Joven traductora hace sentir como en casa a los competidores del Mundial

Andrea Mendoza Lizcano acompaña a la delegación de China Taipéi, gracias a que habla mandarín.
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.Andrea Mendoza Lizcano acompaña a la delegación de China Taipéi, gracias a que habla mandarín.
Contenido Exclusivo
La delegación de China Taipéi, originaria de Taiwán, ha podido desenvolverse sin mayores complicaciones en los Mundiales de Patinaje de Velocidad Ibagué-2021, gracias a la tolimense Andrea Mendoza Lizcano.
PUBLICIDAD

Esto gracias a que la joven de apenas 20 años habla mandarín, y también inglés. “Quería asumir un reto importante, y sentí que este idioma lo era. Al ver que estaban ofreciendo clases aquí, hace unos cuatro años me animé a participar”, contó.

Y agregó que “yo estudio lenguas modernas, y pues el mandarín me quedó gustando. Por eso lo practico mucho y busco aprender más cada día.

Cuando me enteré que estaría acá la delegación de China Taipéi, de inmediato envié mi solicitud para hacer parte del grupo de voluntarios. Afortunadamente las cosas se dieron para poder estar aquí, presenciando este evento tan importante, y de paso aprovechando al máximo para fortalecer mi mandarín”.

Mendoza Lizcano sostuvo que “hasta el momento me ha ido muy bien con el equipo. Eso sí, los asiáticos son personas reservadas, de poca integración. Al comienzo las charlas eran escasas, pero con el paso de los días se fueron abriendo un poco más, y descubrí que son muy agradables”.

Andrea contó que “yo tengo un compañero, quien es el que los guía desde el día que arribaron a Ibagué. Eso sí, él habla solamente inglés. Yo brindo un apoyo, aprovechando mi conocimiento sobre su idioma”.

La ibaguereña dijo que “ellos me confesaron que no les ha gustado mucho la comida de acá, pero no porque les parezca mala, sino que la prefieren más condimentada. Extrañan mucho la alimentación de su país.

También les gusta tener su espacio de tranquilidad. Buscan siempre la relajación. Eso les permite concentrarse mejor. Son muy puntuales. Es una gran virtud que los caracteriza”.

Además, le indicaron que “el viaje les pareció muy agotador. Son muchas horas de vuelo desde Taiwán. Por eso decidieron venir con un par de días de anterioridad, para adaptarse de la mejor forma”.

Sobre su futuro, manifestó que “me gustaría aprender muchos más idiomas, pero por lo pronto deseo convertirme en una traductora profesional del mandarín al español e inglés. Este Mundial caerá muy bien en mi hoja de vida, por eso estoy muy comprometida con mi labor.

Como en el equipo solo unos pocos hablan el inglés, y todos prefieren dialogar en mandarín, eso me ha permitido tener mucha interlocución con ellos. Estoy feliz por esta linda oportunidad, y creo que ellos también por tener a una persona local que los entienda”.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

 

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios