Fenómeno de ‘La Niña’ enciende las alarmas para el agro tolimense

Los más afectados con la temporada invernal son en su mayoría los campesinos.
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍALos más afectados con la temporada invernal son en su mayoría los campesinos.
Anticipándose a los estragos que pueda causar la temporada de lluvias en el país, y teniendo en cuenta que el fenómeno climático ‘La Niña’ se extendería hasta el próximo año, el presidente Gustavo Petro dijo que evaluará decretar Emergencia Económica para mitigar los riesgos.
PUBLICIDAD

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), indicó que las fuertes lluvias, que históricamente han azotado al territorio nacional, causando inundaciones y deslizamientos de tierra, se sentirán de nuevo en la región a partir de la segunda mitad de septiembre, y hasta noviembre.


Tradicionalmente octubre y noviembre son los meses más lluviosos del año, y por tercera vez consecutiva, la temporada se verá fuertemente influenciada por el fenómeno de La Niña, algo que según el Ideam, podría ocasionar precipitaciones por encima del nivel entendido como normal, hasta en un 30 %, especialmente en las regiones Andina y Caribe.


El presidente de Colombia, Gustavo Petro, en medio de un espacio de conversación acerca del proyecto del Canal del Dique en Santa Lucía, Atlántico, el fin de semana pasado, manifestó su preocupación con respecto a las hipótesis planteadas por el Ideam, asegurando que, si la próxima ola invernal trae consigo grandes consecuencias, sumado a otras variables, consideraría viable la posibilidad de declarar la figura de Emergencia Económica.

 

Postura presidencial


El mandatario colombiano afirmó que al pronóstico poco favorable con relación a la temporada de lluvias, se le suman temas que incidirían en la economía nacional, los más preocupantes, el conflicto entre Rusia y Ucrania, y la crisis económica mundial.


“Sea lo uno o sea lo otro, trae aparentado unas circunstancias que se llaman hambre, si a eso se le suman la crisis económica mundial, si a eso se le suma la guerra que dispara el precio de los fertilizantes, entonces tenemos la tormenta perfecta y el resultado de esa tormenta se llama hambre”, detalló el presidente Petro.


A su vez, el mandatario manifestó haber pensado bastante acerca de esta posible situación, y de las especulaciones u opiniones que se pudieran generar desde distintos flancos nacionales, sin embargo apuntó hacia el hecho de determinar medidas tempranas que ayuden a contener los posibles riesgos, “si vamos a vivir un episodio peor que el 2010 en términos de clima, entonces necesariamente el país tiene que entrar en una Emergencia Económica”, acotó Gustavo Petro.


Ante estas advertencias, el presidente de la República recalcó que antes de acudir eventualmente a esta medida, debe debatirse con todos los estamentos: el Congreso, los medios de comunicación y la ciudadanía. 


No obstante, el presidente explicó que existe un problema para decretar la Emergencia Económica, y es que esta ya se declaró en el gobierno de Iván Duque para darle manejo a las inconveniencias suscitadas por el Covid-19. 


Así, de esta forma, se encendieron las alarmas por posibles deslizamientos de tierra en amplios sectores de la región Andina, en Caldas, Risaralda, Quindío, Antioquia, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá, Huila, Santander y Tolima. 

 

Preocupación en los productores del sur del Tolima


Si bien, para la mayoría de los cultivadores del territorio, las adversidades climáticas les representan problemas que inciden  de manera directa en su escala de ganancias y pérdidas, quienes se muestran más preocupados al acercarse la temporada invernal, son aquellos agricultores de zonas montañosas.


Jorge Orlando Durán, gerente general de la asociación de productores y comercializadores de café diferenciado, Ascoffeekatin, en Planadas, al sur del departamento, indica que en este territorio, llevan prácticamente tres años de invierno, con esporádicas y cortas temporadas de sol.


“El tema del clima nos afecta bastante. En caso de iniciar una fuerte ola invernal, repercutirá directamente en el aumento de los costos de producción”, señaló Durán, enfatizando sobre la categoría en la que se encuentra el municipio, en el que el rubro para el mantenimiento de las vías terciarias es mínimo. 


“En Planadas, no solo somos cultivadores de café, muchas familias producimos una importante cantidad de aguacate, cacao y fríjol, por lo que hay otras líneas de producción que están reclamando la ayuda para sus canales de producción y distribución”, concluyó Jorge Durán.

