Futbolista tolimense vivió una pesadilla en Nicaragua

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Duván Cifuentes abandonó el club deportivo Las Sabanas porque lo querían obligar a competir durante la pandemia por el nuevo coronavirus.
PUBLICIDAD

El sueño de convertirse en un futbolista estrella en Nicaragua terminó siendo una pesadilla para el ibaguereño Duván Cifuentes, debido a que su club, Las Sabanas, lo quiso obligar a competir en plena pandemia por el nuevo coronavirus.

Sin embargo, el deportista tolimense se negó, y por el contrario solicitó la culminación de su contrato para regresar a Colombia, ya que su esposa e hijo de apenas tres meses de nacido estaban solos en Barrancabermeja.

“El Club en principio dijo que se jugaría a puerta cerrada, pero algunos equipos anunciaron que no iban a competir por la salud de los jugadores, de la gente de logística, la Policía y los de la ambulancia”, sostuvo el ‘Pijao’ en entrevista con Carlos Gama, director del portal web ‘golombianos’.

Y agregó: “Cuando pasó eso, la Liga comunicó que, si no se presentaban los equipos, iban a descender y les cobrarían multas, entonces ya era una obligación jugar y hoy en día siguen afrontando el campeonato”.

Luego de estas determinaciones, Cifuentes manifestó que “primero hablé con mi esposa, le conté que la situación se estaba poniendo dura, y que en América ya había muchos casos de coronavirus. Ella estaba sola con mi hijo. Le dije que yo hablaría con el Club, que prefería estar con ellos en Colombia; primero la salud y la familia”.

El volante de la ‘Tierra Firme’ relató que “cuando fui a charlar con la directiva, me dijeron que no, que no me darían los papeles. Les dije de la mejor forma que arregláramos, que era algo de salud, un caso extremo, pero nada. 

“El presidente (Jalmer Rivera) me dijo que si me marchaba me hacían suspender ante la Liga y ponían en la hoja de vida una anotación de que había salido por indisciplina, pero a mí ni me gusta tomar y el pueblo de donde es el equipo es muy chiquito, me la pasaba en la casa. Entonces al ver eso decidí venirme”.

Afortunadamente Duván logró viajar de regreso a Barrancabermeja, donde cumple juiciosamente la cuarentena en compañía de sus seres queridos, pero está preocupado por su futuro, ya que el club deportivo Las Sabanas no le terminó el contrato, tampoco le entregó la transferencia y, además, le quedó debiendo dinero.

“Yo les dije que no me pagaran nada, que dejáramos así, que lo único que me importaba era la transferencia. Pero no quisieron ayudarme, nunca hubo voluntad de parte del equipo”, aseguró el mediocampista.

Por el momento, Cifuentes habló con su representante, y le dijo que “debemos hacer la petición de la transferencia por la Federación y ellos se encargarán de solucionarlo, o eso es lo que tengo entendido”.

Según Duván, “gracias a Dios, después de que pase todo esto, el Club Atlético Independiente de Panamá estaría interesado en contratarme. Lo importante es que el entrenador ya dio el visto bueno.

Después de ir al fútbol panameño, la idea es poder volver al país a un equipo grande que me dé la oportunidad. Me encantaría jugar en el Deportes Tolima”, puntualizó.

.

Destacado


Duván Cifuentes cumple la cuarentena en Barrancabermeja, junto con su esposa e hijo.

Cifuentes se formó en las divisiones menores de Alianza Petrolera, club con el que logró debutar como profesional en 2017.

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios