00000

Cierre con broche de oro en el Campeonato Gladiadores Off-Road

David Lobón sobre la Tiger 1.200 con la que ganó en ‘Riverside Llanogrande’.
Contenido Exclusivo
El piloto David Lobón ganó la última válida del Campeonato Gladiadores Off-Road y se quedó con el subtítulo de su categoría.
PUBLICIDAD

Con una contundente victoria, el tolimense David Lobón bajó el telón de su participación en la edición 2022 del Campeonato Gladiadores Off-Road, un evento de motociclismo de alto cilindraje que viene tomando mucha fuerza en Colombia.

En esta última válida del certamen, disputada en ‘Riverside Llanogrande’, muy cerca de Rionegro, Antioquia, el ibaguereño se impuso en la categoría Gladiadores 1.200. Superó la línea de meta con una importante ventaja sobre sus perseguidores.

Este triunfo, y la manera como lo consiguió, reconfortó al deportista, teniendo en cuenta que debió conformarse con el segundo puesto en la tabla general, toda vez que, por problemas mecánicos en su anterior motocicleta, no pudo asistir a la primera carrera del año.

“Yo tenía claro que era complicado defender el título obtenido en 2021, por no estar presente en el inicio del evento. Sin embargo, me propuse ganar esta válida de la mejor manera, y lo conseguí. Eso me dejó muy satisfecho”, sostuvo Lobón, cuyo compañero de escuadra también festejó en territorio ‘paisa’.

Cabe resaltar que el piloto ‘Pijao’ cambió de equipo en el epílogo del Gladiadores Off-Road. Así las cosas, su triunfo fue con el Team Triumph, manejando una moto Tiger 1.200, con la cual arrasó en una pista cuya dificultad estuvo al tope, debido al invierno.

“Fue muy satisfactorio ganarles a las marcas KTM y BMW. En esta carrera mostramos que las motocicletas Triumph llegaron al País para ser un punto de referencia. Son máquinas muy potentes, las cuales pueden salir adelante en los terrenos más difíciles.

Por ejemplo, en la pista se quedaron enterrados varios compañeros. Yo obtuve el voto de confianza del Team Triumph, y no dudé en que podíamos hacer una válida inolvidable, ya que desde el primer momento sentí la potencia de la Tiger 1.200”, indicó David.

Su compañero en esta travesía fue el ecuatoriano Dennis Escobar, quien ganó la válida final de su categoría en una Tiger 900, y de paso se coronó campeón en la sumatoria de puntos del año.

Vale la pena destacar que, en muy corto tiempo, Lobón pudo adaptarse a su nuevo ‘fierro’ para sacarle el máximo provecho. “Uno recibe la moto un mes antes de la competencia. Es un préstamo. Afortunadamente en los entrenamientos me sentí muy bien, y eso se vio reflejado en el certamen final”, refirió.

Teniendo en cuenta esta gran actuación, su recorrido y el nuevo equipo, el tolimense se estaría animando para competir en el campo internacional.

“Yo creo que se puede pensar en grande, ya que tenemos un acompañamiento de mecánicos, asistencia técnica y médicos de alta calidad. Con un grupo así, y esta potente motocicleta, sería interesante salir del País.

Por ahora estamos en diálogos, ya que existiría la oportunidad de ir a correr en Europa. Por lo pronto queríamos mostrar en Colombia la calidad de Triumph, y ese objetivo se cumplió, a la par de dejar en lo más alto los colores del Tolima. Ojalá el próximo año se vengan cosas mejores”, puntualizó Lobón.

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios