Alto costo y escasez de insumos inquieta al sector textil-confecciones

Se desconoce cuándo se podría regular el precio de los insumos para la cadena textil-confecciones.
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA.Se desconoce cuándo se podría regular el precio de los insumos para la cadena textil-confecciones.
Contenido Exclusivo
El alza en los precios de los insumos para la cadena de producción podrían derivar en un incremento en el costo de las prendas de vestir en un corto o mediano plazo.
PUBLICIDAD

Preocupados, así se encuentran los empresarios que hacen parte del sector textil-confecciones en el departamento y, probablemente, en el país, ante el considerable aumento en el costo de los insumos para la confección de prendas, tales como telas, hilos, cremalleras, entre otros.

En efecto, es alta la posibilidad de que esto derive en un incremento de precios en las prendas y ropa que llega a los clientes, un dato no menor, teniendo en cuenta que se avecina la temporada de fin de año.

Jader Zuleta, gerente de C.P. Company, expresó que los empresarios que componen este importante renglón económico hacen todo lo que está a su alcance para evitar un incremento en el valor de los productos que confeccionan, pero es complicado cuando hay insumos cuya alza ronda por el 70 %.

Esto podría estar asociado con la dependencia de esta industria de China y el mercado asiático, de donde los insumos llegan con un evidente sobrecosto.

"Tenemos la crisis de los contenedores que vienen de Asia, que han subido excesivamente. Un transporte de China a un puerto de Colombia antes de la pandemia constaba 2 mil dólares, un container de 40 pies, y ahora el mismo container puede estar en 20 mil dólares", expresó Zuleta.

Otro elemento a tener en consideración es la escasez y demora en el despacho de insumos, toda vez que si anteriormente tardaban de 70 a 90 días en arribar al país, ahora ese lapso se ha duplicado a 150 y 180 días, en promedio, por lo que no hay materia prima a tiempo.

"El año pasado gastamos los inventarios que teníamos y cuando salimos a renovarlos nos encontramos con que las materias primas han subido. Esto se viene dando en todos los sectores de la economía", referenció el empresario.

Dadas las circunstancias esto podría repercutir en el costo de la ropa en este fin de año y el inicio del próximo. En concepto de Zuleta, el alza en la prenda final podría acercarse al 50 %.

 

Mano de obra

 

Julio César Mendoza, director de la Corporación Moda del Tolima (Cormoda), expuso que la afectación se da en dos frentes. Uno de ellos es la materia prima y el otro es la mano de obra.

"Nos ha afectado muy duro la mano de obra. La gente que venía trabajando en las fábricas, una vez entramos en pandemia, quedó cesante y cuando la fuimos a recuperar no llegaron. Mucha gente se quedó en la informalidad o se fueron a otros sectores", expresó.

El líder gremial dijo que los programas de capacitación de personal no son suficientes, pues para este año se había proyectado ocupar cerca de 1190 operarios de producción, pero en el Sena apenas se formaron unos 200: "En resumen hemos dejado de ocupar este año más de mil personas en Ibagué.

Entretanto, acotó que se desconoce cuándo se va a regular la coyuntura que afronta el sector con la materia prima, lo que supone una alerta porque las prendas van a subir en el corto y mediano plazo.

“Todavía uno encuentra buenos precios en el mercado y quizá lo que se va a vender en noviembre y parte de diciembre no se va a ver afectado por alza de precios en prendas de vestir. Pero a partir del año entrante necesariamente los precios van a incrementar”, afirmó.

 

Una oportunidad

 

El empresario Jader Zuleta explicó que la coyuntura representa una oportunidad para la industria nacional, ya que los importadores de prendas no encuentran aliciente en ello por el alza de precios y su demora. Esto se ha visto reflejado en la alta demanda de mano de obra calificada local.

También fue más allá e indicó que "si el Gobierno nacional identifica esto como una oportunidad puede incentivar a los empresarios a que cultiven algodón, abran tejedurías, hilaturas, plantas de confección y, a la par, diseñe políticas a largo plazo para la industria. Hay que contar con varias alternativas".

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

 

Redacción Economía El Nuevo Día

Comentarios