00000

Fuga de datos: clave para los delitos financieros

Tomada de: Pixabay
Crédito: Tomada de: Pixabay
Contenido Exclusivo
El uso de antivirus y la constante actualización de software son herramientas poderosas contra las estafas. Siga las recomendaciones de los expertos.
PUBLICIDAD

En la era digital, los datos son de los activos más valiosos que pueden tener las compañías. Como consumidores de la era digital, estamos en una constante producción de datos que las organizaciones aprovechan para comprender las necesidades, gustos, comportamientos de compra y hasta financieros.

Estos se convierten en una mina de oro para aquellas compañías que quieren captar nuestra atención, pero también para los ciberdelincuentes, que se aprovechan de las brechas de seguridad y con estas, de la fuga de datos que puede surgir de cualquier interacción que tengamos. 

“Cuando las prácticas de seguridad son susceptibles de intrusión, hacen más fácil la captura de la información por parte de los delincuentes abriendo la posibilidad a que se den diferentes tipos de estafas”, afirma Luiz Fernando Ohara Kamogawa, director financiero de Semantix.

 

¿Qué es la fuga de datos?

La fuga de datos deja expuestos a los consumidores a estafas y fraudes. En el ámbito financiero, expone a las personas a extorsiones, robos, suplantación de identidad, adquisición de préstamos por parte de delincuentes a nombre suyo y transferencia de capital a otras cuentas que terminan siendo imposibles de rastrear en muchas ocasiones.

Phishing, smishing y typosquatting, por ejemplo, son modelos de estafas en las que se utilizan correos electrónicos, mensajes de texto y enlaces de segmentación falsos para que los clientes, al hacer clic en determinadas direcciones web, compartan su información y se vuelva susceptible a las estafas. 

 

Recomendaciones del experto

Luiz Fernando Ohara Kamogawa, director financiero de Semantix, recomienda: 

1. Use la aplicación oficial de su entidad. 

2. Use siempre su propio dispositivo móvil y una red segura. 

3. Habilite la autenticación en dos pasos con una contraseña segura. 

4. Sea diligente y controle constantemente sus transacciones financieras. 

5. Manténgase informado de los consejos de seguridad de su institución financiera sobre las nuevas modalidades de estafas y fraudes.

6. Si se vio involucrado en una estafa notifique a su banco para que bloqueen sus medios de pago.

Si se trata de delitos en redes sociales notifique a sus contactos y siga los procedimientos para recuperar su cuenta. La protección de datos no debe ser confiada solo a las entidades financieras.

 

Dato

- 134% aumentó la cifra de fraudes en Colombia, según un informe de TransUnion.

 

REDACCIÓN ECONOMÍA

Comentarios