Revancha dorada

Revancha dorada
Los tolimenses Henry Díaz y Yon Fredy Martínez se sacaron la espinita que tenían clavada desde su participación individual, y se colgaron ayer la medalla de oro por equipos en el billar a tres bandas de los Juegos Nacionales.
EDWIN SALCEDO - EL NUEVO DÍA
Yon Fredy Martínez (izq.) y Henry Díaz
Foto: EDWIN SALCEDO - EL NUEVO DÍA
19 Nov 2015 - 5:01am

Henry Díaz y Yon Fredy Martínez se sacaron el clavo que tenían enterrado en sus corazones, luego de no conseguir lo que esperaban el pasado lunes festivo, en la definición de la medallería del billar a tres bandas individual de los Juegos Nacionales 2015.

Anoche, la sensación fue muy distinta a la que vivieron el fin de semana, cuando Díaz perdió la disputa por el oro ante Carlos Campiño, del Valle, mientras que Martínez ni siquiera pudo montarse al podio, debido a que cayó frente a Julián Morales (Risaralda) en el duelo del honor por el bronce.

El centro de convenciones Alfonso López Pumarejo, por donde primero salieron cabizbajos y con la moral prácticamente por el suelo, ayer abrió sus puertas de par en par para que ambos salieran en hombros, luego de conseguir la cuarta medalla de oro para el Tolima en las justas, en la especialidad por equipos.

Felicidad total

Con los brazos en alto y una sonrisa que no le cabía en la cara, Henry Díaz se desahogó. Fue lo que soñó realizar hace tres días. Ayer pudo, y no dudó en festejar de todas las maneras posibles, junto con las personas que lo estuvieron alentando a él y su compañero Yon Fredy Martínez, quien había caído en la segunda vuelta y esperaba el resultado de su amigo.

Ambos triunfaron en el primer ‘chico’, frente a Alexander Salazar y Manuel Martínez. Por tal motivo, lo que quedaba, ante la derrota del menos experimentado, era que el reciente campeón del Grand Prix Panamericano de Perú ratificara su favoritismo. Y lo consiguió, pues en su vocabulario estaba prohibida la palabra perder.

Del infierno al cielo

“Confieso que el lunes me fui destrozado de acá. Afortunadamente conté con el apoyo de un grupo profesional importante de Indeportes, que me trabajó el aspecto mental para asumir con fuerza el nuevo reto que estaba en juego”, reconoció Díaz.

Y agregó: “Esta victoria no fue solamente de nosotros dos. También hicieron parte todos los integrantes de la delegación, los entrenadores y los aficionados, porque su respaldo desde las graderías fue impresionante. Nos impulsó bastante”.

Por su parte, Martínez refirió: “Mi dolor por no ganar nada en individual, al acabar cuarto, se calmó por completo gracias a este oro que luchamos de principio a fin, y que incluso estuvo en duda, cuando enfrentamos a Cundinamarca en cuartos. Casi nos eliminan, pero hicimos una remontada histórica que nos hizo pensar que estábamos para cosas grandes.

“Esta presea se la dedico especialmente a la gente de la vereda Totarito, vía a Anzoátegui. Yo soy de allá, y quiero que se sientan orgullosos de este deportista que los recordó mucho y que demostró que en la provincia el talento deportivo sobra”.

Premio de consolación


La jornada de ayer pudo ser redonda para el Tolima, pero lastimosamente no lo fue, toda vez que el equipo femenino de Pool Bola Nueve, integrado por Andrea Cardona y Yuli Siempira, no consiguió colgarse la medalla de oro, como lo tenía proyectado.

Luego de la presea dorada obtenida por Cardona en individual, la dupla Vinotinto y Oro se llenó de confianza para su segundo reto en Juegos Nacionales. Sin embargo, las expectativas no se cumplieron, aunque lograron rescatar un premio de consolación.

Se trató de la presea de bronce, adjudicada luego de superar con marcador 4 - 2 a la pareja de Cundinamarca, integrada por Paola Castillo y Yenni Ruiz, una hija de la Tierra Firme que debió partir lejos de su región para buscar nuevos horizontes.

“No era lo que queríamos, pero la recibimos con mucho orgullo y felicidad. Pienso que la estrategia inicial no funcionó como esperábamos, por eso el arranque no fue tan positivo. Luego levantamos, pero eso no alcanzó a ser suficiente para quedarnos con el primer puesto”, sostuvo Cardona.

Por su parte, Siempira indicó: “Dios es muy lindo y no permitió que nos marcháramos con las manos vacías. Creo que esta es una alegría para la Ciudad, luego de tantas cosas feas previas al inicio de las justas”.

Publicada por
RONAL RENGIFO ÁLVAREZ