Décima de ¡’Segundo’!

Décima de ¡’Segundo’!
El ibaguereño Andrés Torres perdió ayer por muy poco la medalla de oro en los 100 metros bialetas de actividades subacuáticas.
14 Nov 2015 - 5:01am

Había asegurado un puesto en el podio, pero aún así no pudo evitar tener rabia. Ese fue el primer sentimiento que embargó ayer al tolimense Andrés Torres, al confirmar que terminó segundo en los 100 metros bialetas de actividades subacuáticas, por detrás de Rafael Fernández (Cauca).

Y la desazón creció al observar en el tablero de registros que la medalla de oro se le había escapado de las manos por apenas una décima de segundo, algo equivalente a un parpadeo. Por eso, de arranque no disfrutó su primera plata en los Juegos Nacionales.

El ibaguereño venía el jueves de colgarse la presea dorada, y en la segunda de sus tres pruebas fuertes en las justas, solo tenía como objetivo colgarse el metal más brillante.

“Qué piedra. Yo iba por lo mío, sin embargo cometí un error que me costó caro. En la vuelta de los últimos 50 metros marchaba segundo, aunque alcancé al caucano en el remate y lo pasé, pero en el toque me superó. No lo podía creer”, sostuvo Torres.

Y agregó: “El mal genio siempre fue conmigo, porque me faltó reacción. Pero bueno, ya pasó, debo levantar la cabeza y asumir con orgullo esta medalla plateada, que obviamente no cae nada mal, aunque mi meta eran tres oros”.

Revancha

Andrés aseguró que debe darle vuelta rápidamente a la página, pues hoy tendrá que afrontar un nuevo reto, el cual no hace parte de sus fortalezas: la apnea (con una sola aleta y aguantando la respiración).

“Estaré en la prueba de los 50 metros. No será fácil, porque ese no es mi fuerte, aunque lo daré todo por intentar acomodarme en el podio. Allí competirá un vallecaucano que es campeón mundial. Haré mi máximo esfuerzo”, refirió el nadador.

Luego de esto, concentrará todas sus fuerzas para la jornada de mañana, en la que buscará directamente el oro, en los 200 metros bialetas, carrera donde se siente como pez en el agua, y por eso su propósito es volverse a bañar en oro.

Publicada por
RONAL RENGIFO ÁLVAREZ