Estudiante de la Unibagué desarrolló App antirrobo

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Funciona como una alarma silenciosa que activa el usuario que está en peligro y que recibe una comunidad de 10 contactos, ya sean vecinos o establecimientos comerciales.
PUBLICIDAD

Camilo Andrés Campos Quintero, estudiante de Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Ibagué, creó junto con su padre el proyecto Alerta 24/7, una aplicación antirrobos como la denomina él que en un principio fue planeada para el beneficio de los comerciantes pero que actualmente tiene otros alcances.

La idea nació debido a que los clientes comerciales de la empresa Administramos Software a la que pertenece Camilo estaban siendo objeto de continuos robos, es así que hace dos años empezaron a diseñar la aplicación.

“Queríamos dar a conocer la app cuando estuviera 100 % lista para descargarla, y no jugar con un tema tan delicado como es la seguridad de las personas. Funciona muy fácil, el usuario ingresa 10 contactos que tendrá siempre en su red, cuando esté en peligro activa la alarma accionando un icono en la aplicación o un botón físico que creamos, ahí se envía una alerta silenciosa al instante que llega a los contactos registrados”, explicó Campos.

El emprendedor contó que el uso de la aplicación trata de fomentar una autoprotección solidaria, ya sea entre establecimientos comerciales o vecinos de un barrio.

“La app también puede ser utilizada por el sector transporte público o quien se movilice constantemente en un automóvil, pues tenemos la configuración para direcciones fijas y móviles. Cuando atracan a un taxista o a una buseta, en ese caso tenemos un mapa que en tiempo real nos va mostrando por dónde va la persona que está siendo asaltada, el seguimiento es de hasta máximo dos horas”, acotó el estudiante.

Otra innovadora opción de la aplicación con una connotación más familiar, es que permite al usuario pedir un acompañamiento en tiempo real del contacto que elija, mientras se desplaza por ejemplo en un taxi o en un uber.

Campos señaló que la viabilidad de la aplicación se da porque cuando hay una emergencia y se llama al 123 son mínimo cuatro minutos para que se atienda el caso, no obstante, un robo dura entre 30 y 40 segundos.

La empresa otorgará licencias a profesores y administrativos de la Unibagué para que prueben la aplicación, y en el Huila de donde es procedente la familia de Campos harán lo propio con Incubarhuila.

La licencia de la aplicación tiene un costo de $20 mil mensuales y $120 mil si es anual.

 

Con visión global

El estudiante de ingeniería contó que el propósito con la app es llegar a todo el mercado de Latinoamérica, por ser un continente con altos índices de delincuencia.

“Esperamos que la app le guste a la gente y se empiece a difundir la idea a través del voz a voz, porque funciona básicamente como una cadena. Creemos que podemos ir más allá de Colombia y abarcar muchos sectores, desde el público hasta el privado, ese es el anhelo”, finalizó Camilo Campos.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

El Nuevo Día.

Comentarios