El deporte fue su salvación

El deporte fue su salvación
El bogotano Jairo Zapata vivió un momento difícil en su vida, pero gracias al tenis de mesa abandonó las drogas y ahora es el mejor jugador de Colombia en la discapacidad auditiva.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
4 Dic 2015 - 5:01am

Desde muy pequeño Jairo Zapata notó que tenía un gran talento para las raquetas y la pelota, sin darse cuenta, vio que jugaba con facilidad y decidió ingresar a la Liga de Bogotá de Tenis de Mesa.

Con algunas prácticas, esas aptitudes no pasaron desapercibidas por los entrenadores y representó al equipo capitalino en distintos eventos, ganando dos medallas de bronce en diferentes certámenes nacionales.

Lo más increíble de Jairo es que jugaba con deportistas convencionales, ya que desde que nació es prácticamente sordo, pues el sonido que alcanzan a percibir sus oídos es muy leve, aunque lo suficiente para poder comunicarse con otras personas.

Sin embargo, cuando tenía 17 años decidió abandonar su deporte y cogió por un camino oscuro, en parte por la mala influencia de sus amigos llegando a consumir la droga.

A Zapata no le gusta recordar mucho el tema, pero lo que sí tiene claro es que cada vez caía más en esa tentación y en algún momento pensó que no saldría de ese mundo, pero se acordó de sus brillantes momentos como tenimesista y vio una luz para salvarse.

“Yo tuve un pasado duro, pero el deporte me ayudó a salir adelante, a mejorar la calidad de vida, ahora disfruto mucho más el tenis de mesa y cada vez que compito doy el máximo”.

Su camino al éxito

Su regreso como deportista fue en 2010, desde entonces compite en su categoría, la discapacidad auditiva.

Su carrera ha ido en ascenso, no en vano, se ha mantenido en la cima durante cinco años y es el rival a vencer en esta edición de los IV Juegos Paranacionales, disciplina que se disputa en el coliseo Las Vegas de Melgar.

“Para ser el mejor de Colombia hay que entrenar con exigencia, ser constante sin importar el dolor, porque eso se recompensa con los triunfos que se representan en las medallas ganadas”, dijo.

Zapata, con 29 años de edad, ratificó su favoritismo y ya ganó la medalla de oro en la modalidad con equipos y ahora espera conseguir su segunda presea en individual.

Su sueño es estudiar

Debido a sus problemas personales que tuvo, Zapata no pudo terminar sus estudios universitarios, pero ahora todo ha cambiado, actualmente trabaja en un colegio de Bogotá bajo el programa 40x40 promoviendo el tenis de mesa, enseñándole a los niños para que puedan ser futuros campeones como él.

Para complementar su trabajo como docente, quiere ingresar al Sena para estudiar la Tecnología de Entrenamiento Deportivo y ser un profesional más íntegro.

Publicada por
JUAN CARLOS BLANCO CARDOZO