“Tolima tiene todo para ser el número dos en producción cafetera”, Vélez

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍARoberto Vélez es gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) desde hace más de seis años.
El gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez, en su pasó por Ibagué, dialogó con EL NUEVO DÍA sobre la actualidad del sector, las elecciones cafeteras y el potencial del Departamento.
PUBLICIDAD

EL NUEVO DÍA: Este año se harán nuevamente las elecciones cafeteras (en septiembre), ¿cómo se desarrollarán?

Roberto Vélez: Estamos lanzando en el Tolima este ‘banderazo’ para las elecciones cafeteras. Para nosotros es un proceso que llevamos en la sangre. Si algo ha caracterizado al gremio es su democracia, siempre nos hemos ufanado de ser una organización que elige a sus líderes, que renueva su legitimidad. 

Lo importante es que cuando alguien hable tenga la vocería de los cafeteros, de los comités municipales y departamentales, para llevar las inquietudes a la cúpula cafetera.

E.N.D.: ¿En qué consiste el proceso?

R.V.: Es igual a las elecciones generales, cada caficultor por tener más de media hectárea cultivada tiene su cédula cafetera, por eso puede elegir y ser elegido. Sin embargo, hay una cosa muy bonita, es tan compleja la logística, tan difícil llevar las mesas a los sitios, que las elecciones cafeteras son más complicadas que las presidenciales de Ecuador y Bolivia. Aquí están todos los componentes de una elección democrática, incluso la supervisa la MOE.

E.N.D.: ¿Qué consideraciones tiene sobre el invierno que afecta a los productores?

R.V.: Hemos tenido que enfrentar un Fenómeno de la Niña que no ha parado, llevamos 24 meses seguidos con lluvias por encima del registro histórico. Este panorama no le ayuda a la agricultura, pero es algo que no podemos evitar. Afortunadamente tenemos un precio que le ayuda al cafetero a paliar esta menor cantidad de café producto del invierno. 

E.N.D.: Precisamente, ¿caerá la producción de café en 2022?

R.V.: Tenía que iba a estar entre 12 y 12.5 millones de sacos de café sobre un potencial de 14.5 que tiene Colombia, pero las cifras que han estado saliendo son aún más preocupantes. Yo creo que vamos a tener entre 11.5 o 12 millones de sacos de producción. 

E.N.D.: ¿Qué ha influido en el buen precio del café colombiano? 

R.V.: La Bolsa de Nueva York es uno de los componentes del precio, la libra cotizaba a 1,20 dólares y hoy está en 2,20 producto de la caída en producción de Brasil. También influye el valor del dólar que hace que las exportaciones sean más competitivas, y por último, el incremento en la prima del café colombiano. 

La prima es ese sobreprecio que nos pagan por encima de la cotización en la bolsa, antes eran 5 o 10 centavos de dólar, actualmente son 70 centavos. Es decir, hay una apreciación por los cafés de calidad y hoy Colombia es el origen más apetecido del mundo.  

E.N.D.: ¿Cuando los buenos precios disminuyan qué pasará?

R.V.: Tuvimos buenos precios en la pandemia, el caficultor por ese lado pudo compensar, además, se reanimaron las economías de los municipios cafeteros. Por ejemplo, al Tolima por el café entró más plata. Es un tema de ciclos, cuando Brasil vuelva a producir grandes cantidades seguramente bajará la cotización en la bolsa. 

Nos estamos preparando, porque va a llegar un momento en donde Colombia con la calidad que tenemos, el trabajo realizado en sostenibilidad, tendrá que decir que nuestro café tiene un precio por debajo del cual no estamos dispuestos a vender. 

E.N.D.: ¿El aumento de los fertilizantes cómo ha impactado la economía caficultora?

R.V.: Nosotros consideramos que los fertilizantes pueden ser el 20 % del costo de producir una carga de café, si aumentan el doble, eso quiere decir que se ponen en riesgo las utilidades y las producciones hacia futuro. Usted aplica fertilizante hoy y la mata no le responde inmediatamente sino el próximo año. 

El llamado es a hacer un esfuerzo extraordinario, porque si aparte de las lluvias no fertilizamos y no renovamos, estamos creando la tormenta perfecta para que en un futuro la caficultura tenga dificultades. La Federación está empeñada en ayudar hasta donde puede para que el cafetero pueda seguir adelante con su actividad. 

E.N.D.: ¿Colombia puede producir fertilizantes?

R.V.: No, Colombia no tiene la capacidad de producir fertilizantes. Montar una planta  de urea vale más o menos mil millones de dólares y se demora cinco años. Desde el punto de vista financiero no resulta posible. 

No se trata de a qué precio están, sino si hay disponibilidad. El fertilizante más caro se da el día que usted toque la puerta de su cooperativa o almacén y le digan que no hay.  El Gobierno y los importadores nos aseguraron que sí hay existencia. 

La buena noticia es que los empresarios del sector dicen que habrá una caída en los precios de los fertilizantes, no ya, pero para fin de año se pueda dar.

E.N.D.: Algunos gremios han tomado partido de alguna u otra manera de cara a las presidenciales, ¿a los cafeteros cuál candidato les llama la atención?  

R.V.: Hemos hecho más bien al revés. Nos reunimos con los equipos programáticos de las diferentes campañas para contarles qué estamos haciendo y cuáles son las necesidades de los productores. Nosotros no apoyamos una campaña, queremos que las campañas nos apoyen, en eso está la institución. 

E.N.D.: En ese sentido, ¿cuál es la necesidad más apremiante del gremio? 

R.V.: Al nuevo Gobierno nacional yo le pediría una sola cosa, tomen la obligación que le pusieron al Fondo Nacional del Café del pago de las mesadas de los exempleados de la Flota Mercante Grancolombiana. Esos $60.000 millones que está pagando el Fondo los podemos invertir en la renovación de cafetales. 

E.N.D.: A propósito, ¿cómo avanza la renovación de los cultivos? 

R.V.: Vamos muy lentos y aquí si hago un llamado. Necesitamos renovar, yo sé que uno ve un cafetal con poquitos granos y con los precios actuales aumenta la tentación de dejarlo, pero, si retrasamos ese proceso vamos a pagar las consecuencias más adelante. 

E.N.D.: Los cafeteros tolimenses continúan especializando su café, ¿qué lectura hace del Departamento? 

R.V.: La caficultura está sufriendo por el invierno, estamos produciendo un 30 % menos, los productores padecen las vías terciarias, pero veo un sector muy vibrante. Tolima tiene todo para ser el departamento número dos en producción de café.

Por otro lado, Tolima se ha venido posicionando por su café de altísima calidad, no se puede separar de ese horizonte, tiene que seguir ganando espacio, trabajando en la promoción. Aquí hay una gama de cafés para sorprender al paladar más exigente del planeta. 

E.N.D.: ¿El problema de los incumplimientos por ventas a futuro cómo sigue?

R.V.: El Comité Nacional dio autorización de hasta tres años para que el productor vaya entregando su café de a poquito; entiendo que el caficultor que se comprometió a vender la carga en $1.200.000 hace dos años y llega a una cooperativa y ve que está en $2.200.000, prefiere no cumplir.

Entonces, les estamos diciendo que entreguen una parte y la otra la venden al precio actual, dentro de tres años ya habrán salido de la obligación. El llamado es a que se pongan al día. 




 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción EL NUEVO DÍA

Comentarios