00000

¿Revivirán los ‘mataderos’ municipales en el Tolima?

Archivo - EL NUEVO DÍA
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍALos ganaderos entienden como una buena posibilidad esta reapertura.
Contenido Exclusivo
Desde la presidencia de la República se manifestó la intención de revivir la figura de los ‘mataderos’ municipales con el ánimo de disminuir los costos de la carne para el consumidor final. Este pregón no caló del todo bien en el gremio de los frigoríficos, quienes señalaron que de hacerse esto realidad, se estaría retrocediendo más de una década en los tratamientos de calidad de la carne.
PUBLICIDAD

El presidente Gustavo Petro precisó sobre la necesidad de revivir los ‘mataderos’ municipales para acabar, según sus declaraciones, con los monopolios que afectan a los productores de cárnicos en los territorios, y por ende, incrementan los costos que deben ser asumidos por el consumidor final.

Petro, en medio de una rueda de prensa del informe de gestión de sus primeros 100 días de gobierno, argumentó: “En el caso de la inflación, del Invima, Colombia no puede quedar en manos de un monopolio de frigoríficos de carne de res. Se ha llegado a ese punto porque el Invima acabó con la figura del matadero municipal, hay que dar vuelta atrás”.

El presidente explicó que el incremento en el valor interno de la carne no se debía precisamente a un mayor costo, sino al equiparamiento del precio internacional de la carne que le pagan al exportador de ganado en pie, “y el producto de eso es hambre en Colombia”, sostuvo el mandatario.

Adicional a esto, Gustavo Petro aseguró que el Invima deberá tener un papel determinante como ente democratizador de la economía colombiana, mas no como concentrador de la misma, para este cambio.

 

¿Los precios de la carne los impone un monopolio?

El presidente Petro sostuvo que el incremento del precio interno de la carne era una especulación, la cual era producida por un monopolio, más exactamente, un oligopolio en la transformación del ganado en carne para la venta al público, y que esto finaliza mediante un proceso de democratización. 

Álvaro Urrea Ruiz, presidente de la Asociación de Frigoríficos de Colombia, detalló que las declaraciones del presidente Petro no cayeron muy bien dentro del gremio que representa, sobre todo, al momento de referirse acerca de la existencia de un monopolio. 

“No es una pelea contra el presidente, pero se debe aclarar que no hay un monopolio u oligopolio por parte de los frigoríficos, donde existen más de 500 establecimientos, entre beneficio y desposte bovino, porcino y ave, la mayoría de diferentes dueños”, explicó Urrea Ruiz.

Suministrada / El Nuevo Día
Archivo / EL NUEVO DÍA. La Asociación de Frigoríficos sostiene que la propuesta de presidencia es ‘innecesaria’.

 

“Es una medida innecesaria”

El presidente de la Asociación de Frigoríficos argumentó no saber exactamente cuál era el propósito de lo dicho por Petro, ya que de acuerdo con él, el número de frigoríficos no influye en gran medida en el precio de la carne. 

“No estamos muy de acuerdo en que se abran los mataderos como una estrategia para bajar el precio, consideramos ‘innecesaria’ esta medida”, dijo Urrea.

Y es que según el líder gremial, el costo del servicio brindado por los frigoríficos, se promedia sobre los $100 mil, y si se analiza el porcentaje de impacto del precio final de la carne, el valor cobrado por el servicio, equivaldría apenas un 2 % del costo del animal.

Urrea Ruiz detalló que actualmente, el costo estimado por una res es de $10 mil  por kilo, así un animal de 500 kilos, costaría $5 millones, por lo que el servicio del frigorífico no resulta un determinante mayor en el precio al consumidor.

Suministrada / El Nuevo Día

 

El porqué del incremento en el precio de la carne

“Es el animal el que marca el precio de la carne. ¿Y por qué está caro el animal?, por las exportaciones de animales en pie, algo que genera un efecto de especulación que dispara los valores”, indicó el presidente de la Asociación de Frigoríficos de Colombia.

