Ibaguereño deleita con sus 
nachos de achira el mercado nacional

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍAIván Mauricio González Flórez es biólogo y cocinero. Los productos se 
comercializan en 
mercados saludables.
Iván Mauricio González pensó que de una planta conocida hace 500 años no solo se podían hacer bizcochos, sino muchos productos más. Empezó desde cero, ahora cuenta con su propia marca y una tienda.
PUBLICIDAD

Para Iván Mauricio González la persistencia ha sido la clave para hacer empresa, sumado a su pasión por la gastronomía. Junto a su hermano desarrolló un producto a base de achira, nachos de diferentes sabores que ya se comercializan en Bogotá, Medellín y Barranquilla.

En dialogó con El Nuevo Día el emprendedor habló de su empresa, la visión que tiene de Ibagué y las claves para sacar adelante un emprendimiento.

 

EL NUEVO DÍA: ¿Quién es Iván Mauricio González Flórez?

Iván Mauricio González.: Soy ibaguereño, biólogo de la Universidad del Tolima. Posterior a los estudios de biología estudié cocina en el Sena y también en Perú; toda mi vida trabajé en el área gastronómica, incluso, en la etapa de la universidad fui ayudante de cocina.

Esta es mi pasión. Desde los 16 años trabajo en este campo y actualmente me desempeño como independiente, establecí empresa con mi hermano y los dos estamos al frente.

 

E.N.D.: ¿Cómo nace la idea de crear nachos a base de achira?

I.M.G.: Investigamos diferentes materias primas gastronómicas de la región y nos dimos cuenta que la achira data de la época prehispánica cuando los indígenas la empleaban, así que nos pareció curioso que tras más de 500 años de historia esta planta solo se había utilizado para hacer bizcochos.

Ensayamos haciendo diferentes productos y nos percatamos que tenían una textura característica, de ahí surge la idea de los nachos. En el mercado los nachos son de maíz o de trigo, pero generalmente esos componentes son importados, las características organolépticas son muy básicas y la crocancia es similar en todos. Mientras tanto, los nachos que nosotros hacemos tienen una crocancia porosa, como la de los bizcochos.

Entonces Nachiros surge con la intención de crear un snack diferente a partir de una materia prima que ha estado en la región desde siempre. Cuando pudimos estandarizar la receta de los nachos empezamos a elaborar tortillas y pastelería a partir de la harina de achira.

Economía.

E.N.D.: Después de tener el producto seguía hacer empresa, ¿cuál fue su camino?

I.M.G.: Empezamos con la idea en el 2015, al siguiente año realizamos los ensayos en el Tecnoparque del Sena y pudimos alcanzar la receta definitiva, aunque trabajábamos desde una casa. A partir del 2017 comenzamos a hacer los trámites para el registro Invima.

En 2019 fuimos beneficiarios de Fondo Emprender lo que nos permitió construir una planta de producción con todo lo que se exige, es así que cambiamos nuestro modelo de negocio al tener una mayor producción. Ya comercializamos los snack en diferentes mercados.

 

E.N.D.: ¿Cuéntenos de las características de su producto?

I.M.G.: Los Nachiros son elaborados con harina de achira y de arroz, vienen en tres sabores, tradicional, orégano y picante, y tenemos dos presentaciones, personal y familiar. A nivel organoléptico tienen un sabor diferente, es un producto natural, no utilizamos saborizantes artificiales porque el orégano y el chile se utilizan deshidratados.

 

E.N.D.: ¿Cómo ha sido la recepción de Nachiros?

I.M.G.: El Nachiro lo empezamos a comercializar a través de mercados saludables por ser un producto libre de gluten y rico en minerales, eso nos permitió contactarnos con una distribuidora en Bogotá que tiene un rango de acción mucho más grande porque llega también a Medellín y Barranquilla. Podemos decir que estamos en esas ciudades y que el snack ha gustado mucho.

 

E.N.D.: Abrieron una tienda la semana pasada, ¿cuál es la intención con esta apuesta?

I.M.G.: Se llama Oda, lo cual significa odisea de achira y de arroz, haciendo homenaje a esas dos materias primas que hay en el Tolima. La idea es enseñar aquí a las personas como pueden consumir el producto, que degusten los nachos y las tortillas en diferentes preparaciones y que lo hagan en sus casas.

La intención es que la gente viva una experiencia gastronómica, que conozcan las bondades del achira, el proceso y los productos.

 

E.N.D.: ¿Cuál es la proyección de Nachiros?

I.M.G.: Como Nachiros queremos estar en muchas ciudades y mercados a nivel nacional, por ser una marca que exalta y valora la tradición del achira.

Economía.

E.N.D.: ¿Quiénes conforman su equipo de trabajo?

I.M.G.: La empresa es familiar. En la producción estamos mi hermano y yo, él también estudió cocina, razón por la cual nos entendemos muy bien, y mi hermana es diseñadora visual, por eso nuestra imagen es tan llamativa.

 

Ciudad y empresa

E.N.D.: ¿Qué ha sido lo más difícil de hacer empresa?

I.M.G.: Hay bastantes barreras cuando se empieza desde cero, pero lo más difícil es la parte organizacional y psicológica. En la primera, uno tiende a hacer todo en la empresa y pierde efectividad y diligencia, mientras en lo mental, si bien Ibagué es un mercado difícil nos encontramos con bloqueos al querer entrar a tiendas y supermercados, eso genera desánimo. Sin embargo, hay que tener la capacidad de levantarse y seguir buscando clientes.

 

E.N.D.: Y qué es lo más gratificante…

I.M.G.: Lo más gratificante es llegar a un punto en el tiempo y mirar hacia atrás y ver todo lo que hemos construido, ya tenemos un producto en el mercado, estamos en diferentes ciudades, contamos con una planta y una tienda, ese resultado es lo más bonito.

 

E.N.D.: ¿Cuál es la clave para trabajar con las entidades?

I.M.G.: Hay instituciones que ayudan en el proceso, la Cámara de Comercio, la Alcaldía, la Gobernación, el Sena a través de Fondo Emprender. Por eso cuando tuvimos el producto estandarizado nos dedicamos a conocer la oferta de esas instituciones, es un camino largo donde van surgiendo apoyos, no todos son financieros pero lo formativo sirve mucho.

   

E.N.D.: Son un ejemplo de que se puede hacer industria en Ibagué, ¿hay oportunidades en la ciudad?

I.M.G.: Uno tiene el concepto de que en Ibagué no hay oportunidades, pero yo creo que sí las hay, la clave es fijarnos una meta y ser constantes. La ciudad está en una posición estratégica y Bogotá que es un comercio grande es nuestro principal mercado.

Así que hay que saber aprovechar las características económicas de la región, no voy a negar que es difícil pero se puede cambiar el ‘chip’. Nosotros que estamos en el Cañón del Combeima vemos que se está transformando en un centro gastronómico, es un ejemplo de que las instituciones y los empresarios debemos proyectar la ciudad.

 

Dato: La tienda Oda está ubicada en el sector Villa María en el kilómetro 2,5 de la vía al cañón del Combeima.

Dato: En Facebook la marca aparece como Nachiros.

Redacción economía

Comentarios