confirmar las buenas sensaciones del inicio de curso.

Sin embargo, el conjunto rojiblanco no salió del bache y se estrelló ante la figura del portero Rubén Blanco, que hizo varias paradas meritorias que frenaron la victoria rojiblanca.

Peor le fue al Barcelona, que después de su goleada al Valencia (5-2), se presentó en el estadio de Los Cármenes con Lionel Messi y con Ansu Fati en el banquillo desde el inicio del choque. De esa propuesta, salió líder el Granada, uno de los recién ascendidos que ha dado la sorpresa de los primeros compases del curso.

El cuadro andaluz disfrutará de unas horas en la primera posición ante un equipo que no gana a domicilio desde el mes de abril, cuando superó al Alavés en 0-2 en Mendizorroza. El equipo de Ernesto Valverde ni vence ni convence y tiró a la basura los 90 minutos en los que disparó entre los tres palos por primera vez en el minuto 80.

El cuadro azulgrana fue superado desde el segundo minuto, cuando el nigeriano Ramón Azeez abrió el marcador tras rematar con la cabeza un centro de Antonio Puertas que rebotó en Gerard Piqué. Y Álvaro Vadillo marcó su primer gol en Primera División después de transformar un penalti por mano del chileno Arturo Vidal.

REDACCIÓN Y AGENCIAS

Comentarios