El baloncesto está de luto en Ibagué

Crédito: CARACOL RADIO - EL NUEVO DIA
Las populares canchas del parque central del barrio El Salado no volverán a ser las mismas. Y no es por el encierro que realizaron allí recientemente, como parte de unas obras de adecuación. Se debe al fallecimiento del entrenador Armando Silva. A los 84 años, el ‘profe’ dejó de vivir debido al Covid-19, teniendo en cuenta que tenía una enfermedad de base.
PUBLICIDAD

Tras conocerse la noticia de su deceso, en redes sociales rápidamente surgieron voces de lamento y apoyo para su familia, tanto de amigos y conocidos, así como protagonistas del deporte en la ‘Ciudad Musical’.

“Él se dedicó durante toda su vida a impulsar el baloncesto en El Salado. Eso fue incluso cuando esa zona se podía decir que era independiente a Ibagué. Desde esa época lo conozco, y su trabajo incondicional”, manifestó el DT de la Liga de Basket del Tolima, Oswaldo Penagos.

“Muchas chicas recibieron sus conocimientos, y varias de ellas vistieron los colores Vinotinto y Oro en diferentes certámenes”, agregó.

También sostuvo de su colega que “su énfasis fue la masificación, y trabajar con las divisiones menores. Era un formador”.

Por otro lado, Penagos resaltó que “era alguien que conseguía los recursos con mucho esfuerzo. Su labor estuvo enfocada en ayudar a los menos favorecidos, y también pretendía alejar a las niñas del mal camino”.

Otro colega que recuerda con nostalgia a Armando Silva es Juan Carlos Araque, actualmente docente de la Universidad del Tolima, y quien en múltiples ocasiones enfrentó al ‘profe’ en partidos locales.

“Él es un referente del baloncesto no solo en la capital del Departamento, sino en toda la región. Desde hace muchos años venía trabajando, con el único propósito de sacar adelante a sus pupilas a través del deporte”, indicó Araque.

Además, sostuvo que “yo en El Salado vi niñas que por su contextura nadie las relacionaría con el baloncesto, pero en la cancha, bajo las órdenes del profesor Silva, eran muy talentosas.

Él siempre les inculcó a sus jugadoras el respeto por el juego limpio, por acatar las reglas, por trabajar con amor y hacerlo con alegría. Fue una persona muy amable, muy cordial. Todo un señor”.

 

DATO

El entrenador Armando Silva fue un constante animador de los Juegos Intercolegiados con sus equipos de El Salado.

 

Redacción Deportes

Comentarios