Mira los ‘toritos’ desde la barrera

Crédito: Ronal Rengifo – EL NUEVO DÍAMelany Saray Pino Perdomo, pupila de María Camila, obtuvo ayer medalla en la prueba de relevos en la categoría 8 años.
Tras su temprano retiro del patinaje, la ibaguereña María Camila Celemín Piñeros se convirtió en entrenadora de dos disciplinas.
PUBLICIDAD

Cinco años atrás, la tolimense María Camila Celemín Piñeros era protagonista de este tipo de artículos, gracias a sus destacadas actuaciones tanto en eventos nacionales como internacionales de patinaje.

Pero luego de su temprano retiro, ahora se encuentra del otro lado de la barrera en los patinódromos, aconsejando y apoyando a las deportistas que integran su propia escuela de formación.

Así lo ha hecho estos días en el Parque Deportivo de Ibagué, donde con sus pequeñas pupilas hacen parte del Campeonato Panamericano de la especialidad, el cual se llevará a cabo hasta el 14 de febrero.

“Mi club se llama CCP, pero antes tenía como nombre Skate Warriors. Fue un proceso de transformación en el que quise participar después de colgar los patines, porque sentí que podía enseñarles muchas cosas a las niñas, tanto con conocimientos técnicos, y gracias a la experiencia acumulada durante mi carrera”, refirió la ibaguereña.

Cabe recordar que, en el 2015, Celemín Piñeros se convirtió en la primera patinadora del Tolima en integrar una Selección Colombia, con la cual participó exitosamente en una serie de torneos en Alemania y Holanda.

Pero ese mismo año, luego del desastre de los escenarios con los peores Juegos Nacionales de la historia, optó por marcharse a Bolívar, toda vez que en la ‘Ciudad Musical’ el ‘huracán de la corrupción’ arrasó con lo poco que había.

Tiempo después esta talentosa ‘Pijao’ decidió abandonar las pistas, y se hizo mucho más famosa en la Región al participar en el Desafío (2017), uno de los reality shows con mayor audiencia en Colombia, transmitido por Caracol Televisión.

Desde ese instante la vida de María Camila tuvo un giro importante, ya que se dedicó a practicar el CrossFit. Le quedó gustando tanto y le ha ido tan bien, que en su ciudad natal edificó su propio gimnasio y lo convirtió en su proyecto de vida, junto con el club de patinaje.

“En la mañana doy mis clases en el Wololo Box (gimnasio), y por las tardes, en el Parque Deportivo, hago lo propio con mis niñas en el club. Son dos actividades que me apasionan demasiado”, sostuvo la ex patinadora de apenas 23 años.

Y agregó: “Desde muy niña he vivido rodeada de deporte. El patinaje lo llevo en las venas, y el CrossFit es una adicción que me ha permitido tener un estilo de vida saludable y entender que podemos superar nuestras propias barreras”.

Sobre el club de patinaje manifestó que “mi objetivo es alejar un poco a las niñas del abuso de la tecnología, de desperdiciar el tiempo con la televisión y cosas por ese estilo. Con este deporte se fortalece la disciplina, el orden, la dedicación, y todo eso quiero que les quede para su vida”.

 

DATO

12 niñas forman parte del Club CCP de María Camila Celemín Piñeros.

 

Lo que más le agradezco al patinaje fue la persona en la que me convirtió

Deportes

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios