Liga Femenina avanza, pero aún tiene pendientes

Crédito: Cortesía Dimayor - EL NUEVO DÍAIndependiente Santa Fe se coronó campeón de la Liga Femenina 2020.
La realización del certamen durante la pandemia y la mejora en las garantías laborales fueron aplaudidas.
PUBLICIDAD

En un año que estuvo marcado por la incertidumbre y que golpeó fuertemente al deporte, la realización de una Liga Femenina en las condiciones que tuvo, fue una ganancia para los diferentes actores del balompié para mujeres en el país.

La cuarta edición de la Liga se disputó entre el 17 de octubre y el 13 de diciembre y contó con la participación de 13 clubes.

El certamen dejó como campeón a Independiente Santa Fe y subcampeón al América, equipos que representarán al país en la Copa Libertadores 2020, programada para marzo de 2021 en Argentina.

A diferencia de los campeonatos anteriores, la Liga 2020 recibió una inversión de 1.400 millones de pesos por parte del Ministerio del Deporte, contó con un patrocinador oficial: Betplay –el mismo del torneo masculino– y tuvo la transmisión de televisión de, al menos, un partido por fecha.

Pese a estos avances, aún hay tareas pendientes por parte de la Dimayor, Mindeporte y los clubes para lograr la anhelada profesionalización.

Incluso de la Conmebol, como lo afirmó Liliana Zapata, presidenta del club DIM-Formas Íntimas, quien recordó que en junio pasado, cuando aún no había claridad en el país sobre la realización de la Liga, la Confederación suspendió, por un año, el proceso de licencias de clubes de fútbol femenino como requisito obligatorio para participar de la Libertadores, un hecho que “va en contravía de todo proceso de profesionalización en Suramérica”, sostuvo la dirigente.

Sin embargo, valoró que pese a estar eximidos de esa norma, 13 clubes del rentado local continuaron con sus equipos femeninos.

“Me parece que en ese punto hemos avanzado, eso da cuenta de que no se están forzando las cosas, que no lo están haciendo por obligación, sino por convicción, eso para nosotros ya es un gran logro”, reconoció Zapata.

 

Garantías laborales

Otro avance que tuvo la Liga que acaba de terminar es que todas las jugadoras contaron con un contrato de trabajo. En los campeonatos anteriores, a cada equipo le permitían tener hasta 12 futbolistas sin garantías laborales (son mínimo 22 y máximo 27 mujeres inscritas por cada club).

La norma fue aplaudida; sin embargo, jugadoras experimentadas como Paula Botero, quien había anunciado su retiro y volvió a la actividad para jugar con Atlético Nacional, se sostuvo en la idea de que los contratos de las futbolistas deben ser mejores.

“Los clubes le deben ofrecer más garantías a las jugadoras con contratos más largos que les brinden una estabilidad económica. Este año volvió a pasar, hubo equipos que ofrecieron contratos a las jugadoras por los dos meses de competencia. Hubo un par que sí firmaron contratos anuales, ese es el objetivo por el cual deben trabajar los clubes y los encargados del torneo”, expresó Botero.

 

Más jugadoras locales

Catalina Usme, capitana del América, resaltó otro cambio en la Liga que tuvo que ver con el número de jugadoras extranjeras permitidas en cada club.

Este año se limitó a tres el número de refuerzos provenientes de otros países, norma que, según Usme, motivó a las futbolistas y los procesos formativos locales.

De acuerdo con el portal Fémina Fútbol, 240 colombianas actuaron en la Liga mientras que 16 extranjeras llegaron como refuerzos: 12 venezolanas, una norteamericana, una costarricense, una paraguaya y una peruana.

 

Consolidación pendiente

Una Liga de más de dos meses es el llamado generalizado que hacen dirigentes y futbolistas. Además de ser un beneficio para la regularidad de los elencos, Zapata señala que esto atraería patrocinadores, un pendiente que ayudaría a la financiación de los equipos.

“Si planeamos una Liga con tiempo y planteamos un modelo de negocio sólido seguramente vamos a tener más patrocinadores porque un torneo de dos meses y medio no es atractivo para un sponsor”.

MEDELLÍN, EL COLOMBIANO

Comentarios