 

Riesgos para los agricultores de la Despensa Agrícola


Flor Sierra, presidenta de la Asociación de Arracacheros de Cajamarca, Asoarracachos, hace un recuento de los riesgos a los que se ven sometidos los cultivadores de zona de laderas, como lo son las comunidades campesinas de Cajamarca y el Cañón de Anaime.


“Con lo que se habla del invierno, sí estamos bastante asustados, porque aún sin estar en una temporada de lluvias tan fuerte como la que se pronostica, ya tenemos problemas con nuestras carreteras y en algunas ocasiones con nuestros cultivos principales, la arracacha y el frijol”, sostuvo Sierra.


Ella indica que los temas relacionados con embates climáticos, siempre preocupan a los campesinos del sector, ya que históricamente, cuando el invierno arrecia con fuerza, trae consigo problemas de inundaciones, deslizamientos de tierra y tormentas eléctricas, “en la temporada de invierno pasado hubo pérdidas de ganado por caída de rayos”, aseguró Sierra.


La presidenta de la Asoarracachos explica que los productores de la Despensa Agrícola no cuentan con un seguro para sus cosechas, esto sumado a los altos costos de los insumos y la escasa mano de obra de la actualidad, hace que en algunos casos puntuales, atreverse a cosechar represente un riesgo grande para los pequeños productores, más aún, cuando hay temporada de lluvias.


“En épocas de invierno, los más damnificados somos nosotros, no tenemos un respaldo, vivimos de lo que nos queda de una cosecha. Si el clima no nos ayuda, nos sentimos muy desamparados”, concluyó Flor Sierra.

 

Los deslizamientos también aumentan con las lluvias.

Los deslizamientos también aumentan con las lluvias.

 

¿Cuándo se decretó antes la Emergencia Económica?

 

La figura de Emergencia Económica ya fue utilizada en épocas de pandemia, durante el mandato de Iván Duque, por medio del Decreto 637 de 2020, en el cual se declaró el Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica en todo el territorio nacional, con el ánimo de darle manejo a la calamidad pública.


El decreto sostenido el artículo 215 de la Constitución Política y en la Ley 137 de 1994, reza que cuando “sobrevengan hechos distintos de los previstos en los artículos 212 y 213 de la Constitución Política, que perturben o amenacen perturbar en forma grave e inminente el orden económico, social y ecológico del país o que constituyan grave calamidad pública”.

 

Pronósticos climáticos

 

De acuerdo con estudios de agencias meteorológicas de EE. UU. solamente existen dos temporadas desde 1950, en que este fenómeno se ha registrado durante tres años seguidos, como en esta ocasión, aumentando las probabilidades de que el enfriamiento del Océano Pacífico ecuatorial se prolongue a octubre hasta en un 97 %.


Según un nuevo pronóstico del Centro de Predicción del Clima estadounidense, las posibilidades de que los embates de La Niña se sientan hasta enero, son del 80 %, frente al 72 % de hace un mes. 
“Existe la posibilidad de que un tercer episodio de ‘La Niña’ colapse y el Pacífico vuelva a temperaturas normales”, argumentan.


Conforme a las predicciones climáticas del Ideam, se sostiene que en un día podría llover lo que normalmente llueve en una semana. Las poblaciones que tienen un riesgo mayor de afectaciones, debido a las alertas por los altos niveles de los ríos, se concentran en Huila (ríos Ceibas, Páez y Bache) y Tolima (río Saldaña).

 

Campesino

Las cosechas disminuyen debido al excesivo invierno.

 

Durante la época de lluvias, lo normal es encontrar todas las vías terciarias colapsadas, y plan de contingencia para esto, no hay. Aquí el mejor ingeniero que tenemos es el verano. JORGE DURÁN. Gerente General de Ascoffeekatin.

 

DATO

 

La Constitución Política de Colombia establece que para que sea válida esta figura, además de que se presenten hechos que amenacen de manera grave o inminente el orden económico, se debe contar con la firma de todos los ministros. 


El presidente podrá declarar el estado de Emergencia Económica por períodos de hasta 30 días, y no podrá extenderse por más de 90 días.

JONATHAN HERNÁNDEZ PARRA

Comentarios