La propuesta de Petro para reemplazar los hidrocarburos: es su principal proyecto

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAGustavo Petro, presidente de Colombia, durante la instalación del Congreso de Anato, en Bogotá.
Contenido Exclusivo
La paz, el ecoturismo, las exenciones tributarias, la formalidad y la reactivación del sector fueron los temas que se mencionaron en la instalación del congreso del gremio turístico.

PUBLICIDAD

El primer encuentro entre el presidente de Colombia, Gustavo Petro, y los empresarios de las agencias de viajes y de turismo se dio ayer en el 26 Congreso Nacional de Anato.

El sector pretende aportarle 20 mil millones de dólares a la economía del país en este cuatrienio y lograr un 15 % de participación en el PIB del país, conforme a las pretensiones del Gobierno nacional, que busca posicionar al turismo entre los primeros renglones de la economía colombiana.

Este gremio está conformado por alrededor de 700 empresarios, agencias de viajes y turismo, operadoras, mayoristas, oficinas de representación turística y operadores profesionales de eventos.

Anato

La presidente ejecutiva de Anato, Paula Cortés Calle, sostuvo en su discurso de instalación que el turismo se ha convertido en una posible solución a la crisis, “un sector que podría generar oportunidades a las regiones de la periferia, un instrumento para el desarrollo productivo, una herramienta para la paz, la equidad y la igualdad”.

Cortés Calle estimó que el gremio es optimista en su recuperación, a pesar de que tienen compromisos de crédito que deben asumir con los bancos, para mantener el empleo y el flujo de caja en los negocios, “y aún tenemos que lidiar con algunos proveedores que nos deben dinero, y responsabilidades con los clientes”.

En su discurso señaló que uno de los objetivos comunes en el gremio es la necesidad de ser más competitivos, no solo entre empresas, sino también como país ante el mundo, “debemos ser conscientes que no somos el único destino que vende playas, naturaleza y cultura, que se requiere profesionalización y preparación para convertirnos en buenos anfitriones... la verdadera competitividad requiere procesos de calidad, formación, inserción a la tecnología y preparación para la misma”.

Solicitud

Cortés Calle le expresó al presidente Petro la preocupación que los inquieta por la eliminación de todos los incentivos al sector por cuenta de la reforma tributaria, aunque apoyan el objetivo del Gobierno de frenar la desigualdad social en Colombia.

“Pero esos estímulos aún los necesitamos para sanar y recuperar las enormes pérdidas que hemos tenido, y fueron medidas que nos sirvieron para ubicarnos hoy en el octavo lugar como uno de los destinos que registró mayor número de reservas turísticas durante el primer trimestre de este año”. 

Le recordó que el turismo fue de los más golpeados por la pandemia y, siendo el turismo una de las banderas del Gobierno, “le pedimos revalúe los beneficios que necesitamos para que este sector ayude a la reconstrucción de este país, con empleo digno y hablemos de Colombia, como usted lo ha mencionado, como potencia mundial de la vida”.

Puntos


 

Para lograr esa competitividad, la dirigente gremial propuso cinco puntos:

1. La seguridad es un aspecto fundamental. “Nos unimos a su intención, presidente, de lograr la paz total. La cadena turística es la primera en celebrarlo, esto nos permitiría devolver la confianza para viajar a todos los rincones de nuestro país, ver el resurgimiento de nuevos destinos como potencias del turismo de naturaleza y de aventura, y una oportunidad única al turismo comunitario y social”.

2. Construir experiencias autóctonas articuladas con las narrativas de turismo. “Esto potencializaría una ventaja comparativa, donde juega un papel relevante nuestra biodiversidad cultural, étnica y nuestra historia contada a través de nuestros guías y operadores, quienes son los anfitriones del destino, los que nos permiten conectarnos con los lugares y ser los intérpretes de los mismos”.

3. Más y mejor conectividad. “Esto es para acercar a los colombianos dentro de nuestro país, estos con el mundo y los extranjeros con Colombia para la generación de divisas. Debemos promover los viajes dentro y fuera del país, el turismo emisivo y receptivo son la base del equilibrio para estimular la presencia de líneas aéreas internacionales y se convierten en una ventaja competitiva de nuestro país que debemos mejorar”.

4. Fomentar la formalidad como la única forma para proteger y garantizar a los consumidores lo que se les ha ofrecido. “La formalidad aporta impuestos y estos, a su vez, en la inversión social que está dispuesta en su Gobierno, por lo que debemos proteger las empresas en riesgo. Sabemos de la necesidad imperante de transformación de la economía popular hacia la formalidad, pero debemos darle un plazo corto y prudente para que estas condiciones no desalienten el empleo formal”.

5. La regulación e intervención estatal. “Es necesaria en este sector con políticas de protección de los destinos, la sostenibilidad, la defensa de los empresarios pequeños respecto a los grandes y establecer reglas de juego justas para todos, en una economía ética, regulada y vigilada”.

 

Declaraciones del Presidente


 

El presidente de Colombia, Gustavo Petro Urrego, también instaló el 26 Congreso Nacional de Agencias de Viajes y Turismo en Bogotá. 

Les preguntó a los empresarios del turismo: “¿Estamos como sistema económico y social destruyendo la belleza natural o la estamos aprovechando? Se deben proponer políticas para proteger los recursos por racionalidad económica”.

Mencionó de nuevo a la actividad extractiva de los hidrocarburos que emanan gases de efectos de invernadero, al igual que su uso. “Si queremos reemplazar los hidrocarburos, que es un imperativo categórico, no podemos seguir matando a la humanidad. La manera de construir es diferente, es con la belleza. Si nos adentramos a esa economía tenemos que construir la paz, sin ingenuidades”.

Enfatizó en que, si no se construye la paz, entonces hablar de turismo “será carreta”, porque el turismo se desarrolla en medio de la paz. “No se puede desarrollar turismo en medio de la guerra. En Colombia no se hará turismo, si hay guerra. Es una responsabilidad colateral de todos”. 

Por eso se comprometió a buscar los caminos eficaces para la paz, “si avanzamos tendremos una actividad económica que supere la economía fósil y pasar a una economía descarbonizada, que pondrá al turismo en un puesto relevante y fundamental en la economía del país”.

Invitó a toda la cadena del turismo a vender y comerciar la belleza de Colombia, porque el turismo extranjero transfiere riqueza. “El turismo hará una sustitución parcial e importante de la economía de hidrocarburos que tenemos”.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

MIGUEL ORLANDO ALGUERO

Comentarios