Según él, dichas exportaciones doblaron el costo del animal, y advierte sobre la continuidad en el alza de precios de la carne, en caso de no regularse de manera efectiva dichas exportaciones. “Se le pidió al Gobierno anterior, pero no cumplió. Para que esos animales que salen en pie paguen impuestos, para que  no salgan esos animales tan pequeños, porque están haciendo un hueco en el ciclo ganadero”, acotó Urrea.

Carlos Gustavo Silva Villamil, gerente del Comité de Ganaderos del Tolima, expuso que en estos últimos dos años, debido al inicio de exportaciones de bovinos en pie hacia algunos países del Medio Oriente, se incrementó el valor del animal y por ende, el precio de la carne al consumidor interno.

No obstante, mencionó que antes de estas exportaciones, desde hace 12 años atrás, el precio del ganado en pie no subía para el ganadero, a pesar de que los costos de producción sí subían de forma progresiva. 

Silva advirtió que en el lapso de 10 años, antes de las exportaciones mencionadas, el valor pagado al ganadero por kilo del animal en pie, osciló entre los $4.500 y los $4.800, aunque el precio de la carne, sí aumentó durante ese periodo. 

“En estos últimos dos años se han visto incrementos de hasta $8.000 por kilo de ganado en pie, y por supuesto que esté aumento en los valores se le transmite directamente al consumidor final”, apostilló Silva Villamil.

“Lo que entendimos de lo que él dijo, consideramos que no es la estrategia para bajar el precio, por el contrario, creemos que esto complicaría las condiciones de salud pública, ya que los mataderos públicos difícilmente tienen los recursos para cumplir como los privados”, explicó el dirigente gremial. 

Suministrada / El Nuevo Día
Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA. Con la posible apertura de los ‘mataderos’ municipales se pretende una rebaja en los precios de la carne.

 

Control a la intermediación de la cadena de la carne de res

 José Félix Lafaurie Rivera, presidente Ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, al igual que lo mencionó Álvaro Urrea Ruiz, explicó que no existe ese monopolio al cual hizo referencia el presidente de la República. 

“Me hubiera gustado que las plantas de sacrificio que hay en Colombia, sobre todo las plantas de primera, en vez de estar haciendo maquila para terceros, vendieran carne”, apostilló Lafaurie, quien además recalcó que, de hacerse así, la carne tendría un costo menor y por lo tanto no se especularía con las tarifas hacia los consumidores finales.

Lafaurie afirmó que existen intermediarios ‘ociosos’ en la cadena de carne de res que deben ser controlados por el Gobierno y explicó que los novillos o las vacas que son producidos por los ganaderos son transformados en las plantas de sacrificio, sin embargo, hay quienes se quedan con un valor muy importante que en el fondo no genera mayor valor agregado, y apuntó hacia los procesos de transporte, tanto del animal como de la carne.

“¿Hay derecho que alguien se quede con la cuarta parte de la res? Aquí se debe ordenar este tema y ponerle atención a la problemática citada”, cuestionó el presidente de Fedegán.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Las plantas de sacrificio abarataría el precio de la carne

El jefe de Estado mencionó que el regreso de los ‘mataderos’ municipales permitiría que los pequeños ganaderos oferten sus productos de una manera más ágil, ya que se ahorrarían los costos de transporte del animal vivo hacia la planta de beneficio, a la vez, el posterior transporte en frío de la carne.

El gerente del Comité de Ganaderos del Tolima, Carlos Gustavo Silva, sostuvo que la poca existencia de plantas de beneficio en los territorios, es en definitiva una variable que aumenta el precio final de la carne. Para el caso concreto del Tolima, Silva indicó que el departamento cuenta con apenas siete plantas.

El líder ganadero precisó acerca de la importancia de contar con plantas de sacrificio en los territorios, ya que permitiría a las familias acceder a esta proteína a un costo más económico. En cuanto a los pronunciamientos de las plantas de beneficio privadas, señaló que dichas plantas sí se verían afectadas, tras haber hecho fuertes inversiones, “no les va a servir esa propuesta que está haciendo el presidente Petro”, expuso Silva.

