El ‘Messi’ del fútbol 5

El ‘Messi’ del fútbol 5
Juan David Pérez es uno de los jugadores más talentosos que tiene el fútbol 5 visual en los IV Juegos Paranacionales, a tal punto que lo apodan con el apellido del argentino por la técnica depurada en su pie izquierdo.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
4 Dic 2015 - 5:01am

El argentino Lionel Messi, delantero del Barcelona, es considerado por muchos el mejor jugador del mundo; gracias a su grandiosa temporada es el gran favorito a quedarse con su quinto Balón de Oro.

Salvaguardando las distancias, en el marco de los IV Juegos Paranacionales, en la actividad del fútbol 5 visual hay un jugador que hace recordar la calidad del delantero rosarino: se trata de Juan David Pérez, quien actúa con Santander.

El parecido con el jugador argentino es grande, ambos son de baja estatura, tienen el cabello largo, son zurdos y tienen la ‘10’ a la espalda, pero Juan David dice que es una exageración que lo apoden con ese apellido.

“He escuchado que me dicen así, pero esas son palabras mayores, aunque es bonito que te reconozcan y alaben, pero soy muy joven y puedo llegar a ser un jugador más completo”, aseveró.

Ese talento, dice él, es natural, aunque antes de ser invidente practicó fútbol, antecedente que le sirvió para adaptarse más fácil a esta disciplina deportiva.

“Cuando empecé en este deporte me di cuenta que hago lo mismo que hacía cuando veía, tengo la cancha grabada en mi cabeza, un mapa mental y se me hace un poco más fácil”.

Como buen deportista, Pérez discute con los rivales, se queja por los constantes golpes que recibe de los contrincantes, se lamenta a sí mismo cuando se pierde un gol, es totalmente competitivo y odia perder.

Ayer, cuando salía del campo de juego, estaba ‘cabreado’ porque habían perdido 1 - 0 ante Cundinamarca y esa derrota dejó a su equipo eliminado del campeonato, luego de que Bogotá goleara 9 - 0 a Casanare.

El fútbol es su mayor alegría

Juan David fue un bebé prematuro, nació con solo cuatro meses y tres semanas de gestación, a raíz de ese hecho y a medida que iban pasando los años fue perdiendo visibilidad hasta que a los 12 años de edad, mientras practicaba patinaje, dejó de ver.

“Perdí la visión por un desprendimiento de retina de prematurez, poco a poco iba perdiendo la vista, pero un día estaba montando patines, me senté a descansar cuando sentí que se me cerraban los ojos, luego me salió una especie de nubecita y quedé invidente por completo”.

Esa ceguera fue un golpe duro de asimilar para Juan, nunca imaginó que siendo tan joven quedaría con esa limitación visual y pensó que nunca más podría jugar fútbol.

Pero en enero de 2012 su alegría regresó, luego de que un amigo le comentara sobre la existencia del fútbol 5 para ciegos, que con su talento sería un gran jugador, algo que él miraba con incredulidad.

“Un compañero en Bucaramanga me dijo que los ciegos juegan fútbol, yo le dije cómo así, a lo que me respondió que el balón suena y los arqueros ven, ante eso me reí porque decía cómo un ciego va a poderle hacer un gol a un portero que ve bien, pero al practicarlo noté que sí era posible”.

El primer día que fue a entrenar deslumbró a sus compañeros y entrenadores, se ganó el derecho de representar a Santander en los Paranacionales de ese año y ganó la medalla de plata.

Esa magia no pasó desapercibida, al contrario, no solo se expandió en Colombia sino a nivel internacional, puesto que ya ha estado en varios torneos internacionales con la Tricolor.

Hoy día, este bumangués está completamente feliz pese a su discapacidad visual, porque está haciendo lo que más le gusta, pegarle a un balón.

“Es mi pasión, desde que era niño lo jugaba, ahorita que lo puedo hacer mi alegría es mayor, siempre entro a la cancha a dejarlo todo porque es lo que más disfruto hacer”.

Sus otras actividades

Pero la vida de Juan David no gira solo en torno a la pelota, también realiza otras labores, trabaja con una multinacional, dicta clases de braile independiente y es guitarrista, actividades de las cuales se siente muy orgulloso ya que puede tener una vida normal.

A sus 19 años de edad, este joven santandereano invita a las personas que tengan limitación visual a que practiquen el fútbol 5 para ciegos, porque más que dedicarse al deporte, esta actividad les sirve para aplicarlo a la vida cotidiana.

“Invito a los jóvenes que tengan discapacidad visual que jueguen fútbol sala, este es el mejor rehabilitador para una persona como nosotros por la movilidad, orientación, porque no necesita un bastón para guiarse, está el deportista solo, corre solo y es el mejor deporte porque incluye personas convencionales y discapacitados en igualdad de condiciones”.

Publicada por
JUAN CARLOS BLANCO CARDOZO