“Seguimos pensando hacia dónde vamos por no tener un plan de ciudad”: Gutiérrez

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍACristian Gutiérrez es administrador de negocios internacionales, especialista en Gerencia Estratégica y magíster en Negocios.
Cristian Fernando Gutiérrez Hernández asumió a principios de marzo como director ejecutivo de Fenalco seccional Tolima, por tal razón, ya tiene claro cuáles serán sus objetivos: posicionar, expandir y darle mayor sostenibilidad al gremio.
PUBLICIDAD

EL NUEVO DÍA: ¿Cuál es la visión que le va dar al gremio?

Cristian Gutiérrez: Asumí un gremio que está fortalecido en el Tolima, que es el de mayor representatividad para los empresarios y comerciantes. Así pues, nuestra visión está enfocada en tres grandes líneas; posicionamiento, expansión y sostenibilidad. ¿Qué queremos?, ¿dónde nos vemos?, siendo los voceros de los comerciantes pero con una cercanía mayor, para ser esa línea conectora entre oportunidades y necesidades. 

Entre los objetivos también está trabajar con las instituciones, llegar a más municipios de forma organizada, definir y trazar unas rutas, y aumentar el número de agremiados. 

E.N.D.: Fenalco estuvo muy activo en la pandemia apoyando a los empresarios, pero la ciudad volvió a la normalidad económica, ¿ahora cuál será el enfoque?

C.G.: Ya la pandemia pasó, estamos llegando a la fase final de la reactivación económica y ahora viene la recuperación y el crecimiento. De allí que las acciones a tomar son un poco diferentes, ya no son reactivas sino de planeación, de cómo poder aglutinar a las empresas y qué vamos a hacer con ellas. Para ello, tenemos una serie de actividades desde los sectores para que los planes queden estratégicamente bien desarrollados. 

Aquí es relevante entender que el ejercicio empresarial es una apuesta de ciudad, por eso la importancia del apoyo de las entidades, no solo para las empresas que están naciendo, sino también para las que están consolidadas. En este sentido, para los empresarios Fenalco tiene formación, presentación de propuestas y proyectos, actividades de fortalecimiento al interior de ellas, entre otras acciones. 

E.N.D.: El gremio no tiene una presencia fuerte en otros municipios aparte de Ibagué, ¿cómo lograr expandirse y representar a los comerciantes de todo el departamento?

C.G.: El Tolima tiene aproximadamente 48 mil empresas, mientras la jurisdicción de la Cámara de Comercio de Ibagué concentra más o menos 27 mil. Entonces, lo que queremos identificar es aquellas localidades donde hay empresas que nosotros podemos articular desde aquí, pero también tener una presencia constante en el territorio. 

Tenemos algunos empresarios en otros municipios, lo cual es una gran oportunidad, por ejemplo, en sectores como el turismo y el entretenimiento. Por la cercanía con Bogotá hay que desarrollar productos para el turista de corta estancia al cual le queremos apostar, eso lo vamos a hacer en el norte de la mano de las cámaras de comercio y las autoridades. 

E.N.D.: El Tolima e Ibagué tienen muchos rezagos en obras, ¿cuáles impactan a los  comerciantes?

C.G.: Todas las obras son importantes porque hacen parte del crecimiento de la ciudad y su atractivo. Le vamos a hacer seguimiento a la infraestructura específicamente en materia de acueducto, porque de allí se desprende qué tan bueno es Ibagué para hacer negocios, pero también sobre la reestructuración y ajuste de las vías, porque impacta directamente al comercio. Esos dos frentes son los que más nos preocupan e interesan. 

E.N.D.: El gremio ha liderado reuniones para atraer aerolíneas a la ciudad y dinamizar la actividad del Perales, ¿cómo avanzan en ese propósito? 

C.G.: En este tema tenemos que unirnos, y lo hemos hecho cada uno desde su esquina. Desde Fenalco entendiendo los tiempos de la Aerocivil, confiamos en que cuando se levante la Ley de Garantías podamos tener algunas tiendas comerciales, porque hoy el aeropuerto parece un desierto.

En este sentido, Fenalco ha liderado el ejercicio solicitando una reevaluación a la Aeronáutica del canon de arrendamiento de los locales, para poder tener allí empresarios de la ciudad. Sin embargo, esto tiene que ir muy alineado con el flujo de pasajeros. 

Sobre la afluencia, las autoridades junto a los gremios tenemos que proyectar una ciudad atractiva para que las aerolíneas puedan llegar, por ejemplo, a través de incentivos. Para las compañías la atractividad de Ibagué no depende de la cantidad de pasajeros que salen sino de los que quieren venir, lo cual va muy de la mano del turismo. 

E.N.D.: Se vienen las fiestas del folclor y otras fechas especiales, ¿qué prepara la federación? 

C.G.: Hay actividades las cuales lideramos, como la Feria Automotriz, la Noche de los Mejores y el Día del Tendero, este último se hará en julio de manera presencial; queremos impulsar las tiendas nuevamente. 

Respecto a las fiestas del folclor, estaremos lanzando nuestro tradicional concurso de vitrinas sanjuaneras para que la ciudad huela a folclor, y para atraer el turismo de corta estancia. También lideramos el plan Tolima Tierra de Anfitriones, para que las personas que nos visiten vuelvan con más gente. Los  tolimenses debemos saber manejar el servicio al cliente.

E.N.D.: ¿Cuál es el subsector del comercio con mayor potencial?

C.G.: Fenalco se ha transformado y el ecosistema empresarial igual, han aparecido nuevos sectores y otros se han ido quedando. Ahora puntea el sector TIC por su transversalidad e Ibagué tiene una oferta muy fuerte en él; aquí se quieren instalar call centers pero urge el bilingüismo, porque la competencia es con las otras ciudades. Este campo puede derivar en el desarrollo de otros sectores, como por ejemplo, la agroindustria.   

La ciudad en más del 80 % es rural, y producimos mucho, igualmente a nivel Tolima, pero nos hace falta conectar la innovación para que nuestro agro crezca más. El mejor ejemplo son los cafeteros del sur con los cafés especiales. 

E.N.D.: ¿Qué le hace falta a Ibagué para terminar de consolidarse como un destino turístico, de inversión y desarrollo?

C.G.: Siento que a Ibagué le hace falta hablar un mismo ‘idioma’, porque cada uno trata de hacer ejercicios desde su esquina pero a veces no nos hablamos estando tan cerca. Esto me lleva a comentar que las ciudades en el mundo tienen una planeación estratégica de ciudad, y más allá de las visiones es cómo lo vamos a hacer. 

En el marco de esto tenemos que definir cómo será el turismo en 20 años, porque la visión no puede cambiar de acuerdo al gobernante de turno. Invest in Tolima debe estar todo el tiempo funcionando, que no dependa de convenios. Debemos tener claro los planes de expansión, cómo va se va a construir el próximo POT, definir qué tipo de industria queremos. 

Aquí seguimos pensando hacia dónde vamos, lo cual radica en no tener una estrategia de ciudad. En la medida que se tenga un plan ambicioso, a largo plazo y con actividades definidas creo que será más fácil para todos. 



 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción EL NUEVO DÍA

Comentarios