El Real Madrid, campeón de Europa por decimocuarta vez

Crédito: EFE / El Nuevo Día.
Escenario de tres remontadas para la historia, el Santiago Bernabéu volvió a vivir una noche para el recuerdo. Sin necesidad del final agónico como en dichos partidos, los aficionados del Real Madrid disfrutaron, en las cuatro pantallas gigantes dispuestas por el club en el centro del campo, de la consecución de la decimocuarta Liga de Campeones para el conjunto blanco.
PUBLICIDAD

Título logrado tras una final frente al Liverpool en París (0-1) que empezó con retraso, provocando el primer momento de indignación por parte del alrededor de 55.000 espectadores -aforo reducido por las obras en el Santiago Bernabéu- que se dieron cita este sábado tras el anunció del primer retraso del encuentro debido a los graves problemas en el acceso al Estadio de Francia.

Pitos por parte de la afición madridista que se apaciguaron repitiendo las imágenes de las tres remontadas en las eliminatorias hasta llegar a París.

El segundo, tras una primera mitad en la que el belga Thibaut Courtois volvió a ser el más aclamado por dos intervenciones de mérito, ocurrió al filo del descanso cuando, tras tres minutos de espera por la revisión del sistema de videoarbitraje (VAR), se anuló un tanto del francés Karim Benzema.

1

Eso sí, no tardó en llegar la alegría a un Santiago Bernabéu que hasta entonces vivió el partido con más silencio tenso que cánticos de apoyo. Minuto 59 y el brasileño Vinicius Junior remató en el segundo palo un centro del uruguayo Fede Valverde, desatando la locura en el feudo madridista.

La afición del Real Madrid saltando, haciendo la ola, con gritos de “¡campeones de Europa!” … el ambiente cambió por completo, mientras que lo que siguió igual fueron las paradas salvadoras de Courtois, quien se llevó el mayor número de ovaciones de la noche gracias a seis paradas que evitaron el empate del Liverpool, ante la desesperación de sus futbolistas.

Esta vez no fue necesaria otra remontada cerca de lo imposible, solo aguantar el sufrimiento de las acometidas del conjunto inglés, e incluso dio tiempo para los “ole” en la grada en los momentos que el Real Madrid tuvo la posesión.

Minutos finales de tensión, pero, como en cada encuentro en ronda del k.o. vivido en el Santiago Bernabéu, con final feliz para una afición madridista que, tras ver desde las pantallas gigantes como su equipo levantaba la decimocuarta Liga de Campeones, muchos desfilaron por el Paseo de la Castellana rumbo a la fuente de la diosa Cibeles para seguir con los festejos.

Por su parte, el Real Madrid no acudirá al lugar habitual de celebración hasta este domingo por la tarde, tras la tradicional visita a las instituciones, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Posteriormente, programado a las 22:00 horas CEST (-2 GMT), el Santiago Bernabéu volverá a abrir sus puertas para acoger la celebración final de la ‘Champions’ con el ofrecimiento de la orejona a la afición.

Colprensa /Redacción web.

Comentarios