Crece la ilusión ‘Pijao’ para los Paralímpicos

Los deportistas en situación de discapacidad se ejercitan en sus hogares.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
El entrenador Carlos Ávila y sus nadadores en situación de discapacidad no pierden tiempo en la cuarentena y algunos sueñan incluso con asistir a Tokio.
PUBLICIDAD

Tras los excelentes resultados conseguidos en los pasados Juegos Paranacionales Bolívar-2019, los nadadores en situación de discapacidad del Tolima no han querido parar por la pandemia, e incluso algunos sueñan con poder asistir a los Juegos Paralímpicos de Tokio en 2021.

“Con el equipo de natación, que es el que está a mi cargo, estamos haciendo dobles sesiones de entrenamiento, las cuales puedo supervisar a través de una plataforma digital”, contó el entrenador Carlos Ávila.

“Las sesiones se vienen cumpliendo de lunes a viernes, primero de 8 a 10 de la mañana, y luego entre las 4 y 6 de la tarde. Los sábados también nos reunimos, de 8 a 11 a.m.”, agregó el director técnico.

También indicó que “en promedio se están conectando entre 15 y 20 personas. Eso sí, todo depende de cómo se encuentra la red, pues en algunos barrios el Internet no está funcionando correctamente”.

Ávila manifestó que “afortunadamente casi todos los deportistas cuentan con conexión. Para nosotros ha sido muy positivo el celular, ya que esto reemplaza el computador”.

Con orgullo, resaltó que “tengo dos casos puntuales que ratifican el compromiso de mi grupo. Hay uno de ellos que se comunica conmigo a través del celular de un hermano, para no perderse de nada, y otro cuenta con el respaldo de unos vecinos que le facilitan tanto el computador, como el Internet”.

El ex nadador dijo que “todos son conscientes de que esta situación es atípica, y por lo tanto debemos buscar opciones de seguir al menos entrenando la parte física. Ninguno se alejó. Al revés, el equipo se ha mantenido muy unido y comprometido.

Muchos de mis deportistas ya saben lo que es el aislamiento, por su situación de discapacidad. Ellos saben afrontar muy bien algo como lo que está pasando, pero de igual manera ya habían salido de sus hogares para darle un sentido positivo a sus vidas, y ahora tienen que encerrarse de nuevo. No es fácil, pero son unos guerreros con experiencia”.

Carlos reconoció que “la situación económica es crítica como para cuatro o cinco de los muchachos. Pero hemos tratado de hacer colectas para colaborarles. Desde mi parte no he querido acercarme al Imdri o Indeportes, porque sabemos que existe gente con necesidades mucho más grandes, y son los que requieren ayuda inmediata”.

El ‘profe’ refirió que “estoy utilizando un programa llamado Zoom que me permite observar en múltiples pantallas a todos los deportistas cuando se conectan. En la mañana nos enfocamos en el fortalecimiento para la prevención de lesiones, y en las tardes el énfasis es la técnica de los ejercicios en tierra.

Pero no todo es físico. Nosotros también nos reunimos para charlar un rato, y sobre todo reírnos en este momento tan complicado. Yo percibo que muchos ven estas conexiones como el mejor momento del día, porque se olvidan un poco del encierro”.

Ávila comentó que “hemos hablado de que todo esto que está pasando es el resultado de unos errores que los humanos venimos cometiendo desde hace tiempo. Lo bonito de esto es que estamos apreciando mucho más a nuestras familias y entornos”.

El entrenador aseguró que “el primer semestre del año cerrará de una manera muy traumática, porque retornar a las actividades no será fácil para ninguno. Prácticamente ya se perdió la temporada. Seguramente en la segunda todo podría volver a la normalidad, pero será lentamente”.

g

 

Opciones Paralímpicas

Para el entrenador Carlos Ávila, la postergación de los Juegos Paralímpicos para 2021 fue una fantástica decisión, toda vez que abre las puertas para soñar con la participación de dos tolimenses en Tokio.

“Con Diego Fernando Cuesta, quien es ibaguereño y representante de Fuerzas Armadas, debo reestructurar toda la preparación para Japón, pero además nació una nueva ilusión con Kevin Moreno, ya que tenemos más tiempo para intentar conseguir el tiquete con él”, sostuvo el ‘profe’.

Y aclaró que “él viene de ganarse tres medallas de oro en los Juegos Paranacionales de Bolívar, y hasta el último torneo en el que compitió, aparecía en el noveno puesto del escalafón mundial. Entonces tenemos un año para que él se gane el derecho de competir en Tokio”.

Eso sí, Ávila aclaró que “a diferencia de los atletas convencionales, los que están en situación de discapacidad, además de tener que ser los mejores en su categoría, deben presentar una evaluación médico-funcional, realizada por expertos exclusivamente en torneos internacionales.

Por ese motivo, antes de definirse la cuarentena, hablamos con Indeportes de la posibilidad de que Kevin y otros chicos de alto rendimiento compitan en el exterior para que puedan ser evaluados. Como mínimo, si no se consiguen los Paralímpicos, al menos podríamos tener hasta cinco tolimenses en la Selección Colombia para el 2021”, puntualizó.

Con la plataforma virtual Zoom, el entrenador Carlos Ávila puede supervisar a sus pupilos.

 

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios