Más alzas y precios disparados por la inflación en el mercado de los Colombianos

Cebolla, frijoles y lentejas: los que más subieron y empujaron el costo de vida en agosto. Factores como el invierno y el alto precio del dólar están incidiendo en la subida de precios.
PUBLICIDAD

El costo de vida en agosto llegó a un nivel que no se observaba desde 1999 y los alimentos son la división de gasto que más le exige al bolsillo de los consumidores colombianos.

Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC), los comestibles que más subieron durante el octavo mes fueron la cebolla (+11,7%); la arracacha, (+11,3%) y las legumbres secas (6,31%).

Asimismo, el Dane reportó que los víveres de consumo cotidiano que más encarecieron entre agosto de 2021 y agosto de 2022 son: yuca (131%), cebolla (92,8%), arracacha (62,7%), legumbres secas (47,2%), leche (38%) y pan (30,3%).

El economista Germán Machado, docente y magíster en Economía, afirmó que el resultado de inflación fue una muy mala noticia por varias razones: 

 “Primera, que la cifra es la más alta en más de 23 años. Segunda, que estuvo más de 50 puntos básicos por encima de lo que esperaban los analistas, lo que demuestra que las expectativas no están bien calibradas y que la inflación sigue una senda desbordada. Justamente, la tercera mala noticia es que el IPC, que se esperaba que empezara a moderarse, no sólo no se moderó sino que otra vez se aceleró, superando el umbral del 1% como variación mensual”, argumentó el experto.

Indicó que con una inflación alta, las noticias nunca son buenas. Pero, como, además, en 2022 la inflación está jalonada por los alimentos, el alojamiento, los servicios públicos y los artículos para el hogar, el costo de vida del día a día está tomando una tendencia peligrosa. Los pobres están siendo golpeados con mucha fuerza y cada vez tienen más difícil llegar a fin de mes.

“El pésimo dato de inflación obligará al Banco de la República a dar otro golpe en la mesa con un muy fuerte apretón y un alza de, al menos 100 puntos básicos en la tasa de intervención. La inflación de 2022 no cerrará debajo del 11% y veremos la tasa de intervención al menos en el 10%. Los créditos se encarecerán y la dinámica económica se frenará, lo que se suma a los vientos de crisis económica global de 2023”.

Concluyó que este dato de inflación, que es base para el cálculo, permite inferir que el incremento del salario mínimo podría estar entre el 15% y el 18%, generando un círculo vicioso de inflación para el año que viene y desincentivando el empleo y la formalidad. “Conviene entonces estar muy alerta. La inflación es hoy el principal problema financiero y social del país”. 

Preocupación

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, sostuvo que la cifra continúa acelerándose y ya viene en 10,84% para la cifra anual, haciendo que sea la inflación más alta desde abril de 1999. La cifra mensual fue de 1,02%, especialmente impulsada por los alimentos que tuvieron una variación mensual de 1,85% y una variación anual de más del 25%.

“Esto sigue siendo muy preocupante especialmente porque buena parte de la canasta básica de la población de ingresos bajos viene por cuenta del consumo de alimentos, eso lo que quiere decir es que todavía falta bastante para que la inflación toque techo y seguramente ya vamos a estar hablando de inflaciones de más de 11% a noviembre de este año”.

Agregó que la depreciación del peso colombiano ha hecho que buena parte de los productos de la canasta familiar que tienen que ver con elementos importados como aseo, como insumos para la producción de algunos alimentos, como los electrodomésticos, también estén subiendo de precio de manera bien importante impulsando la inflación anual. 


 

Vanguardia

Comentarios