Doble felicidad

Doble felicidad
La nadadora tolimense Simonne Aldana se consagró como la ‘reina’ de la natación para el Tolima en el IV Juegos Paranacionales, al conseguir una presea de plata en los 100 metros pecho, dedicándole el triunfo a su mamá.
HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Foto: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
5 Dic 2015 - 5:01am

Con una gradería casi llena en su totalidad, ayer se llevó a cabo la penúltima jornada de la natación carreras en los IV Juegos Paranacionales en las piscinas de la 42 y como buen anfitrión, Tolima es un gran protagonista en esta disciplina.

La jornada exitosa que inició el miércoles, continuó anoche, y esta vez la protagonista fue Simonne Aldana, quien se quedó con la medalla de plata en su prueba favorita: los 100 metros estilo pecho, categoría S14 (Síndrome de Down), con un tiempo de dos minutos, cuatro segundos y 97 centésimas.

La ganadora de esta competencia fue la antioqueña Ana Isabel Sierra, quien recorrió esta distancia en 1:58:54, nuevo récord nacional, y el bronce se lo llevó Oriana Chávez, de Atlántico, con un guarismo de 02:11:48.

Este resultado no solo es significativo para Simonne, también para su mamá, Patricia Judith León, quien desde el primer día de competencias ha estado pendiente de su hija y vivido de manera especial esta participación.

Gracias al desempeño de esta gran deportista tolimense, la felicidad en la familia Aldana León es doble.

“Es un momento de mucha felicidad, una alegría inmensa y me siento muy contenta de que se le hayan dado las cosas a la niña, porque han sido tres años de duro entrenamiento, de pasar por muchos inconvenientes y la verdad que Dios ha bendecido a mi hija”, expresaba con alegría Patricia.

Por su parte, Simonne, de 21 años de edad, confirmó que era una carta fuerte del Tolima en estas justas, quedó cerca de triunfar en su prueba favorita que había vaticinado desde días anteriores.

“Yo me siento muy orgullosa y feliz, este es mi prueba preferida, en la que estoy más a gusto, luché de comienzo a fin por ganar y lo di todo”, expresó, acompañada de su hermosa sonrisa.

El orgullo de la familia

De principio a fin, Simonne ha sentido el apoyo de su familia, pues además de su mamá la acompañan su papá, primos, tíos y su hermana, hecho que la motiva mucho más al momento de la competencia.

“Me sentí muy feliz por la presencia de mis padres, mis primos, tíos y demás familiares, aunque esta medalla es en especial para mi mamá que siempre me apoya y la amo mucho”.

Pese a su limitación cognitiva, esta guerrera del agua ha demostrado su talento desde los 7 años, edad en la que empezó a practicar la natación, por lo que ella jamás se olvida de su primera entrenadora: Beatriz Mozo y del actual, Camilo Polo.

En cuanto al balance de la participación de su hija, Patricia afirmó que el desempeño ha sido excelente, teniendo en cuenta que ganó una prueba en la cual no era favorita.

“Estoy orgullosa de ella porque sé lo importante que es para mi hija este deporte, es una niña disciplinada, comprometida y estos dos resultados de Simonne es el resultado de un trabajo integral, en el que está involucrada la familia, los entrenadores, Indeportes, entonces es un logro de mucha gente”, dijo.

Como era de esperarse, al final de la prueba, madre e hija se fundieron en un abrazo en el que la sonrisa fue la protagonista, ya que ambas saben el esfuerzo que han hecho para llegar hasta acá y conseguir estos logros.

Publicada por
JUAN CARLOS BLANCO CARDOZO