Una entrenadora ‘todo terreno’

Una entrenadora ‘todo terreno’
Martha Isabel Mateus es la encargada de guiar al equipo vallecaucano que compite en el ajedrez de los IV Juegos Paranacionales en los tres tipos de discapacidades.
FOTOS JORGE CUÉLLAR - SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Esta es la segunda vez que Martha Isabel Mateus asiste como entrenadora a unos Paranacionales.
Foto: FOTOS JORGE CUÉLLAR - SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
1 Dic 2015 - 5:01am

El esfuerzo y dedicación que tiene cada atleta en estos IV Juegos Paranacionales es encomiable, puesto que a pesar de tener alguna limitación física demuestran que son deportistas de alto rendimiento.

Sin embargo, detrás de ellos está el trabajo de los entrenadores, quienes dedican horas a enseñarles lo básico de cada deporte para que sean unos grandes atletas.

En el ajedrez, la mayoría de entrenadores son hombres, pero el Valle le apostó a una mujer: se trata de Martha Isabel Mateus, quien se encarga de enseñar a los ajedrecistas que tienen discapacidad física, visual y auditiva.

Mateus dice que trabajar con estos deportistas no ha sido fácil, por la dificultad que conlleva enseñar a cada ajedrecista dependiendo de la limitación que tenga.

“Hay que tener muchos métodos de entrenamiento para cada deportista, el más difícil para mí son los ajedrecistas con discapacidad auditiva, porque no manejo bien el lenguaje de señas a la perfección y utilizo un tablero cuando necesito que ellos me entiendan algo.

En cuanto a la discapacidad visual es duro, ya que no tienen la posibilidad de ver el tablero, pero para mí es un poco más fácil, puesto que puedo hablarles y me entienden perfectamente; finalmente, los deportistas con algún problema físico pueden entrenar a un nivel casi de un deportista convencional”, subrayó.

Un fuerte proceso

Esta es la segunda vez que Mateus asiste como entrenadora a unos Paranacionales, ha estado frente de este grupo durante cuatro años y ha podido consolidar un equipo fuerte tanto en hombres como mujeres.

Confiesa que cuando le hicieron la propuesta la tomó un poco por sorpresa, pues ella entrenaba a niños convencionales, pero a día de hoy se siente feliz por haber dado ese paso al frente.

“Esta labor es chévere, es algo duro al comienzo porque la gente no se imagina lo difícil que es entenderles a ellos, es un trato diferente con cada deportista, pero uno va a aprendiendo mucho de cada ser y lo aplico para mi vida personal”, espetó.

En cuanto a lo que más ha aprendido de sus alumnos es valorar y vivir feliz, puesto que “ellos viven su vida normal, la mayoría trabajan como si no tuvieran ninguna discapacidad, siempre están felices con sus proyectos, mientras que uno a veces se queja por cosas tan simples”.

Las mayores dificultades

Martha Isabel ha tenido que adaptarse a las circunstancias de cada ajedrecista, debido a que los métodos de enseñanza son muy distintos y dependen de la discapacidad que tenga el deportista.

“Lo más difícil es enseñarles la parte básica, es fundamental conocer bien este aspecto para llegar a ser un deportista de alto rendimiento, si un muchacho tiene una mala formación en la base, más adelante se estancará en un cierto nivel y no avanzará más”.

Con el paso del tiempo, Mateus ha aprendido a comunicarse con todos, está encantada con su trabajo y quiere seguir este camino como entrenadora: “todos ellos tienen un potencial enorme que si se sabe explotar pueden ser grandes deportistas, entre más se interactúa con ellos uno aprende muchas cosas sobre la discapacidad”.

Martha Isabel Mateus tiene a cargo a 16 ajedrecistas con discapacidad física, visual y auditiva en estos IV Juegos Paranacionales.

Publicada por
JUAN CARLOS BLANCO CARDOZO