 

Se debe garantizar la inocuidad de la carne

Uno los principales detonantes para la resolución del Decreto 1500, que vigila las condiciones de salubridad e inocuidad de los productos cárnicos, fue la falta de tecnicidad en los distintos procesos que se llevaron a cabo en la mayoría de los mal llamados ‘mataderos’ en todo el territorio nacional.

“Lo que entendemos de la propuesta del presidente, no es volver a esos ‘mataderos’,  en los que se sacrificaba a los animales en condiciones deplorables, la idea es, que se conserven las condiciones de salubridad de la carne”, apuntó Carlos Silva. 

El Gerente del Comité de Ganaderos del Departamento, mencionó que actualmente se lleva a cabo el congreso de Fedegán en Barranquilla, donde se trató precisamente el tema de las plantas de beneficio, “lo vemos como una gran oportunidad para que se disminuya el precio al consumidor, obviamente, sin descuidar la salubridad en ninguno de los procesos”, argumentó.

Suministrada / El Nuevo Día
Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA. Un kilo de carne por arriba de los $26.000, resulta casi un lujo para los hogares más pobres.

 

¿Es viable la reapertura de los ‘mataderos’ municipales?

Carlos Silva detalló que desde que entró en vigencia el Decreto 1500, se inició con el cierre gradual de varias plantas de beneficio bovino en el país, las cuales no cumplieron con los estándares de inocuidad de la carne. 

“Estos mal llamados ‘mataderos’,  eran estructuras posicionadas dentro de los pueblos, en su mayoría, cercanos a los ríos, a donde caían los desechos, algo que denotaba claramente contaminaciones a los afluentes hídricos”, dijo Silva.

Las plantas municipales pueden vender carne para el consumo, las normativa nacional lo permite, así como impide la venta de carne a los establecimientos que incumplen los requisitos de inocuidad.

El gremio ganadero indicó que la propuesta del Gobierno es viable, no obstante, para la Asociación de Frigoríficos de Colombia, no resulta una medida necesaria. 

La discusión queda servida, sin embargo, se debe tener en cuenta que, si llegan a disminuir los precios de la carne en el país, los verdaderos beneficiados serían los consumidores, que comerían una carne más económica, inocua y que no ponga en riesgos la salud.

El 4 de mayo de 2007 el Gobierno Nacional determinó por medio del entonces Ministerio de Protección Social, proceder a la expedición del Decreto 1500, donde quedó reglamentada  la vigilancia que se le haría a los productos cárnicos en el país.

Entre 2016 y 2022, el Invima cerró 359 ‘mataderos’ en Colombia por el incumplimiento de las disposiciones técnicas y de salubridad acordadas en el Decreto 1500.

“Lo que dice el presidente Petro es posible. Todos los municipios pueden sacrificar reses para autoconsumo” - José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán.

“Se han cerrado todos los mataderos que no pudieron cumplir con la norma, los que cumplen, hoy en día están abiertos” - Álvaro Urrea Ruiz, presidente de la Asociación de Frigoríficos de Colombia.

“Lo vemos como una gran oportunidad para que se disminuya el precio al consumidor” - Carlos Gustavo Silva Villamil, gerente del Comité de 

Ganaderos del Tolima. 

 

Datos

- En Ibagué, un kilo de carne de res para freír se encuentra en un rango de entre $26 mil y $30 mil.

- 3,2 millones de reses son consumidas al año por los colombianos.

- 16,58 % ha incrementado el precio de la proteína en lo corrido del 2022, según el Dane.

- $5.000 millones costaría la reconstrucción de un ‘matadero’ municipal, según la Asociación de Frigoríficos.

- En el primer semestre de 2021, en el Tolima fueron cerradas 14 plantas para beneficios de bovinos por no cumplir con los requisitos de inocuidad.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

JONATHAN HERNÁNDEZ PARRA

Comentarios