00000

Futbolista se lanzó de un cuarto piso borracho y drogado: una noche que terminó con su carrera

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
El deportista relata cómo una trágica noche acabó con su carrera.
PUBLICIDAD

Dos años después de la terrible situación que vivió Jaír Palacios, futbolista, que por poco llega al Deportes Tolima, reflexiona sobre lo ocurrido y cuenta detalles de la fiesta que cambió su vida. 

Una noche de excesos en Cali, muy diferente a las que estaba acostumbrado desde joven, le provocó problemas que casi acaban con su existencia. Relata que le ofrecieron ayuda, aunque la rechazó.

Palacios jugaba como lateral derecho, salía del Atlético Bucaramanga y se preparaba para nuevos rumbos profesionales. Sin embargo, en medio de una rumba, drogas y alcohol se lanzó de un cuarto piso. 

“Las personas con las que estaba en ese momento, me dijeron que yo había empezado a actuar raro y me tiré, pensando que ellas me iban a hacer daño. Estaba en un trance de pánico y me lancé. No sé cómo estoy vivo porque yo caí en pavimento. Cuando me levanto de la clínica, el hueso de la cadera estaba hacia arriba, casi que se sale de la piel. En ese momento, me vi y dije: ¿Qué hice con mi vida?”, relató al Gol Caracol. 

Agregó que en ese instante sus excompañeros y futbolistas oraban y pedían por él, nada de lo que pasó quedó en sus recuerdos. “Me levanté en una clínica, le digo a mi esposa que qué hago ahí y ella me dice me había lanzado de un cuarto piso y no lo podía creer. Fue tanta la droga que tenía en mi sangre y cuerpo, que ni me acordaba qué había hecho, no era consciente de nada”.

No era la primera ni la última vez que el deportista se enfrentaría a algo así. Antes, había tenido una lesión, que no cuido, pero que su equipo en Bucaramanga sí le ayudó a recuperar y solventar.

Jair confesó ante el canal de televisión que la tragedia siguió posterior a la caída del semejante altura: “después de lanzarse del cuarto piso, tuve otra caída, que esa no la sabe nadie. Ya me había recuperado. Tras seis meses, ya podía andar bien, común y corriente, caminando normal y fue cuando llegó otro tropiezo. Estaba cumpliendo años y en la fiesta me enfiesté. Ese día estuve bajo el efecto de muchas drogas, con sentimientos encontrados ya que no estaba jugando fútbol y al amanecer la gente me dice que yo me estaba tirando a los carros. Mi esposa estaba llorando, no sé qué locura hice”.

Además, el futbolista reveló que sus excesos pasaba desde trago, marihuana, éxtasis, cocaína, tasi. “Junté todo lo que va en contra de un deportista de alto rendimiento”, dijo.

¿Cómo está actualmente?

 

Jair está radicado en Estados Unidos con su esposa, a quien denomina como su soporte y mayor apoyo durante sus crisis. Le agradeció frente a las cámaras: “a mí esposa le digo que la admiro mucho porque para haber estado con una persona así, eso es mucho amor el que me ha demostrado. A ella y a mis dos hijas, las admiro mucho. Solo tengo palabras de agradecimiento para ellas porque hoy están muy orgullosas de mí, del hombre que ahora soy y en el que me convertí. 

Reveló que está en proceso de rehabilitación y su familia se enorgullece de eso. “Ya tengo charlas con un psicólogo y el pastor César que me ayudan mucho”.

Así luce actualmente, esta es una de  las últimas imágenes que publicó: 

Redacción Web

Comentarios