00000

Las reformas que necesita el mercado laboral colombiano: Brecha de género, informalidad, primer empleo y pensiones

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAUno de los puntos que debe abordar la reforma al mercado laboral es la brecha de género, que se sigue agudizando en el país, ya que las mujeres continúan registrando el doble del desempleo que los hombres.
Contenido Exclusivo
Hace un par de semanas el Ministerio de Trabajo creó las subcomisiones de las reformas laboral y pensional, con el fin de arrancar esta discusión. Analistas enfatizan en que estas deben tratar la informalidad, las pensiones, la calidad del empleo.
PUBLICIDAD

El mercado laboral en Colombia se afectó por la crisis económica que trajo la pandemia. Cientos de puestos de trabajo se destruyeron entre 2020 y 2021 y desveló las precariedades laborales de los colombianos.

Por eso, ahora el país se enfrenta a desafíos en la cantidad y la calidad de los empleos, el aumento de la desocupación y de la informalidad, el primer empleo, brecha de género, entre otros. 

Un reciente estudio del Politécnico Grancolombiano reveló que el 40 % de los desempleados en Colombia son profesionales. Además, que de los 40 millones de personas que están en edad de trabajar, el 13,7 % se encuentra sin empleo. 

Entre las principales razones por las que este porcentaje alude su desocupación se encuentra la no disponibilidad de trabajo en su ciudad, no encontrar el trabajo apropiado en su oficio o profesión, carecer de la experiencia necesaria y que los empleadores los consideran muy jóvenes o muy viejos.

 

Qué identificó el estudio

El estudio además identificó que Colombia tiene 5,2 veces más demanda de empleo que ofertas laborales. Según el nivel de formación, los graduados con estudios de posgrado (especializaciones, maestrías y doctorados) son los que menos ofertas laborales encuentran. 

Otro importante hallazgo del estudio está relacionado con la oferta laboral. Se identificó que el 54 % de los empleadores tiene dificultad para cubrir posiciones.

Entre las barreras identificadas para contratar se destacan la ausencia de solicitantes acordes al perfil, la falta de habilidades técnicas, de experiencia, aspirantes que buscan un mejor pago, la falta de manejo de idiomas y la falta de competencias y habilidades blandas.

 

Las reformas

Entonces, ¿qué reformas necesita el mercado laboral colombiano? Para la docente Marisol Salamanca, del programa de Economía del Politécnico Grancolombiano, este es un tema álgido que se debe evaluar desde diferentes puntos de vista relacionados con la informalidad, acceso a las pensiones, formación para el trabajo y el cumplimiento de las garantías de los trabajadores. 

Por eso, según la académica, resulta apremiante que exista una relación constante entre el Estado, los empresarios y las instituciones de formación, con el objetivo de conciliar espacios que les permitan identificar cuáles son esas demandas del mercado y así mismo garantizar que se le dé respuesta a las mismas.

“La reforma al mercado laboral sin duda alguna debe estar encaminada a comprender las nuevas tendencias de mercado que surgieron a raíz de la pandemia como el teletrabajo, que llegó a ocupar una parte crucial en el desarrollo de la actividad y de las dinámicas económicas, lo cual sugiere que se debe estar preparado en términos legales para garantizar dicho acceso”, afirmó la docente.

Dicha reforma también debe estar encaminada a facilitar y potenciar el empleo rural en términos que signifiquen una ventaja competitiva en el sector del agro colombiano. Por supuesto, enfatiza la académica, el Estado debe promover la política del primer empleo, para que los jóvenes puedan acceder al mercado laboral y desarrollen la experiencia que requieren. 

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es involucrar a las diferentes instituciones de educación superior encargadas de la formación a nivel profesional, técnico y tecnológico, para que logren identificar cuáles son esas demandas del mercado y así garantizar que la formación que brindan vaya acorde con todas las dinámicas y expectativas del sector empresarial.

 

¿Y la pensional?

Otra de las reformas que se está cocinando en este Gobierno es la pensional, que incluso fue eje en la campaña presidencial de este año.

Javier Eduardo Guzmán Silva, presidente (e) de Colpensiones, recordó que esta entidad tiene el 80% de los pensionados, es decir, 1’540.000, más las 2’700.000 personas que cotizan mes a mes en el sistema, equivalente al 30% de los cotizantes.

“Lo más importante que debe tener la reforma pensional es aumentar la cobertura. Hay estudios que indican que una de cada cuatro personas se va a pensionar. Entonces, hacia donde debemos llegar es a la posibilidad de que los colombianos tengan un ingreso seguro en la vejez, sea un beneficio económico periódico o una renta básica universal o una pensión vitalicia”, explicó Guzmán Silva.

Por su parte, el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, sostuvo que los fondos privados tienen también su propuesta pensional, teniendo en cuenta que Asofondos cuenta con 18 millones de trabajadores cotizantes que “son dueños de $350 millones”.

De manera que, ¿cuál es la propuesta?, según Montenegro, un primer pilar solidario sería ampliar Colombia Mayor, “que se debe financiar con recursos del Presupuesto Nacional, no con los ahorros de los trabajadores”.

Y agregó: “Hay que eliminar los subsidios a las pensiones altas del régimen público, eliminar el subsidio a la gasolina, otra parte puede venir de Ecopetrol o de otras empresas públicas. Entonces, la idea es crear un fondo soberano, como existe en muchos países”.

 

¿Dónde está la población informal?

María Cristina Londoño, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de América, consideró que las propuestas de reforma laboral nuevamente no están pensadas para la mayoría en Colombia, es decir, para la población informal que debe trabajar sin las garantías de un marco jurídico que la proteja para obtener ingresos de subsistencia.

Se anunció una reforma laboral que presentará el Gobierno y que dicen busca resolver cinco frentes, unos más sonados que otros y tan sólo dos de ellos podría creerse están pensados para hacerle frente a los problemas de la informalidad laboral.

“Cuando se le cuestiona a la cartera del Trabajo la ausencia de propuestas pensadas para resolver el desempleo de dos dígitos y la informalidad, la respuesta se cobija en el fracaso estatal de la vetusta ley de flexibilización que no alcanzó la generación de empleo deseada hace 20 años, como si fuera suficiente recordar lo que no fue para resolver las necesidades actuales de trabajo decente en el país”, criticó Londoño. 

Para hacerlo más digerible, las cifras de Fedesarrollo indican que las propuestas de la reforma laboral no harían la contratación formal aún más costosa de lo que ya es para la productividad del país. 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

 

MIGUEL ORLANDO ALGUERO

Comentarios