Ibagué con un aumento en el IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas

suministradas / EL NUEVO DÍA
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
En agosto de 2022, en el informe expuesto por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el IPC registró una variación de 1,02 % en comparación con julio, la variación anual fue de 10,84 %, alcanzando su nivel más alto desde 1999, a nivel local, preocupa la posibilidad de que la inflación no haya llegado a su techo.
PUBLICIDAD

El costo de vida en Colombia continúa acelerándose y ya se sitúa en 10.84 % para la cifra anual, haciendo que sea la inflación más alta en las últimas dos décadas, por lo que la reacción tanto del Gobierno como de sectores económicos es de preocupación.

Este lunes, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), entregó su informe para agosto, en el que el Índice de Precio al Consumidor (IPC), registró una variación anual de 10,84 %, 6,40 puntos porcentuales mayor que el mismo periodo del año anterior, el cual fue de 4,44 %. 

En Ibagué, el registro del IPC mensual arrojó un 1,31 %, mientras que en el mismo dato, pero en su interpretación anual, subió al 11,21 %. La variación mensual del IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas para la ciudad aumentó a 2,81 %, con una diferencia de 0.96 puntos porcentuales por encima de la media nacional, 1,85%.

En el informe se señaló, también para agosto, el registro de una variación mensual del 1,02 %, mientras que en la versión de año corrido (enero - agosto) se presentó un IPC total del 9,06 %, 5,13 puntos porcentuales por encima de la reportada durante el mismo periodo del año anterior, cuando fue de 3,93 %. 

El comportamiento mensual del IPC total en agosto, se debió principalmente a la variación mensual de las divisiones Alimentos y bebidas no alcohólicas, alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles. Las mayores variaciones se presentaron en las divisiones Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,85 %) y Bienes y servicios diversos (1,54 %).

Suministrada / El Nuevo Día

 

Sectores que más afectan el bolsillo de los colombianos 

El presidente de la República, Gustavo Petro, subrayó que la inflación en los servicios de electricidad, para agosto del 2022, aumentó especialmente en la región Caribe, pese a que por esta época de lluvias “los embalses están llenos”.

“¿Puede aumentar el pago por servicio de electricidad cuando los embalses están llenos y es temporada de muchas lluvias? Citaré a todas las autoridades del sector energético para que expliquen este comportamiento extraño”, dijo el mandatario.

Otro de los ítems que más preocupa, es el precio de los alimentos, que tuvieron una variación mensual de 1.85 % y una variación anual de más del 25 %. Según el Dane, este aumento se debió principalmente por el alza en las divisiones de Alimentos y bebidas no alcohólicas, alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles.

Los alimentos que registraron mayor porcentaje de aumento en sus precios fueron la cebolla, 11,70 %, arracacha, ñame y otros tubérculos, con el 11,30 %, el azúcar y otros endulzantes, se apuntaron con 6,84 %. Mientras tanto, los productos que más disminuyeron sus precios, fueron: La papa (-9,31 %), mora (-2,60 %) y zanahoria (-1,765 %).

Para el economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte, la cifra de la inflación cercana al 11 % sigue siendo “muy preocupante” especialmente porque buena parte de la canasta básica de la población de ingresos bajos viene por cuenta del consumo de alimentos.

También señaló que la depreciación del peso colombiano ha hecho que buena parte de los productos de la canasta familiar que tienen que ver con elementos importados como aseo, como insumos para la producción de algunos alimentos, como los electrodomésticos, también estén subiendo de precio de manera bien importante impulsando la inflación anual, dijo Olarte.

 

Dudoso panorama a nivel local

En Ibagué, el registro del IPC mensual arrojó un 1,31 %, mientras que en el mismo dato, pero en su interpretación anual, subió al 11,21 %. La variación mensual del IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas para la ciudad aumentó a 2,81 %, con una diferencia de 0.96 puntos porcentuales por encima de la media nacional, 1,85 %.

Según lo manifestado por Jaime Reyes, Director del Instituto de Desarrollo de la Universidad de Ibagué, la variación tan alta en alimentos y bebidas no alcohólicas afectan de una manera muy significativa a las personas con menores ingresos, ya que estos productos son económicamente inelásticos, es decir, las personas siempre se verán obligados a comprarlos, debido a la necesidad natural de alimentación.

“Hoy tenemos más de un 34 % de personas que no están consumiendo las tres comidas diarias, la inseguridad alimentaria está relacionada directamente con la pérdida de capacidad adquisitiva real de los hogares para poder comprar sus alimentos”, indicó Reyes.

Es una realidad que en las tiendas y plazas de mercado de la ciudad, el precio de los alimentos se ha incrementado de manera exagerada en lo que va del año, afectando productos básicos de la canasta familiar, y la consecuencia más palpable de este fenómeno, es la pérdida del valor del dinero con respecto a los productos. 

Reyes explica desde el uso de un concepto económico, que debido al fenómeno de la inflación, la tendencia de las familias es a cambiar la compra de bienes normales por bienes inferiores, con la intención de disminuir sus gastos, algo que a la larga termina por perjudicar varios sectores económicos.

Además, señala que esta situación, que causa una disminución en la capacidad adquisitiva real de los jefes del hogar, conlleva al incremento en la demanda de empleos por parte de otros miembros de una misma familia, fomentando una mayor tasa de desempleo e informalidad.

El café, la leche, el pan, los huevos, el azúcar, el aceite, la carne, el pollo y los granos, por nombrar algunos, son los productos que este año más le han tocado el bolsillo a los ibaguereños, y según detallan los expertos, no se puede asegurar que la inflación haya llegado a su techo.

Hay que tener en cuenta que se acerca la época de fin de año, tiempo que acarrea bastantes gastos a las familias y la situación no parece mejorar a futuro, por el contrario, con el informe expuesto por el Dane, pone a pensar una exclamación que se ha hecho bastante popular para estos días… ¡Desde septiembre, se siente que viene diciembre!

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN ECONOMÍA

Comentarios