La historia de la cerveza con sabor a ‘paz’: emprendimiento de ex integrantes de las Farc

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Esta semana el sueño de varios firmantes de paz que nació en el Tolima recibió un nuevo impulso, pues su proyecto, la cervecería La Roja recibió registro del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima). Sin embargo, obtenerlo no fue fácil, incluso la marca denuncia que hubo negligencia por parte de la entidad.
PUBLICIDAD

Todo empezó con el Acuerdo de Paz y en el Espacio Territorial para la Capacitación y Reincorporación, Etcr Antonio Nariño, ubicado en la vereda La Fila de Icononzo (Tolima), donde un grupo de excombatientes de las Farc creó la Asociación La Roja Cerveza Artesanal, Asoroja. El fin, producir una bebida autóctona que fuera una opción económica para emprender el nuevo camino. 

Pero, debido a situaciones técnicas como el uso del suelo que impide la explotación industrial en Icononzo, La Roja se trasladó a Bogotá donde instaló la planta de producción y adelantó los registros que necesitaba. 

Carlos Alberto o Nicolás Hurtado, gerente de Asoroja, explicó que en Icononzo no se pudo continuar el proyecto porque el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) del municipio no permite el uso industrial del suelo que tenían. Además, según el firmante de paz el Gobierno nacional no les tituló el predio, razón por la cual no podían acceder a créditos para comprar maquinaria. 

“Construimos y consolidamos la planta en Bogotá, quedó más o menos grande. Después nos hicieron la visita sanitaria a principios de 2021, nos aprobaron producir, pero faltaba el permiso. Sin embargo, un trámite que tarda máximo tres o cuatro meses, para nosotros se demoró un año y siete meses, tiempo que fue un calvario y durante el cual dimos la pelea”, comentó Hurtado. 

Para el reincorporado, el Invima y el Gobierno les colocaron “trabas” para avanzar en el proceso, asimismo, indicó que el proyecto nunca recibió recursos estatales. 

Abriendo mercado

La asociación la conforman 16 firmantes de paz, de los cuales 14 son reincorporados y las otras dos personas son quienes han apoyado el proyecto en el aspecto productivo. 

En la producción que dura 26 días La Roja elabora cinco mil litros de cerveza, que representan aproximadamente 600 cajas. La marca maneja tres variedades del licor, la roja, la rubia y la negra, que han tenido buena aceptación en Bogotá y el Tolima. 

“La Roja inició con una inversión de 300 mil pesos, pero con los aportes de los afiliados y los excedentes de las ventas nos hemos ido fortaleciendo. En todo el proceso el apoyo de la gente ha sido fundamental”, apostilló Carlos Alberto.

Por otro lado, dijo que el apoyo de cooperación internacional no ha sido significativo, aunque actualmente la Organización de Naciones Unidas los está apoyando en un proyecto de fabricación de malta.
 

DATO

 

Asoroja importa la malta para elaborar la cerveza. 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

REDACCIÓN ECONOMÍA

Comentarios