sssss

“Sentimos que hay una mejor percepción del servicio”, Líder de Celsia en Tolima

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍAMauricio Lasso, líder de proyectos de Celsia en el Tolima
Contenido Exclusivo
Mauricio Lasso, líder de proyectos de Celsia en el Tolima, señaló que desde que la compañía llegó al departamento las horas promedio en que un usuario se quedaba sin luz al año pasaron de 60 a 40.
PUBLICIDAD

EL NUEVO DÍA: ¿Cuál ha sido la inversión que han realizado en Tolima desde que asumieron la operación de energía en 2019?

Mauricio Lasso: La red del Tolima incluidas las redes y subestaciones era vieja y radial, es decir, si se tenía una falla se quedaba sin servicio mucha gente. Por esta razón, desde el principio estábamos seguros que era necesario un plan de inversión muy fuerte para poder mejorar la calidad del servicio. Desde el 1 de junio de 2019 a diciembre de 2021 hemos invertido un poco más de $500.000 millones, mientras la compañía venía invirtiendo $40 mil millones al año. 

De hecho, no es un secreto que compramos el negocio de Enertolima en $1,6 billones y el plan que tenemos a 2025 es llegar a $1,3 billones en inversión, que es casi la misma cifra en que compramos la operación. 

Proyectos, inversiones y programas

E.N.D.: ¿Cómo se ha distribuido esa inversión?

M.L.: Es necesario tener en cuenta que lo importante no es invertir por invertir. Cuando llegamos a Tolima teníamos claro que la calidad del servicio era muy mala. El indicador de calidad Saidi, que mide las horas en promedio en que un cliente no tiene servicio al año, cuando llegamos estaba en 60 horas, era un número demasiado grande. 

Para poder mejorar esa situación había que hacerlo desde dos frentes, primero, mejorando la operatividad en campo, habían 900 personas por parte de los contratistas y ahora estamos en cerca de 1.500. Pero no bastaba con contratar más gente, sino que tenían que ser capacitados, con mejores equipos y procedimientos.

En el segundo frente, dentro del plan de inversiones lo que hicimos fue instalar reconectadores. Si tenemos una falla momentánea el reconectador automáticamente restablece el servicio, sino es así, el centro de control ya sabrá con mayor aproximación donde está el problema sin necesidad de recorrer todo el circuito y dejar sin servicio a muchos clientes. 

En ese sentido, hemos instalado casi 1.000 reconectadores en todas las redes del Tolima, y eso ha hecho que el indicador que estaba en 60 horas ahora lo hayamos bajado a 40. Todavía nos falta mucho, pero creemos que ya quebramos la tendencia de interrupciones. 

E.N.D.: La compañía ha mencionado en reiteradas ocasiones que con las inversiones los cambios en la prestación del servicio se notarán a corto plazo, ¿eso ya está sucediendo?

M.L.: Una cosa es la mejora en el servicio y otra la percepción. En absoluto sí hemos mejorado la calidad del servicio, en Saidi (duración promedio de las interrupciones percibidas por un usuario) mejoramos un 25% en el Tolima y aquí en Ibagué en un 30%. Ahora, también es muy importante la percepción de los clientes, y preguntando en esta época de invierno en que aumentan los daños, en general sentimos que hay una mejor percepción, eso nos pone muy contentos. 

Sin embargo, los números no nos tienen satisfechos, porque las 40 horas que tiene el Tolima, en el Valle del Cauca que es un área muy parecida, el indicador lo tenemos en 10 horas. Es una brecha muy grande para trabajar, pero lo vemos como una oportunidad.

E.N.D.: ¿Cómo está la operación en la zona rural del Tolima, donde el acceso, las condiciones climáticas y geográficas complican el suministro y distribución de la energía?

M.L.: Nuestro plan no está focalizado en solo mejorar Ibagué que la hemos atacado por todos lados, porque aquí es fácil mostrar las obras que hemos hecho, las subestaciones Arboleda y La Miel nuevas, Vergel y San Jorge que tuvieron un cambio radical. 

La estrategia comprende la zona rural. Por ejemplo, en el norte del Tolima para mejorar la calidad en Honda y Mariquita le dimos una transformación total a la subestación pero también desde San Felipe hicimos un nuevo circuito. Por otro lado, estamos trabajando en la nueva subestación de Palocabildo arriba en la montaña que nos va a mejorar la calidad del servicio en esa zona. 

Nosotros intervenimos la región de forma integral incluyendo la parte rural; mejoramos las subestaciones, los enlaces pero también todos los circuitos de distribución, nosotros llamamos a esto arquitectura de red. 

E.N.D.: Anunciaron que la granja solar que construirán en Ibagué es la más grande que ha levantado la compañía. ¿Cuál será el impacto que tendrá en la ciudad en todo los niveles? 

M.L.: Ya construimos la granja solar de Espinal que tiene la capacidad de generar 10 megavatios (Mw) a través de paneles solares, para eso se necesitaron 10 hectáreas (ha). El Tolima tiene un potencial impresionante de radiación que hay que aprovechar. Son muchos los proyectos de energía fotovoltaica que se han presentado y ahí estamos nosotros liderando. 

Para los próximos tres años tenemos un plan para instalar 280 Mw adicionales fotovoltaicos en el departamento. De esos 280 hay un plan muy importante en Ibagué, aquí vamos a construir seis plantas que son las Escobal 1, 2, 3, 4 y 5 respectivamente, cada una de 20 Mw. La última, Escobal 6, tendrá 100 Mw y será la más grande que hemos construido.

Estarán ubicadas entre Picaleña y Buenos Aires, serán un poco más de 200 ha ‘sembradas’ en paneles fotovoltaicos. 

E.N.D.: ¿El presupuesto que tienen proyectado en qué lo van a seguir ejecutando? 

M.L.: Nosotros atacamos las zonas en un plan escalonado, primero hacemos las obras más fáciles y urgentes, por eso empezamos haciendo nuevas subestaciones de 34.500 y 13.200 voltios (V). El próximo año vamos a energizar las nuevas, las de 115.000 V, que son más fuertes. 

En el 2022 vamos a poner en funcionamiento en Cajamarca una subestación de 115.000 V, en Espinal una subestación de 34.500 V, pero en el mismo sitio actualmente estamos construyendo una de 115.000 voltios. 

De esta manera los municipios se vuelven mucho más fuertes desde el punto de vista eléctrico. Lo que sigue son inversiones en nuevas subestaciones con un nivel de tensión más alto para tener mucha más confiabilidad. 

E.N.D.: En cuanto a inversiones a través de la modalidad de Obras por Impuestos, ¿qué proyectos tienen contemplados para el próximo año? 

M.L.: Primero que todo, hay que recordar que esta modalidad funciona para municipios Pdet  (Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial) y Zomac (Zonas más Afectadas por el Conflicto Armado). Entonces, hemos identificado dos obras que se pueden hacer, una es inmediata, el mejoramiento de las escuelas. En 2020 entregamos dotación de mobiliario y computadores en Planadas, Prado, Villarrica y Villahermosa. Destinamos $4.400 millones para 17 instituciones educativas con 191 sedes, fue un reto logístico llegar a todas. 

Este año en Chaparral vamos a entregar mobiliario por valor de $2.183 millones y en Ataco vamos a hacer dos cosas, dotación de computadores y formar a los docentes en herramientas digitales, todo por un valor de $4.400 millones. La otra rama de Obras por Impuestos que estamos trabajando pero con mayor cuidado es el mejoramiento de las vías terciarias. 

Empezamos a construir una placa huella en Ataco por $8.500 millones y vamos en un 25% de avance. Este año nos comprometimos en dos vías adicionales más grandes, una en Prado por $17.000 millones y estamos presentando otra para la salida de Ataco hacia Coyaima, son también como $17.000 millones y la Gobernación va a intervenir otro tramo. 

E.N.D.: Durante la etapa más difícil de la pandemia Celsia hizo inversiones sociales muy importantes, como la donación de 10 camas de UCI. ¿Ese compromiso social con el que llegaron continuará en los próximos años y a través de qué programas?  

M.L.: Sabemos que tenemos que hacer labor social pero nosotros la enfocamos con nuestra fundación y la de Grupo Argos en la educación, para no ‘picar’ en muchos lados sino hacer algo concreto. Claro, cuando inició la pandemia definitivamente teníamos que orientarnos a la salud, no podíamos ser ajenos. 

En 2020 fueron casi $1.800 millones que donamos en equipos de salud, en este 2021 llevamos como $650 millones. Pero tenemos que regresar al foco que es el de la educación.

E.N.D.: Respecto al componente ambiental, ¿cuales son las intenciones de la compañía para seguir aportando en la conservación de los ecosistemas? 

M.L.: Esto se puede decir que hace parte de la labor social y es el tema de la reforestación, y para nuestro líder y la empresa es una obsesión. Lo más fuerte de nuestra operación es la generación hidráulica y pienso que eso nos hace más sensibles al cuidado de las cuencas. Por eso iniciamos el programa ‘Reverdece’ que nace con la intención de reforestar, que incluye sembrar árboles, cuidarlos y garantizar que van a crecer. 

En el Valle ya pasamos los cinco millones de árboles, acá en Tolima arrancamos pero nos frenó la pandemia, pero hemos sembrado más de 500 mil árboles aquí en la cuenca de Ibagué. Este es un programa voluntario, no por compensación ambiental. 

E.N.D.: En cuanto a la generación de empleo, ¿han aumentado su planta de colaboradores?

M.L.: Cuando llegamos a Tolima la compañía tenía 250 empleados y llegamos con la premisa de que el empleo había que cuidarlo y no salía ningún colaborador, efectivamente lo hicimos. Nos encontramos que había que mejorar el servicio y para adaptar nuestros estándares necesitábamos más personas, es así como ahora tenemos más de 340 personas. 

E.N.D.: Ya habló de la inversión que van a realizar en Tolima, del otro lado,  ¿qué utilidades les ha dejado la operación hasta el momento?

M.L.: El negocio de distribución, transmisión y comercialización de energía es a largo plazo, si le digo que compramos el negocio por $1,6 billones y hemos invertido medio billón de pesos, al calcular ahora el retorno de la inversión no nos va a dar. Claro, estas son inversiones para 15 o 20 años. 

Nosotros intervenimos la región de forma integral incluyendo la parte rural

DATO

La meta de Celsia es sembrar 500 mil árboles al año en el Tolima a través de su programa ‘Reverdece’. 

DATO

1,3 billones va invertir la compañía al 2025.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

EL NUEVO DÍA

Comentarios