Los números ilusionan, pero el fútbol y los resultados no

Aunque el técnico Alberto Gamero aseguró que tenía equipo para clasificar este semestre a los cuadrangulares, el rendimiento de su escuadra no lo respalda.

Desde que el Deportes Tolima perdió en el escritorio de la Dimayor los tres puntos que le había ganado en la cancha a Rionegro Águilas, el equipo no ha vuelto a ser el mismo. Justo en ese momento, el técnico Alberto Gamero le aseguró a la prensa que a pesar del castigo recibido, tiene equipo para lograr la clasificación a los cuadrangulares de la Liga Águila 2019-II.

Sin embargo, el rendimiento de su escuadra no ha respaldado dichas palabras. Los ‘Pijaos’ no han podido encontrar un equilibrio en su fútbol, y el tiempo juega en contra, toda vez que apenas quedan siete fechas para la culminación de la fase regular.

Afortunadamente las cuentas aún ofrecen luz de esperanza, ya que al revisar la tabla de posiciones, el conjunto de la ‘Tierra Firme’ apenas está a dos puntos del octavo, que es el Deportivo Pasto con 17 unidades.

El problema es que por delante de los ‘Musicales’ están dando también la pelea Envigado (13° con 16 pts.), Rionegro (12° con 17 pts.), Santa Fe (11° con 17 pts.), Once Caldas (10° con 17 pts.) y Patriotas (9° con 17 pts.).

Así las cosas, el margen de error es muy corto. Para entrar al grupo de los ocho primeros se debe tener estabilidad, y esa es una de las falencias del Tolima, cuya nómina es talentosa, pero todavía no brinda garantías futbolísticas.

Y en eso influyen dos factores importantes. Por un lado, el vacío que dejó Marco Pérez no se ha podido llenar. Jorge Ramos está despertando tímidamente, y Diego Valdés lo intenta, pero las cosas no le salen. Parece estar negado con el arco contrario.

La otra situación compleja es que sigue faltando un volante creativo neto, con liderazgo e ideas en la mitad de la cancha. Lo de Álex Castro y Ánderson Plata por las bandas es importante, pero entre ellos debe haber un hombre que maneje a su antojo dicha zona. El venezolano David Centeno parecía ser esa persona, pero aún no convence al técnico Alberto Gamero para adueñarse de la titularidad.

Un punto para tener en cuenta es que la falta de concentración le ha costado unidades importantes a la ‘Tribu’. Errores individuales han desbaratado todo el trabajo de una semana, o lo realizado hasta el momento en el partido donde se presenta la pifia.

Estos son aspectos que se pueden ajustar, corregir y mejorar, pero debe ser ya, porque empezó una prueba contrarreloj para los que se dejaron colgar del tiempo, y cualquier falla puede costar el tiquete para la segunda ronda, y no solo eso, también la participación internacional del próximo año.

Por ejemplo el Vinotinto y Oro inició este semestre con muy buenos números en la reclasificación, pero su rendimiento del apenas 38,46 por ciento lo tiene actualmente alejado de los puestos para las copas tanto Libertadores como Sudamericana.

Así las cosas, es una obligación para el conjunto ‘Musical’ levantar cabeza de inmediato, y el momento apropiado es el cotejo de este jueves (6 p.m.) en Ibagué ante el difícil Deportivo Cali (4° con 23 pts.), por la fecha 14 del ‘Clausura’. Hay equipo, las cuentas alcanzan, lo que falta es empezar a marcar goles y sumar de a tres, por lo menos en casa.

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios