Una joven promesa probó finura en Ibagué

Crédito: Hélmer Parra – EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Mariana Isabel Higuita Barraza logró meterse al cuadro principal de la ‘Copa Ibagué Destino Deporte’ con apenas 14 años.
PUBLICIDAD

El nombre Mariana Isabel Higuita Barraza seguramente ahora pasa un poco desapercibido en el tenis nacional. Sin embargo, a futuro es muy probable que sea el protagonista de los principales titulares de las noticias deportivas locales, y tal vez internacionales.

Tal y como en su momento María Camila Osorio Serrano dejó enormes sensaciones en los Juegos Nacionales disputados en 2015 en Ibagué, para convertirse cuatro años después en campeona del US Open Junior, esta joven barranquillera hizo lo propio recientemente en la ‘Ciudad Musical’.

Con apenas 14 años, en la ‘Copa Ibagué Destino Deporte’ que se cumple en el Club Campestre, donde se reúnen atletas en categoría abierta de diferentes partes del mundo, Higuita Barraza logró meterse en el cuadro principal.

Lastimosamente para ella su historia en el certamen culminó precisamente en el inicio de las confrontaciones más fuertes, pero haberse metido a dicha instancia habla muy bien de su juego, y especialmente de su proyección.

Cabe resaltar que en 2019 fue campeona del Sudamericano Sub-12 disputado en Argentina, y este año, tras el receso por la pandemia en 2020, se adjudicó el título del Sudamericano Sub-14 en Paraguay.

Además, integró la Selección Colombia que terminó décima en el Campeonato Mundial Sub-14 desarrollado en República Checa.

De sus inicios en el deporte blanco, recordó la anécdota sobre el día en el que sus padres, cuando ella tenía apenas cinco años, la llevaron al patinódromo a ver un campeonato, pero ella se entretuvo observando uno de tenis que se disputaba muy cerca.

“Desde ese día me gustó, y le dije a mis papás que eso quería practicar. Como me fue bien, decidimos irnos para Medellín a buscar una mejor preparación, y ahora defiendo los colores de Antioquia, y estoy aprendiendo día a día, buscando siempre mejorar y escalar”, indicó la deportista.

Respecto a su decisión de competir en la capital tolimense, ante contrincantes con mucho más recorrido, afirmó que “es para ganar experiencia. Uno solo puede crecer si se mide con rivales fuertes.

Yo no vine pensando en un resultado, porque soy consciente del nivel de la competencia. Quería probarme, tener mayor presión, y disfrutar mi juego”.

La tenista, quien estudia de manera virtual para poder entrenar a doble jornada, comentó finalmente que “mi sueño es ser profesional. No existe un solo Grand Slam que robe mi atención, yo quiero algún día competir en todos, y representar a mi país.

María Camila Osorio es mi ejemplo a seguir. Ella viene consiguiendo grandes cosas gracias a su disciplina y empeño, y confío de igual manera escalar paso a paso hasta lo más alto”.

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios