Los pilares de la recuperación de Comfenalco Tolima

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍAAndrés Sierra, vicepresidente del Consejo Directivo; Jaime Cortés, presidente; y Diana Reyes, directora de Comfenalco Tolima.
Con la inauguración del Parque Caiké la entidad marcó un antes y después en su historia, sin embargo, dicho hito no hubiera sido posible sin la entereza de un Consejo Directivo que saneó la Caja y le apostó a los proyectos sociales.
PUBLICIDAD

En diálogo con EL NUEVO DÍA, Jaime Cortés, presidente del Consejo Directivo de Comfenalco Tolima; Andrés Sierra, vicepresidente; y Diana Reyes, directora Administrativa, hablaron de las claves para sacar adelante la Caja y el megaparque Caiké.

Asimismo, entregaron detalles sobre unos recursos adicionales para asignar más subsidios de vivienda en el departamento y del futuro del Centro Recreacional Urbano de Picaleña. 

EL NUEVO DÍA: ¿Qué impacto causará el Parque Caiké?

Jaime Cortés: Caiké va a aportar no solamente al Tolima sino también al país. Primero, desde el ejemplo de lo que es un buen gobierno corporativo, de creer en las instituciones bien administradas. Segundo, en cuanto al desarrollo económico de la región, dinamizamos la hotelería, el turismo, la gastronomía, resaltamos nuestra idiosincrasia y convertimos a Ibagué en esa parada necesaria para los turistas que se dirigen al occidente de Colombia. 

Entonces, los aportes tanto sociales como económicos para el territorio son grandísimos. Otro mensaje importante es cómo podemos hacer las cosas de manera muy honesta; la inversión realizada fue con recursos propios, sin un solo peso de la banca externa. Hoy le decimos a los colombianos, este 27 de agosto las puertas de Caiké estarán abiertas, donde realmente encontrarán algo innovador desde todos los aspectos. 

Y todo es gracias a un excelente equipo, tenemos una gran Directora Administrativa con mucha experiencia pero sobre todo con un compromiso invaluable, ella quiere a la Caja como si fuera su familia. Por otro lado, están los empresarios, me siento orgulloso como Presidente del Consejo de tener compañeros como Andrés (Sierra), quien tiene un sentido social innegociable. 

Aquí no se diferencia cuando habla un empresario o un trabajador, precisamente por nuestra filosofía y como entendemos el sistema. El subsidio no es para los empresarios sino para las familias tolimenses, es elevar su nivel de vida en aspectos fundamentales como la recreación. Por ello, somos un referente para las otras 42 cajas de compensación del país. 

 

E.N.D.: ¿El proyecto debería contar con el acompañamiento de todos los estamentos de la sociedad civil?

J.C.: El primer llamado es a la articulación con todas las instituciones públicas y los gremios, pues Caiké va a ser patrimonio cultural no de Comfenalco, sino de todos los tolimenses. Este debe ser el punto de partida, incluso en América Latina puede convertirse en un referente. El Parque será parte del Tolima que soñamos como epicentro turístico, logístico, cultural y agroindustrial. 

La invitación es a pensar en región, lo digo también como Presidente del Consejo Regional del Sena. Como Caja de Compensación estamos abiertos a sentarnos con Fenalco, la Andi, Camacol, la Gobernación, las diferentes alcaldías; siempre tendremos la disposición para hacer alianzas y convenios. Estamos demostrando que los tolimenses podemos hacer las cosas con sentido de pertenencia. 

 

E.N.D.: ¿Cómo ha sido ese proceso de recuperación de la Caja después de haber estado intervenida por siete años?

Andrés Sierra: Nosotros sacamos adelante la Caja de Compensación con un buen acompañamiento del Consejo Directivo y nuestra Administración, fue un trabajo en equipo. Así dejamos atrás esa historia negativa de la intervención y tuvimos retos muy grandes, primero, sanear la Caja financieramente, y luego, pensar en muchos proyectos que estaban pendientes que hemos ido desarrollando.

Por ejemplo, Alameda Campestre, uno de los proyectos de vivienda de interés social más importante que hemos tenido, Tomogó, El Gran Chaparral y el Parque Omaira. Después empezamos a soñar con el proyecto más grande en la historia de la Comfenalco, el Parque Caiké, un centro recreacional que mañana será un centro vacacional. Esto no lo hubiéramos hecho sin un excelente grupo administrativo y un arduo esfuerzo.

Tenemos la credibilidad de los colaboradores, de los empresarios y las centrales obreras, ha sido una forma de trabajo muy armónica. Sin embargo, hay mucho por mejorar, está la expectativa, pero también le estamos apostando al turismo y a tener un producto para que Ibagué sea ciudad destino.

 

E.N.D.: ¿Cómo mantener esta sinergia que se ha gestado entre sindicatos y empresarios?

J.C.: La manera de mantenerla es seguir siendo sinceros, en ciertos momentos no hemos estado de acuerdo en determinados temas, pero siempre logramos consensos. Cuando en un gobierno corporativo hay decisiones por mayoría es que no hay un buen líder, mientras aquí el 99% de las decisiones son acordadas. 

La otra cuestión es que lo fundamental es el servicio social, por eso los empresarios han depositado su confianza en esta mesa directiva. No hay afán de protagonismo, a Comfenalco lo colocamos por encima de los intereses personales.  

A.S.: Complemento destacando que hay una absoluta confianza en la Directora y el Presidente del Consejo. Y algo que nos caracteriza es la empatía, nos ponemos en los ‘zapatos’ de los trabajadores, no es tan difícil. 

 

E.N.D.: ¿Qué sucederá con el Centro Recreacional Urbano de Picaleña?

J.C.: Vamos a hacer los análisis correspondientes, estamos mirando qué posibilidades tenemos. Pero los tolimenses pueden estar seguros de que la decisión que tomemos va a ser la mejor para los trabajadores. En lo que resta del 2022 vamos a hacer los estudios desde el punto de vista legal, financiero y social. 

La decisión será para el beneficio de la región, no iremos en contravía de lo que hemos hecho durante 10 años. 

 

parque CaikéEsta semana se inauguró el Parque Caiké ante la sociedad tolimense. 

La Caja está saneada

 

E.N.D.: ¿Cuál es el estado financiero de la entidad?

Diana Reyes: Efectivamente tuvo un déficit durante mucho tiempo por la operación de la EPS, pero una vez el Consejo Directivo inició la administración de Comfenalco después de la intervención, se liquidó la EPS, así se sanearon los pasivos. 

El resultado fue que la Caja después de tener $24.000 millones de pérdida hace 10 años, hoy está saneada totalmente, de ahí que, con base en esos rendimientos y generación de excedentes de capital de trabajo se pudo invertir en Caiké. 

E.N.D.: Inauguraron la primera etapa de Caiké, ¿pero cómo será el trabajo para continuar con la construcción del Parque?

D.R.: Por ahora vamos a hacer una devolución de recursos que fueron prestados internamente, y una vez culmine ese proceso conforme está proyectado, el Consejo Directivo que es la instancia que define la planeación, seguramente empezará a visionar las etapas próximas a desarrollar. 

No tenemos una visión específica de cómo se desarrollarán esas etapas y en qué momento, hasta tanto no se evalúe financieramente la Caja, con el fin de no generar ningún riesgo en la operación. 

E.N.D.: La Caja es un ‘termómetro’ del tejido empresarial del departamento, en ese sentido, ¿se están recuperando las empresas del Tolima respecto a la pandemia?

D.R.: Sí, los indicadores del sistema de compensación muestran dinamismo. Afortunadamente en el Tolima en los últimos meses hemos visto un aumento gradual de los aportes, que reflejan a su vez el crecimiento de las empresas en sectores como construcción y comercio, especialmente. 

Ya el presupuesto de la Caja está totalmente equilibrado a como veníamos antes de la pandemia, eso es muy importante, porque asimismo se están generando impactos en los distintos sectores productivos. 

E.N.D.: El subsidio de vivienda es uno de los servicios sociales más solicitado por los afiliados, pero es un hecho que los recursos son limitados, ¿qué puede hacer Comfenalco para tener una mayor cobertura de subsidios?

D.R.: Es importante tener en cuenta que el fondo para los subsidios de vivienda, denominado Fovis, obedece a un porcentaje de los aportes que define el Gobierno nacional. En la medida que se tengan más recursos de las cajas grandes de Bogotá, Medellín y Cali, pues ese fondo será gigante. Desafortunadamente esa limitación de recursos afecta la aplicación de los subsidios a los afiliados. 

Pero hay un anuncio importante, quedó en firme una resolución de la Superintendencia (Subsidio Familiar) donde se define una distribución de recursos para las cajas de ciudades medianas y pequeñas. Así que, próximamente tendremos $1.100 millones adicionales para distribuir dentro de los afiliados que están haciendo fila. El monto equivale a un número de subsidios asignados directamente por Comfenalco en un año. 

DATO

 

Comfenalco Tolima tendrá $1.100 millones adicionales para otorgar subsidios de vivienda.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

 Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

 https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios